Busca tu receta

viernes, 14 de noviembre de 2014

Sopa de almendras dulce (receta tradicional Navarra durante la Navidad)

La sopa de almendras es un plato típico de la Navidad en Navarra aunque también se puede encontrar en el centro de España y según me cuentan hay también una versión gallega. Venga de donde venga se trata de un dulce que levanta el ánimo de cualquiera y que merece ser revisado aunque no sea Navidad y ni siquiera creas en ella. 

INGREDIENTES (4 personas) :

1 litro de leche entera
1 baguette dura (del día anterior)
500 gramos de almendra tostada molida*
500 gramos de azúcar
La piel de un limón (sin la parte blanca)
Canela en rama
Canela en polvo

* se suele emplear de tipo marcona

Calentamos la leche con un palo de canela y la piel del limón. Cuando empieza a hervir retiramos los aromatizantes y añadimos el azúcar, removiendo bien para que se disuelva.

A continuación añadimos el pan cortado en rebanadas finas poco a poco : echamos en el líquido una rebanada y la deshacemos con ayuda de las varillas (no quitéis la corteza). En principio se debería incorporar la barra de pan entera, que son aproximadamente 250 gramos por si empleáis otro tipo de pan.

Cuando el pan está bien deshecho se incorpora la almendra y de nuevo removemos a conciencia para que quede una masa bien ligada.

Precalentamos el horno a 200 grados. Engrasamos una fuente de barro con mantequilla y vertemos la masa que hemos obtenido, Mantenemos durante 20 minutos. 

Extraemos del horno y espolvoreamos por encima una cucharada de azúcar y otra de canela en polvo, el toque final. Si queréis podéis añadir por encima almendras tostadas fileteadas al gusto.

Dejamos enfriar y desmoldamos**, llevándola a continuación al frigorífico para que acabe de cuajar. Os preguntaréis por qué se llama "sopa" si no es una sopa en realidad puesto que no es líquida. Lo cierto es que sí que lo es. La palabra sopa procede del Norte de Europa y se refería a una rebanada de pan sobre la que se vertía un líquido caliente compuesto de verduras, carne o ambas. Es decir, era pan "remojado". Lo más probable es que la sopa de almendras original se realizara con rebanadas de pan sobre las que se vertía leche cocida con almendras. Así que estaríamos en realidad ante una sopa "verdadera".

Sea lo que sea, está de muerte.

** Si no lo veis demasiado consistente como para desmoldar no es un crimen presentarlo a la mesa en la fuente de barro.

2 comentarios:

  1. En el pueblo de mis padres también hacen una "sopa dulce" que de líquido no tiene nada, pero aquella es una auténtica bomba de la cantidad de frutos secos que lleva. No conocía esta sopa de almendras, me ha resultado muy llamativa y apetecible. Tengo una duda: el pan del día anterior lo conservamos en una bolsa o lo dejamos fuera para que se ponga duro de verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. Conozco algunas de las "sopas" que mencionas y al contrario de lo que la gente piensa son bastante saludables porque los frutos secos incorporan grasas que bajan el colesterol. Lo que tienen de malo es la cantidad de azúcar que incorporan. Buena pregunta con lo del pan. Debería ser pan duro, no metido en bolsa porque entonces se ablanda al impedir que la humedad se evapore del mismo. El pan expuesto al aire, si es de buena calidad, se pone duro pero es comestible y se puede cortar en rebanadas sin problema. El pan industrial se pone tan duro que con él puedes romperle la cabeza a alguien y al cortarlo se desmiga totalmente. Así que tal vez en el segundo caso es mejor dejarlo dentro de una bolsa de plástico.

    ResponderEliminar