Busca tu receta

sábado, 14 de diciembre de 2013

Pechuga de pollo con paprika

La paprika es un condimento húngaro que se extrae de algunos tipos de pimiento. Según la clase de pimiento se obtiene un aderezo más o menos fuerte. Si podéis encontrar paprika de la fuerte utilizadla en este receta y si no es posible emplead pimentón picante. Bien emplatada esta receta es muy aparente y bastante barata.


INGREDIENTES (4 personas):

4 pechugas de pollo con hueso y piel
4 zanahorias
2 cebollas grandes moradas tipo "Figueres"
2 dientes de ajo
Medio vaso de caldo de pollo
Medio vaso de vino blanco
Una cucharada de mantequilla
Una cucharada de paprika (o pimentón)
Sal
Pimienta
Arroz basmati (1 vaso, 200 ml)
Aceitunas negras deshuesadas (2 docenas)
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar pelamos un ajo y lo frotamos por las pechugas. Las salpimentamos y las pasamos por aceite caliente en una cazuela hasta que estén doradas. Reservamos.
Cortamos las zanahorias en juliana y picamos la cebolla. También picamos un diente de ajo. Pochamos las verduras en el mismo aceite donde hemos dorado el pollo, añadiendo una cucharada de mantequilla. Cuando la cebolla transparenta añadimos la mantequilla y a continuación la paprika, vigilando que no se queme. Damos un par de vuelta y añadimos las pechugas,el vino y el caldo de pollo. Se tapa la cazuela y se cuece durante media hora removiendo de vez en cuando. Cinco minutos antes de finalizar la cocción se añaden las aceitunas negras y se rectifica de sal si fuera necesario.
Mientras se hacen las pechugas hervimos con un puñado de sal el arroz basmati (20 minuto de cocción serán suficientes).

Se emplata la pechuga acompañada de un cono de arroz basmati y las verduras de cocción. Si se quiere se puede espolvorear un poco más de paprika, para hacerla extra picante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario