Busca tu receta

domingo, 8 de diciembre de 2013

Tortilla de patatas sin huevo

tortilla de patatas sin huevo
La tortilla de patatas sin huevo nace tras la Guerra Civil española como un alarde de imaginación ante la escasez de huevos. Olvidada durante años, ha vuelto a renacer como una alternativa válida para veganos y para aquellos que padecen alergia al huevo.
El huevo en el cocina es mágico. Su capacidad de cuajar cualquier mezcla lo hacen imprescindible pero se le puede substituir con otros aglutinantes cuando no queda más remedio.

INGREDIENTES (4 personas) :

1Kg de patatas
150 gramos de harina de garbanzo
150 gramos de gluten de trigo
Media cucharada de bicarbonato (10 gramos)
Sal
Aceite virgen extra de oliva

La tortilla se hace exactamente igual que la tortilla con huevos de verdad. Cortamos las patatas, las salamos y las freímos en abundante aceite con la sartén tapada (para que a la vez que se frían también se cuezan).
Mientras hacemos la mezcla que substituirá a los huevos.
En un bol mezclamos la harina de garbanzos y el gluten de trigo. El gluten lo podéis encontrar en tiendas especializadas de dietética. Si lo queréis hacer vosotros mismos basta con que tengáis a mano harina de trigo convencional que lavaréis repetidamente para obtener el gluten. Para una explicación más detallada leed aquí el artículo que publiqué hace tiempo al respecto.
Ahora vamos a añadir agua fría, casi helada a la mezcla muy poco a poco, removiendo constantemente. Cuando se ha mezclado bien y la consistencia es parecida a la del huevo batido (ni más densa ni menos) añadimos el bicarbonato, mezclando bien de nuevo.
Las patatas ya estarán blandas y fritas. Las dejamos enfriar y entonces la vertemos en el bol, removemos bien y dejamos que repose al menos un cuarto de hora.
En una sartén antiadherente incorporamos un chorro de aceite de oliva e incorporamos la mezcla hasta que cuaje de un lado. Id con cuidado porque no cuaja igual que con el huevo, es más frágil. Cuando está bien firme le damos la vuelta y hacemos el otro lado. No olvidéis salar la tortilla al gusto.
¿Que cómo queda? Bueno, si no tenéis problema para consumir huevo os va a parecer "rara" aunque si os gusta el sabor de los garbanzos tal vez os parezca muy buena. Pero aquellos que no puedan por las razones arriba mencionadas, les va a saber a gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario