Busca tu receta

viernes, 12 de diciembre de 2014

Entrecot "2 minutos" a lo Gordon Ramsay

Gordon Ramsay es un chef británico (escocés para más señas) muy popular gracias a la televisión y además propietario de varios restaurantes que han recibido multitud de estrellas Michelin. Supongo que en televisión lo habéis visto en programas tipo "Pesadilla en la cocina" en los que visita diversos establecimientos con problemas de gestión que él soluciona en un plis plas. El desarrollo de los mismos siempre es el mismo. 

En primer lugar le llaman pidiendo ayuda. Gordon aparece en el restaurante y lo primero que hace es pedir algo de la carta como si fuera un cliente cualquiera. Invariablemente todos los platos que le sirven merecen su más absoluta reprobación, tras lo cual solicita hablar con el chef, el propietario o con cualquiera que le muestre oposición. Siempre lo hay ya que en teoría no es dicha persona quien ha solicitado la intervención de Ramsay. De ese conflicto - uno piensa que cocina bien, el otro que es literalmente porquería todo lo que sirve - nace una inspección de la cocina donde siempre encuentra sorpresas desagradables. A continuación propone un cambio en la estrategia de la carta y la adquisición de productos frescos. Hay una primera noche de prueba y todo vuelve a salir mal. Con la tensión del servicio el enfrentamiento con su némesis se acrecienta y el dramatismo es máximo. Cuando las cosas se calman hay un cambio de estética del restaurante y una noche donde todo funciona como debiera. Los enemigos se reconcilian y los del restaurante hasta echan una lagrimita cuando ven partir a Ramsay, a pesar de su lenguaje barriobajero y sus más que discutibles maneras.

No hace falta decir que el hecho de que cada programa tenga el mismo desarrollo implica por necesidad que las situaciones son ficticias, si bien se le trata de dar visos de tele- realidad. El escenario es real pero el montaje y las historias distorsionan los hechos considerablemente. 

Aparte de toda la parafernalia mediática que rodea a este hombre, hay que reconocer que sabe cocinar y sus recetas son simples. Hoy os voy a dar la receta del entrecot 2 minutos para conseguir una carne al punto y con un sabor insuperable.

INGREDIENTES (4 personas) :

4 entrecots de alrededor de un dedo de grueso
Sal en escamas
Un manojo de tomillo
2 dientes de ajo
Pimienta negra recién molida
Mantequilla
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar sacamos del frigoríficos los entrecots y los dejamos reposar a temperatura ambiente durante al menos un par de horas cubiertos por ambos lados con las escamas de sal. La carne tomará la sal que necesite y el resto lo podéis retirar simplemente pasando el dedo por encima.justo antes de cocinar.

En una sartén antiadherente se vierte un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando está bien caliente incorporáis los entrecots que habéis espolvoreado con pimienta negra recién molida. Dejáis que se marque por cada lado (medio minuto por lado). En ningún caso pinchéis la carne con un tenedor, sino que le dais la vuelta con pinzas.

Se añaden los dos dientes de ajos sin pelar previamente aplastados. También el manojo de tomillo. Tras el minuto de fritura se añade dos o tres cucharadas de mantequilla y con el caldo resultante y la ayuda de una cuchara se baña el lado de la carne que no toca el lado de la sartén en ese momento. Con dos minutos la carne estará hecha al punto con un sabor y una textura perfecta. Si lo queréis más hecho 3 minutos serán más que suficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario