Busca tu receta

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Espárragos gratinados con vieiras

Un entrante sencillo pero de presentación impactante y con sabores bien conjuntados.

INGREDIENTES (6 personas) :

12 espárragos blancos muy grandes (a 2 por comensal) en conserva
18 vieiras (sólo la carne)
Medio litro de leche
Harina de trigo
Mantequilla
Nuez moscada
Queso rallado semicurado
Sal

En primer lugar debemos cocer la carne de las vieiras. Se debe hacer en agua hirviendo con sal y un poco de vinagre durante unos cinco minutos.
A continuación disponemos los espárragos bien escurridos de la salmuera en una bandeja que pueda ir al horno y que puede ser incluso la de la presentación puesto que estará en el horno apenas tres minutos.
Hacemos una bechamel clara. Para ello fundimos dos cucharadas de mantequilla en un cazuela y freíremos en ella dos cucharadas de harina de trigo. Cuando se haya tornado marrón añadiremos la leche y removeremos hasta que espese. Añadimos una pizca de sal y otra de nuez moscada.
Colocamos las vieiras sobre los espárragos según la ración por comensal (es decir, tres vieiras entre dos espárragos) y vertemos por encima la bechamel. Espolvoreamos el queso y metemos en el horno a gratinar (o al microondas si dispone de grill) durante tres minutos. Se sirve muy caliente.
Para aquellos que sean curiosos indicar que los espárragos blancos y los verdes son en realidad la misma planta. Para conseguir espárragos blancos lo que se hace es ir cubriéndolos con tierra a medida que crecen. Privados de luz solar no pueden desarrollar clorofila y se vuelven "albinos". Los espárragos verdes, al no haberse sometido a ese tratamiento, crecen con el bonito color verde de la clorofila.


No hay comentarios:

Publicar un comentario