Busca tu receta

miércoles, 7 de enero de 2009

Magdalenas (Francia)

Sí, en efecto, las magdalenas son un invento francés y no español como muchos creen. La prueba más fehaciente es la obra de Marcel Proust "En busca del tiempo perdido" con un conocido episodio donde el protagonista reflexiona sobre su vida mientras moja una magdalena en el té. Esto ocurría a principios del siglo XX cuando en España el desayuno no incluía bollería alguna.
La magdalena es una receta muy sencilla que siempre sale. Por tanto si sois de esos que se desaniman con los fracasos culinarios - sobretodo cuando cocináis postres - las magdalenas son el mejor inicio.
Os voy a dar dos recetas. La primera emplea mantequilla y no tiene posibilidad de fallo. Para los que no quieran emplear mantequilla doy una segunda versión de confección algo más delicada pero que nos permite más juego en cuanto a texturas y sabores.

INGREDIENTES (receta 100% segura)

125 gramos de harina
150 gramos de azúcar
125 gramos de mantequilla
3 huevos
La piel rallada de un limón
Levadura química (tipo Royal)
Bases de magdalenas

En primer lugar ponemos la mantequilla a punto de pomada fundiéndola ligeramente en el microondas o un cazo a fuego lento. La vertemos en una fuente honda añadiendo 125 gramos de azúcar. Lo removemos bien para que el azúcar se disuelva bien en la grasa. Ahora añadimos los tres huevos, la harina de repostería y dos cucharaditas de levadura química. Es recomendable pasar la harina y la levadura a través de un cedazo para evitar la formación de grumos. Finalmente mezclamos bien la piel rallada de un limón, teniendo cuidado de no rallar la parte blanca de la misma ya que amargaría. Amasamos bien con la ayuda de una espátula. No tendremos una masa como para hacer un pan, si no una masa semilíquida.
Ahora vamos a disponer sobre la bandeja del horno los papeles que nos van a servir de base para las magdalenas. Son generalmente rizados, gruesos y los hay de varios tamaños. Se encuentran fácilmente en cualquier supermercado o tienda de alimentación. Con la ayuda de una manga pastelera o de una cuchara los llenamos hasta la mitad ya que con la levadura subirán hasta rebosar ligeramente el borde del papel. Con los 25 gramos restantes de azúcar espolvoreamos sobre las magdalenas para que se forme la típica costra superior de las mismas (de todas maneras esto no es obligatorio). Las magdalenas estarán listas cuando al introducir un palillo éste surja seco que viene a ser aproximadamente a los veinte minutos. Recomiendo no abrir la puerta del horno a media cocción para evitar que las magdalenas se "desinflen", por eso haced la comprobación del palillo cuando a la vista ya se ven de un atractivo color marrón dorado.


INGREDIENTES (RECETA "ARRIESGADA")

3 huevos
250 gramos de azúcar
200 ml de leche entera
300 gramos de harina
3 cucharadas de levadura química
Piel de limón o canela o vainilla
30 ml de aceite virgen extra de oliva (puede ser aceite de girasol)
Fruta escarchada (opcional)

Esta receta permite dar diferentes sabores a las magdalenas y además, al obtener una masa algo más compacta nos permite mezclar fruta escarchada como si fuera un plum cake sin que la fruta se baje al fondo de la base.
Hervimos la leche con el saborizante que más nos agrade : limón (que sería el sabor típico de la magdalena) , canela o vainilla, entre otros. Reservamos y dejamos enfriar.
Mezclamos los huevos con el azúcar, batiendo con la minipimer hasta que se forman burbujas. Añadimos la leche y el aceite sin dejar de batir para finalmente incorporar la harina y la levadura química a través de un cedazo. Amasamos con la espátula hasta que queda homogénea. Si queremos cortamos la fruta escarchada en cubos muy pequeños y los mezclamos. Ahora sólo queda llenar las bases hasta la mitad y hornear como en el caso anterior a 190 grados durante 20 minutos. ¿Y cuál es el riesgo de esta segunda receta? Que una mala distribución de la levadura - es decir, un mal amasado - haga que no suban lo suficiente y quede una sensación de "ladrillo" de harina, agravada si hemos introducido los trozos de fruta escarchada.

Las magdalenas son un tipo de bollería que dan juego a muchas variaciones y por tanto son ideales para experimentar. Podemos hacer magdalenas de yogur, rellenarlas de chocolate o mermelada...sin más límite que vuestra propia imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario