Busca tu receta

martes, 11 de febrero de 2014

Pastel de miel de Devon

Aunque también encontraréis este pastel con el nombre de Pastel de Devonshire,  éste último apelativo es incorrecto y no se utiliza desde hace mucho tiempo.  "Shire" es el término que se emplea en Inglaterra para "condado" y por tanto Devonshire vendría a significar Condado de Shire, un arcaismo. 
Devon se encuentra en el suroeste del país, al lado de Cornualles y sus principales ciudades son Plymouth y Exeter. De su gastronomía sólo conozco este pastel que es de preparación muy sencilla. Utiliza principalmente miel para endulzarlo, lo cual es otra remininicencia de un pasado en que en Europa sólo existía la miel para este menester o incluso ni eso, empleándose determinadas verduras y hortalizas para endulzar los pasteles.

INGREDIENTES  :

250 gramos de miel
200 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar moreno (este es un añadido posterior de la receta, pero sin él tendríamos un dulzor al cual no estamos acostumbrados)
3 huevos grandes
300 gramos de harina de trigo
Levadura química (la que corresponda según el fabricante para la cantidad de harina empleada)

En una cazuela a fuego bajo incorporamos la mantequilla cortada a trozos, la miel (reservamos un par de cucharadas para la decoración) y el azúcar. Removemos hasta que se funden. Cuando se obtiene una especie de melaza bastante líquida aumentamos el calor para que hierva suavemente durante un minuto aproximadamente. A continuación sacamos del fuego y dejamos enfriar durante 15 minutos (porque vamos a añadir los huevos y si estuviera demasiado caliente se coagularían de inmediato, lo cual no nos conviene).

Batimos los huevos y los incorporamos, mezclando bien. Luego añadimos la harina tamizándola para que no haga grumos y la levadura química. Mezclamos de nuevo hasta que queda una pasta homogénea y vertemos en un molde de pastel que pueda ir al horno. La masa estará bastante líquida, advierto.

Precalentamos el horno a 150 grados e introducimos el pastel durante 1 hora o hasta que al clavar un palillo en el centro salga completamente seco.

Es recomendable emplear un molde con la base removible o bien untar muy bien con mantequilla el mismo, porque tiende a engancharse. No he probado a hacerlo con moldes de silicona, así que no os puedo decir cómo queda.

La miel que hemos reservado la calentamos al microondas y con ella, antes de que enfríe, pintamos la superficie del pastel. Es un pastel muy bueno y que siempre sale bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada