Busca tu receta

lunes, 16 de diciembre de 2013

Etiqueta y normas en la mesa Navideña

Como cada año republico un sencillo manual sobre la etiqueta en la mesa navideña...con la vana esperanza de que la lean mis vecinos




Cubrid la mesa con un mantel completo, nada de manteles individuales. Es conveniente colocar un muletón grueso entre el mantel y la mesa para dar una sensación de comodidad a los comensales y evitar que el mantel resbale.
La servilleta se coloca siempre a la derecha de cada comensal y nunca con un servilletero o aro, por muy elegante que sea.
A la derecha del comensal se coloca la cucharas o cucharas, así como los cuchillos. A la izquierda el o los tenedores. ¿Y si el comensal es zurdo? Pues exactamente al revés.
La cuchara de postre y el tenedor para el mismo menester se suelen colocar frente al comensal, en paralelo a él.
Si sois invitados y os abruma la cantidad de cucharas, tenedores, cuchillos y otros extraños cubiertos con que el anfitrión ha instalado en vuestro sitio, tomadlo con calma porque la regla es siempre la misma :  los cubiertos se emplean de fuera hacia dentro. Si por ejemplo a la derecha del todo encontráis una especie de tenedor muy largo pero fino seguramente lo necesitáis para extraer la carne de una caracola de mar, por ejemplo (lo cual quiere decir que no debemos tocar de momento los utensilios de la izquierda). También os advierto que algunos anfitriones sacan de la caja de cuberteríasde su boda algunos utensilios cuyo manejo requiere seis masters. Ante la duda podéis echaros a reir o rascaros la cabeza con el extraño cubierto, salida que está a la altura de la ridícula ocurrencia.
Frente a los cubiertos de la derecha (es decir, normalmente frente a cucharas y cuchillos) se colocan las copas. Suelen ser tres o más, según las bebidas a servir. Lo normal son agua (grande y con base ancha), vino (algo más pequeña, con una boca suficiente para que el comensal "meta" la nariz en ella) y una alta y fina para el cava.
Frente a los cubiertos de la parte izquierda se coloca un pequeño plato con el panecillo.
Los platos se colocan en el order que se van a utilizar : arriba el hondo, luego el plato llano y finalmente el bajoplato. El plato de postre  se suele colocar en el momento de ir a utilizarlo, una vez hemos limpiado la mesa de los restos de los platos anteriores.
Las diferentes comidas se sirven directamente desde la mesa, no desde la cocina. Así que llevad la fuente a la mesa y servid a cada comensal. No decidáis las raciones : cada cual sabe el apetito que tiene  pero, eso sí, sed equitativos en el reparto.
Si algún comensal presenta alguna particularidad como ser el único vegetariano o padecer algún tipo de alergia alimentaria no conviene hacer continuos comentarios al respecto - como si de algo extraño se tratara - y mucho menos hacer de ello tema de conversación general. Evitad en general hacer comentarios bordes, expresar vuestras diferencias familiares y siempre contar  hasta diez antes de comentar nada hiriente o desagradable.
El anfitrión o anfitriones se colocan en la cabecera de la mesa (y si es pareja, enfrentados) y luego hombre-mujer-hombre etc , procurando que las parejas no se encuentren cerca. A veces es conveniente que el anfitrión ceda su puesto a otras personas, como pueden ser invitados de mayor edad. A pesar de lo que se oye por ahí, no hay una regla fija en la disposición de los invitados, es cosa del propietario de la casa. Si hay niños en la comida, es preferible sentarlos entre los adultos y siempre intentando que justo al lado se encuentre el padre o la madre. A veces se sienta a todos los niños en una mesa aparte, tal vez acompañados de un adulto, pero desde luego ese sistema no me agrada en absoluto. Si queremos "socializar" al niño es conveniente que sea partícipe aunque sea como invitado silencioso del mundo de los adultos. Claro que si os dedicáis a las bromas escatológicas o de carácter sexual, hasta puede que lo mejor sea llevar a los niños a comer con el vecino.
Al empezar a comer se debe desdoblar la servilleta colocándola sobre las rodillas. Antes de llevaros la copa a la boca es necesario limpiarse ya que es poco educado dejar la marca de los labios sobre el vidrio.
Tan poco adecuado es comer con las manos como utilizar cubiertos con manjares que no lo necesitan. El marisco, el pollo, los espárragos etc se pueden comer con las manos...siempre limpias.
No utilicéis aguamaniles a menos que la comida implique ensuciarse los dedos. Solicitad al anfitrión que os muestre el lavabo para que os podáis limpiar las manos.
Se puede adornar la mesa con algún motivo siempre y cuando no huela a nada. Elegid flores sin aroma, por ejemplo.
Sed naturales. Nada queda más ridículo que un anfitrión que se astilla la lengua tratando de pronunciar el nombre de las recetas francesas que ha preparado o que prepara platos de nombres complicados tratando de imitar las cartas de restaurantes de nueva cocina.
Esto que os he comentado sirve prácticamente para cualquier mesa, se siente en ella el Rey o una familia trabajadora. En ambos tipos rige en general el sentido común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario