Busca tu receta

viernes, 27 de septiembre de 2013

Samosas de pollo (India)

Las samosas son unas empanadillas típicas de la India que se rellenan con preparados tanto dulces como salados para luego freírlas en aceite. La pasta que la envuelve es parecida a la pasta filo , así que si queréis ahorraros el tiempo que requiere hacer la envoltura con comprar pasta filo será más que suficiente. Recordad que la pasta filo no es pasta quebrada, ni brik, ni tampoco hojaldre. El paquete debe estar en refrigerados y se llama pasta filo, phylo o yufka. La pasta filo se puede freír u hornear, así que no tendréis problemas.
Si queréis hacer una samosa al estilo occidental lo más fácil es evitar los condimentos típicos de la India. Pero si lo queréis "indianizar", basta con añadir curry y acompañarlas de chutney de tomate.

INGREDIENTES (4 personas)

12 hojas de pasta filo
2 pechugas de pollo deshuesadas
1 puerro
1 pimiento verde
Medio vaso de tomate frito
Sal
Pimienta negra
Aceite de girasol
Mantequilla
Semillas de amapola (opcional)
Curry (opcional)

Añadimos en una sartén un buen chorro de aceite de girasol. Cortamos las pechugas en pedazos muy pequeños y los salteamos hasta que se doran. Salpimentamos y retiramos. A continuación salteamos el puerro y el pimiento en el mismo aceite y cuando han vencido añadimos el tomate frito y el pollo. Removemos un par de minutos y el relleno ya está listo. Si lo queréis con un regusto indio, añadid una cucharadita de curry.

Ahora vamos a preparar la empanadilla. Extendéis con cuidado una hoja de filo sobre un paño de algodón. La untáis de mantequilla y colocáis otra hoja encima. De nuevo pintáis la hoja con mantequilla y colocáis otra hoja encima. A continuación cortamos las hojas - que suelen ser cuadradas - en rectángulos. Por ejemplo, las cortamos en tres rectángulos. Esto se hace un poco a ojo. Si los rectángulos son muy pequeños os va a dar mucho trabajo rellenar las samosas, así que mejor hacerlas grandes (siempre y cuando nos quepan en la sartén). 
Para hacer samosas mejor que sigáis el dibujo inferior. Se hacen en tres pasos, simplemente colocando un poco de relleno en el primer doblez y luego doblándolas sobre si mismas (recomiendo hacer una "práctica" con un papel y luego pasar a la pasta filo).


Una vez ya hemos hecho todas las empanadillas, si queremos dar un aire oriental las podemos pasar por semillas de amapola o de sésamo.
Preparamos una sartén con abundante aceite de girasol y las sumergimos en aceite burbujeante hasta que se doren ligeramente. Luego se colocan sobre papel absorbente y ya están listas para comer. Si no queremos freír, se pueden hacer al horno. Precalentamos a 220 grados y las retiramos cuando empiezan a dorarse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada