Busca tu receta

viernes, 5 de diciembre de 2014

Magret (pechuga) de pato caramelizado con vinagre balsámico (receta de Navidad)

Para los amantes del dulce y salado va esta elegante receta que además es fácil de preparar.

INGREDIENTES (4/6 personas) :

2 pechugas de pato
4 cucharaditas de miel
4 cucharaditas de vinagre balsámico de Módena
3 chalotas (o 2 cebollas pequeñas y un diente de ajo)
Medio vaso (100 ml) de vino tinto
Sal
Pimienta

En primer lugar vamos a desengrasar las pechugas la grasa que podamos de forma manual sin retirar la piel que las cubre (no seáis muy exhaustivos, con quitar un poco será suficiente). Tras esta extracción manual hacemos unas incisiones a la piel. Las salpimentamos y dejamos reposar.

Calentamos una sartén al fuego sin ningún tipo de aceite y colocamos los magrets por el lado de la piel durante unos cinco minutos. Transcurrido el tiempo les damos la vuelta y cocinamos otros cinco minutos por el lado de la carne vista. En ese momento los magrets ya habrán soltado bastante grasa, así que la sartén estará probablemente bien engrasada.

Mientras los magrets se hacen mezclamos en un bol la miel y el vinagre. Cuando sacamos las pechugas del fuego los pintamos con esta mezcla, dejándolos a continuación reposar en un plato cubiertas por papel de aluminio.

Desechamos la mayor parte de la grasa que ha quedado en la sartén, dejando apenas lo justo para freír las chalotas. Añadimos las chalotas bien picadas y el vino, además de lo que quedé de miel y vinagre de haber pintado las pechugas, dejando que se reduzca a algo más de la mitad.  Salpimentamos.

Cortamos las pechugas en filetes, los colocamos en el plato de los comensales y vertemos por encima la salsa de la sartén.

La carne debe quedar rosa por el centro y de un intenso color oscuro por los bordes, tal y como refleja la fotografía que acompaña este artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario