Busca tu receta

jueves, 28 de octubre de 2010

Hacer caldo de pollo por menos de tres euros

En tiempos de crisis no está de más plantear recetas que permitan ahorrar y además ofrecer un producto de calidad a nuestra familia. Por menos de tres euros - por menos de dos si utilizáis agua de grifo - es posible hacer más de cinco litros de caldo que os pueden solucionar muchas comidas. Con 5 litros de caldo de pollo es posible hacer quince raciones de sopa o bien emplear las raciones - considerando las misma de 250 ml, el contenido de un vaso - para hacer lentejas, estofados etc.

INGREDIENTES :

6 litros de agua embotellada o de grifo (si es agua corriente, a ser posible, libre de cal)
3 ramas de apio sin hojas
2 carcasas de pollo
1 cebolla morada tipo "Figueres"
2 zanahorias

COSTE :

Agua embotellada : 1,05 euros
Apio :                     0,45 euros
Carcasas pollo     :  1 euro
Cebolla               :   0,1 euro
Zanahorias          :   0,1 euro

TOTAL                2,7 euros (sin contar el aporte de gas o electricidad)

Llenamos una cacerola grande con los seis litros de agua. Introducimos las carcasas, las zanahorias y la cebolla peladas y las ramas de apio tal cual. Al tratarse de un caldo el agua ha de iniciarse fría. Colocamos sobre el fuego fuerte hasta el primer hervor. Ahora reducimos la potencia y cubrimos de manera que al levantar la tapa el hervor cese (es el punto óptimo de cocción). Mantenemos bien tapado durante dos horas y media. Retiramos del fuego y pasamos todos los ingredientes, sin sacar de la cacerola, por el minipimer. El caldo, que era bastante claro, se oscurecerá de inmediato. Por eso es importante emplear la carcasa del pollo, no otras partes que pudieran contener huesos más duros : tenemos que triturarlo al máximo y los endebles huesecillos de la carcasa se prestan muy bien a ello. Ya tenemos el caldo base. Si queremos hacer sopa basta con pasar por el cedazo fino la cantidad de caldo base que precisemos. La materia gruesa que no pase por el cedazo la apretamos con el cucharón para que desprenda todo el líquido posible y luego se descarta. Salamos la sopa, añadimos arroz, pasta, verdura o legumbres y lista para servir. De igual modo actuaremos si queremos hervir las lentejas en un caldo más nutritivo que la simple agua o dotar al estofado de más contenido proteínico. 
A pesar de los pocos ingredientes que lleva este caldo y su bajo coste os puedo asegurar que produce un caldo de pollo realmente sabroso.

3 comentarios:

  1. Felicitats pel nou disseny i per les teves receptes!

    ResponderEliminar
  2. Felicitats pel nou disseny i pels teus posts sempre tan interessants!

    Carolina

    ResponderEliminar
  3. Gràcies Carol !
    Mèrit de Google, no pas meu, je,je
    petons,
    xavier

    ResponderEliminar