Busca tu receta

viernes, 22 de noviembre de 2013

Pizza de fruta (receta para niños)

La pizza de fruta es una buena manera de sorprender a los más pequeños de la casa con un alimento que siempre les apetece haciéndoles comer además una buena ración de fruta. Las pizza de fruta son recetas bastante habituales en la cocina transalpina aunque a diferencia de sus primas se comen siempre frías.

INGREDIENTES :

Base de pizza
Mermelada de fresa o similar
Frutas del tiempo cortadas en trozos o bien fruta en almíbar (melocotones, peras, cerezas, fresas, albaricoque, arándanos etc)


Para facilitar la tarea compramos bases de pizza congeladas o frescas. Las pintamos con la ayuda de una brocha con abundante mermelada de fresa o de cualquier otro sabor. Las mermelada una vez se caliente actuará como "pegamento" para los trozos de fruta. 

Colocamos los trozos de fruta sobre la mermelada y cuando están todos colocados, los pintamos con una mezcla de agua y mermelada para que al hornear quede brillante.

Horneamos según las indicaciones del fabricante de la base de pizza  ( el horno sólo va a servir para cocer la base, no es que queramos "cocer" la fruta).  Extraemos del horno, dejamos enfriar y llevamos al frigorífico hasta el momento de consumirla.  A veces se espolvorea azúcar glass antes de servirla.

Los niños devorarán la fruta como nunca lo han hecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada