Busca tu receta

domingo, 9 de diciembre de 2012

Menú de Navidad de Pescado

¿Os gusta mucho el pescado y además os parece que tiene buen empaque para presentarlo en una cena o comida de Navidad? Si además no queréis gastar mucho dinero este es vuestro menú.

Entrantes

Pastel de pescado con mahonesa y lechuga

Sopa de mejillones

Plato principal

Dorada de vivero con salsa de anchoas y patatas panaderas

Postres

Pasta frola con mermelada de kiwi

Dulces típicos de la navidad 

Bebidas

Vino blanco : Blanc Pescador

Licores 

Selección de licores españoles típicos : Hierbas ibicencas, Orujo gallego, Patxarán navarro

PASTEL DE PESCADO CON MAHONESA Y LECHUGA



INGREDIENTES

1 merluza de tamaño medio
100 gramos de gambas peladas
4 huevos
200 gramos de salsa de tomate
200 ml (un brick pequeño) de nata para cocinar
Aceite virgen extra de oliva
Sal
Pimienta 
Mantequilla
Pan rallado
Mahonesa

Colocamos la merluza en agua o caldo de pescado hirviendo. En unos diez minutos estará hecha. Sacamos del agua y reservamos. Mientras freímos las gambas peladas en un poco de aceite. Cuando la merluza se ha enfriado procedemos a quitarle la carne y desmenuzarla con cuidado de que no se cuele ni una sola espina. La piel también se desecha y en general cualquier parte que no sea la carne blanca. 
En un bol grande introducimos la carne, la salsa de tomate, las gambas, la nata y los huevos. Batimos bien para que los ingredientes queden bien mezclados. Salpimentamos al gusto.
Pintamos con mantequilla el interior de un recipiente adecuado para ir al horno y espolvoreamos con pan rallado. También podemos obviar este paso e introducir en el fondo papel para hornear puesto que con la mantequilla sólo pretendemos que el pastel sea fácil de desmoldar. Precalentamos el horno a 190 grados y horneamos el pastel durante 45 minutos o hasta que introduciendo un palillo éste aparezca seco. El pastel no subirá puesto que no lleva levadura, así que la acción del calor del horno sólo pretende cuajar la masa gracias al huevo.
Dejamos enfriar el pastel, lo desmoldamos e introducimos en la nevera. Se sirve cortando porciones y con un poco de salsa mahonesa adornado además con lechuga cortada fina.
 
SOPA DE MEJILLONES
 
INGREDIENTES (4 personas) :

500 gramos de mejillones sin cáscara
Pescado de roca para hacer sopa
1 zanahoria
1 puerro
1/2 vaso de pasta (macarrones o fideos)
6 tomates maduros
1 cebolla grande morada
1 diente de ajo
Sal
Aceite virgen de oliva

En una cazuela con aceite de oliva sofreimos media cebolla muy picada con cuatro tomates también muy picados sin piel ni semillas, el puerro en rodajas y la zanahora rallada. Podemos echar algo de sal para ayudar a sudar a la cebolla. Cuando ésta venza añadiremos un litro y medio de agua embotellada y el pescado para hacer sopa (sirven también espinas, cabezas de gambas y otras partes de desecho de cualquier pescado). Herviremos hasta que la carne se desprenda. Rectificamos de sal y reservamos.

En otra cazuela hacemos un sofrito con la otra mitad de la cebolla y un diente de ajo, todo muy picado. Cuando la cebolla esté blanda incorporamos los dos tomates restantes sin piel ni semillas. Dejamos que el sofrito tome textura. Si vamos a utilizar fideos como pasta la podemos agregar también y dar algunas vueltas para facilitar la cocción. En cambio, si se tratara de macarrones los herviremos aparte sin llegar al tiempo de cocción indicado por el fabricante para dejarlos al dente. Por cierto, que los fideos sean como mucho del calibre 4.

Cuando el sofrito se vea consistente y los fideos transparentes verteremos la sopa MUY BIEN COLADA para que no pase ni una sola espina. Ponemos a fuego fuerte y cuando el caldo hierva reducimos para que se vaya haciendo a fuego lento unos 45 minutos. Diez minutos antes del final incorporamos la carne de los mejillones.
 
 
DORADA CON SALSA DE ANCHOAS Y PATATAS PANADERAS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Las doradas de vivero son bastante asequibles, igual con ocurre con las lubinas. Esta receta es muy sencilla y fácil de hacer.
 
INGREDIENTES
 
1 dorada mediana por comensal
6 tomates
Una docena de filetes de anchoa
6 cucharadas de mantequilla
1 diente de ajo
Albahaca
Tomillo
Perejil
Sal
Aceite virgen extra de oliva
 
En un mortero machacamos la mantequilla con media docena de hojas de albahaca, los filetes de anchoa, un poco de tomillo, el diente de ajo, un poco de perejil y un puñado de sal. Emulsionamos el resultado con medio vaso de aceite de oliva.
Limpiamos bien y desescamamos las doradas. Con parte de la salsa obtenida y la ayuda de una brocha "pintamos" el interior del pescado mientras que con el resto cubrimos el exterior. 
Cortamos los tomates en rodajas y con ellos cubrimos el fondo de una cazuela que pueda ir al horno.  Colocamos sobre la cama de tomates las doradas y las cubrimos con el resto de las rodajas de tomates. Introducimos al horno precalentado durante 45 minutos a 180 grados ( o hasta que el pescado se observa bien hecho) . Se sirven sin el tomate espolvoreadas de perejil.

Para las patatas panaderas de acompañamiento...
 

INGREDIENTES

Patatas
1 cebolla grande
Ajo
Sal
Pimienta negra molida
Aceite virgen extra de oliva

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas de medio dedo de anchura, más o menos. La cantidad de patatas a emplear varía según el número de comensales pero también depende del tamaño de fuente del cual disponemos para colocar en el horno. Recomiendo no hacer más de una capa de patatas. Cortamos la cebolla en aros y depositamos en la fuente. Luego colocamos las patatas. Picamos muy finos dos dientes de ajo y los espolvoreamos. Salpimentamos al gusto. Finalmente cubrimos con aceite virgen de oliva a ras y removemos para que los ingredientes unten bien las patatas. Precalentamos el horno a 180 grados y con veinte minutos debería ser suficiente. Este periodo puede ser más o menos largo puesto que el objetivo es conseguir que la patata quede frita o dorada de forma externa y blanda y cocida por dentro.
 
 
PASTA FROLA CON RELLENO DE MERMELADA DE KIWI 

 
 
INGREDIENTES
2 hojas de pasta brisé, brisa o quebrada (el tipo de pasta que no sube)
Mermelada o confitura de kiwi
Mantequilla
Doy por sentado que compráis la pasta quebrada ya elaborada. Disponéis una hoja sobre una base de tartas no muy alta que pueda ir al horno, de unos 22 centímetros de diámetro con un par de centímetros de borde. La hoja debe quedar bien distribuida y subir por los bordes. Recordad que la base debe haber sido cubierta de mantequilla para favorecer el desmoldado.
A continuación vamos a preparar la mermelada. Es conveniente diluirla un poco en agua para que al hornear no quede demasiado reseca (pero cuidado, muy poco !). Cubrimos con ella la totalidad de la base de pasta consiguiendo un cierto grosor (1 cm, aproximadamente).
Ahora vamos a cortar la segunda hoja de pasta para construir el enrejado. Cortáis tiras de 1 cm de grosor y las vais colocando sobre la mermelada de manera que adaptáis el tamaño según en diámetro. Cuando termináis una dirección, iniciás la otra diagonal de manera que se construya un enrejado que a mi particularmente no me gusta que sea demasiado tupido.
Seguidamente cubrís el enrejado con nueces de mantequilla que darán un tono dorado a la cobertura de la tarta.
Introducís en el horno precalentado a 190 grados hasta que la pasta adquiere un tono dorado. Vigilad el horneado porque si os pasáis el relleno se endurecerá de tal manera que se volverá extremadamente duro o con la consistencia de un caramelo pegajoso, siendo muy desagradable de comer. El punto adecuado es aquel en que el relleno está solidificado pero aún se muestra tierno y flexible.

1 comentario: