Busca tu receta

viernes, 7 de marzo de 2014

Crema de ave

A los niños les suelen gustar las cremas por el dulzor que aportan la leche o la nata que incorporan. Siempre será más fácil que acepten una crema de verduras que un cocido o una sopa de las mismas. Con la crema de ave - o de pollo, como queráis llamarla - es todavía mucho más fácil porque se trata de una receta de pura proteína.

INGREDIENTES (4 personas) :

400 gramos de pollo (pechuga, muslo...lo que sea)
1 cebolla grande 
1 diente de ajo 
1 vaso de nata
100 gramos de queso rallado cremoso
1 litro de agua o de caldo de verduras
1 zanahoria
1 patata
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva

En una cazuela grande con un chorro generoso de aceite de oliva freímos la cebolla y el diente de ajo quitando el germen que contiene. Cuando la cebolla transparenta añadimos la zanahoria cortada en rodajas grandes y la patata chascada para que de esta manera suelte fácilmente la fécula y espese el caldo. Añadimos justo de agua o de caldo para que cubra y dejamos cocer hasta que se ablandan.

Mientras las verduras se hacen limpiamos la carne de pollo por si contienen restos de sangre, nervios o hueso. Cuando las verduras están a punto de hacer añadimos la carne desmenuzada y el resto del agua. Dejamos que entre en ebullición y retiramos del fuego. Añadimos el queso rallado removiendo para que se funda y la nata. Pasamos por el brazo triturador y si la queremos fina la hacemos pasar por un colador. Salpimentamos y lista para servir con perejil espolvoreado por encima o bien con pan frito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario