Busca tu receta

martes, 18 de marzo de 2008

Precauciones alimentarias al viajar

En estos días vacacionales se multiplican los viajes a destinos cada vez más o menos exóticos. Pero hay que tener mucho cuidado con lo que se bebe o se come si no queremos convertir lo que iban a ser unos días de relax en una auténtica pesadilla. Naturalmente las recomendaciones son muy diferentes si nuestro destino es la India o Francia.

  • Agua : el consumo de agua directamente del grifo está desaconsejado fuera de los paises de Europa Occidental y Estados Unidos/Canadá , ya sea porque las condiciones sanitarias no eliminan totalmente las bacterias presentes o porque la carga de cloro y otras substancias químicas es excesiva. Se puede hervir el agua pero hay que tener presente que en altura el agua hierve a menos de 100 grados centígrados y por tanto varios tipos de bacterias resisten el proceso - esto podría ocurrir en Perú y Bolivia - y en otros paises sin problemas de altura debemos tener en cuenta que el agua debe hervir un buen rato para esterilizar. Según qué paises visiteis - los más exóticos - es recomendable hacerse con pastillas potabilizadoras. Debeis beber sólamente agua embotellada y aseguraros que no ha sido rellenada y en el caso de los restaurantes que os abran la botella delante vuestro. También se debe evitar el consumo de agua de grifo indirectamente ya sea en forma de cubitos de hielo o por haber sido utilizada para lavar vegetales como en el caso de las ensaladas. Por cierto, un error bastante típico es enjuagarse la boca con agua de la ducha o lavarse los dientes con la misma. El riesgo sanitario es el mismo.


  • Alimentos a evitar : jamás debeis consumir productos no cocinados o levemente cocinados. Los carpaccios, ceviches, shushis, ensaladas, granizados y otros donde todos o algunos ingredientes no han sido cocinados se deberían evitar. Recomiendo también no ser demasiado "valiente" a la hora de atacar platos con mucho picante.


  • Diarrea : cuando la diarrea aparece es capaz de amargar cualquier viaje. Ocurre a veces que pese a haber seguido estrictamente las recomendaciones sobre precauciones alimentarias la diarrea aparece igualmente, incluso en paises donde las condiciones sanitarias son óptimas. Esto puede ser debido a la acumulación de stress por el viaje o a que simplemente nuestro cuerpo no está acostumbrado a algunas bacterias que ya no afectan a los habitantes de la zona. Si la diarrea aparece hay que consumir agua y tratar de cortarla comiendo patata hervida, plátano, manzana etc. Si parece una diarrea severa, lo mejor es siempre acudir a un médico.


  • Alergías alimentarias : si sospecha o ha padecido alguna vez una alergia alimentaria debe ser muy precavido ya que un choque anafiláctico puede llegar a ser mortal. Se puede ser alérgico a un determinado alimento - los frutos secos, los mariscos, los melocotones etc -, a un parásito como el anisakis de los pescados o a un componente químico añadido para mejorar algunos aspectos del alimento como el color o el sabor. También determinados tóxicos, incorporados o surgidas por el mal estado del alimento, son causa de alergia Si has padecido alguna reacción alguna vez en tu vida, por leve que fuera, debes viajar siempre acompañado de antihistamínicos y acercarte a hospital al menor síntoma. Cualquier alimento puede provocar alergia pero probablemente ya sabes cuál es si está dentro del rango normal de alimentos que consumes. El problema deriva de los alimentos que desconoces y que ingieres por primera vez al hacer un viaje.


  • Frutas : se deben pelar siempre antes de ser consumidas.


  • Ensaladas : a evitar siempre. No se deben consumir bajo ninguna circunstancia vegetales sin cocinar.


  • Puestos de venta ambulantes de comida : ni hablar, aunque vendan algo tan aparentemente inocente como el pan. Nunca, absolutamente nunca, se debe comer nada de un puesto ambulante de comida a menos que esté reglamentado y vigilado por las autoridades sanitarias. En Estados Unidos se pueden comer hotdogs por las calles de las grandes ciudades porque están bajo control sanitario, pero en España está totalmente prohibido vender ningún producto cocinado por la calle.


  • Hospitales : a menos que viajeis por Alemania, Estados Unidos, Francia, Austria, Canadá, Australia y todos esos paises de corte occidental es recomendable contratar un seguro médico que se haga cargo incluso de la repatriación. Si no disponeis del dinero suficiente - y puede ser mucho - caereis en un hospital de la seguridad social local que según qué país se trate es posible que utilicen la misma jeringuilla para todos los pacientes. La Seguridad Social Española tiene acuerdos de reciprocidad con otros organismos similares internacionales pero se deben hacer trámites previos y no siempre se garantiza la gratuidad de los tratamientos. Otro consejo importante es que SIEMPRE debeis tener a mano los números de teléfono de los consulados y embajadas de vuestro país allá donde vais y, en su defecto, el de alguna embajada "afín" como podría ser la francesa en caso de ser españoles o la de Argentina para los uruguayos. Las embajadas son un poco como las personas : algunas son lamentables y otras realmente se preocupan por sus ciudadanos, así que todo es cuestión de suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario