Busca tu receta

miércoles, 4 de diciembre de 2013

El Efecto Liliput

Dentífrico que ha sufrido el "Efecto Liliput" : abajo, como era
antiguamente. Arriba, como es ahora. Y no se trata de una
recipiente declaradamente "menor" porque el "mayor"
simplemente ha dejado de hacerse.
Hay estrategias de mercado que declaran esforzarse para adaptarse a los tiempos de crisis que vivimos. Digo 'parecen' porque en realidad su esfuerzo es sólo una fachada. Me refiero a grandes superficies y cadenas de supermercados que manifiestan abiertamente que sostienen los precios o incluso los bajan pensando en la dura coyuntura económica que viven muchos de sus clientes. Hace algunos años, cuando la crisis ya planeaba abiertamente sobre nuestras cabezas, me percaté que algo había ocurrido con las pizzas pequeñas que compraba en un supermercado muy conocido.

Dichas pizzas se distribuían  bajo marca blanca en envases dobles no separables. Recuerdo que a menudo me veía en la obligación, por diversas circunstancias, a cocinar ambas pizzas a la vez y me resultaba muy difícil colocarlas en la bandeja porque eran demasiado grandes. Hasta que un día el problema desapareció. De repente ambas pizzas podían compartir el mismo espacio sin que una se montara sobre la otra...y mi horno no había crecido. Por aquellas casualidades de la vida disponía de un envase de los antiguos y en efecto, todo era igual, mismas características, misma apariencia, pero el nuevo envase era un 5% más pequeño que el antiguo y eso explicaba que ahora pudiera hacer dos pizzas sin agobios de espacio. Lo que no había variado era el precio, que seguía siendo el mismo.
Desde entonces me vengo percatando que este fenómeno se ha repetido constantemente en muchos productos de venta masiva donde las variaciones de tamaño, aunque aparentemente poco significativas, han supuesto para el fabricante cuantiosas ganancias mientras se mantuviera el precio de venta anterior. E incluso a menudo se han permitido bajadas de precio aduciendo "ofertas" que en realidad no eran tales. 
Todo es legal, puesto que una inspección detallada de las etiquetas indican la cantidad exacta de producto, pero induce a engaño cuando el usuario ya está acostumbrado a una determinada disponibilidad. Es lo que llamo "Efecto Liliput".
Liliput era una nación donde arribó Gulliver en uno de sus viajes. Estaba poblada por seres humanos que como máximo medían quince centímetros y todo cuanto les rodeaba - los animales, las plantas - poseía un tamaño proporcionado a ellos. Gulliver era visto por los liliputienses como un gigante al que alimentaban con mezcla de admiración y espanto. Pasada la primera impresión, los diminutos habitantes pronto se dieron cuenta que de seguir manteniendo al gigante la nación estaría arruinada en breve y decidieron acabar con su vida.
Si te has dado cuenta que el rollo de papel higiénico se acaba antes de lo previsto, que los polvos de la lavadora se agotan antes de lo que habías pensado o que el arroz del paquete que siempre comprabas ya no te procura la misma cantidad de paellas que antaño, probablemente se deba al Efecto Lliliput. Si tienes una experiencia al respecto puedes compartirla con el resto de los mortales en este blog. Y luego ya pensaremos si seguimos alimentando a Gulliver...


No hay comentarios:

Publicar un comentario