Busca tu receta

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Menú de Navidad a lo "Extremo Oriente"

Entrantes

Sopa Tom Kha Kai


INGREDIENTES (4/6 comensales) :

350 gramos de pollo sin hueso ni piel
2 latas de leche de coco (400 gramos)
2 vasos de agua (400 ml)
2 cucharadas de jengibre fresco picado
4 cucharadas de salsa de pescado (no se trata de caldo de pescado, sino de un aditamento muy típico de la cocina thailandesa, al mismo nivel o superior que la salsa de ostras. Por fortuna ya se puede encontrar en casi todas partes. Yo la compro en Alcampo)
2 cucharadas de jugo de lima
Un pellizco de pimienta de cayena (o pimentón picante, si no encontráis)
Media cucharadita de cúrcuma molida
Cebollino
Una cucharada de cilantro fresco
Aceite vegetal (maíz o girasol)

La carne del pollo se debe cortar en tiras finas y saltearlo en aceite durante dos o tres minutos. Mientras ponemos en una cazuela la leche de coco y el agua a hervir. Cuando ésto ocurre bajamos a potencia media y añadimos el jengibre, la salsa de pescado, el jugo de la lima, la pimienta de cayena y la cúrcuma. Se cocina a fuego lento hasta que el pollo esté bien cocido (con 15 minutos será más que suficiente).
Se espolvorea  cada cuenco de sopa con el cebollín cortado y el cilantro fresco, sirviéndose muy caliente. 

Gambas son leche de coco




INGREDIENTES (4 personas) :

1 Kg de gambas peladas (pueden ser congeladas sin problemas)
1 cebolla morada grande tipo "Figueres"
Un vaso de leche de coco (200 ml)
1 diente de ajo
1 cucharadita de curry
Media cucharadita de jengibre
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva

En una cazuela o sartén freímos en un chorro abundante de aceite de oliva la cebolla y el ajo picado sin el germen (para que no repita).


Antes de que tomen color añadimos las gambas y removemos durante cinco minutos. A continuación añadimos el curry, el jengibre, la sal y la pimienta. Añadimos la leche de coco y revolvemos bien. Dejamos cocer cinco minutos y listas para comer. 


Plato Principal


Ternera con bambú y salsa de ostras (Bo Xao Mang)




INGREDIENTES (4 personas) :

400 gramos de ternera cortada en láminas finas (casi como carpaccio) pero si no tenéis wok utilizad carne cortada en cubos como si fuera para estofado
250 gramos de tallos de bambú tiernos (o espárragos verdes)
2 cebollas tiernas
100 gramos de semillas de sésamo (mejor tostadas)
3 dientes de ajo
Salsa de ostras
Sal
Pimienta

Aceite virgen extra de oliva o de girasol (sólo para wok). El aceite original es de palma o sésamo, pero es preferible emplear uno más cardiosaludable.
Si las semillas de sésamo no las tenéis tostadas tendréis que tostarlas vosotros mismos. Para ello ponéis una sartén al fuego y vertéis las semillas, removiéndolas continuamente. Vigilad esta operación porque es muy fácil que se quemen. A continuación las pasáis por un rodillo de amasar para que suelten el aceite que contienen. Reservad tanto las semillas como este aceite.

Si tenéis un wok añadís un par de cucharadas de aceite y pasáis la carne salpimentada hasta que está hecha. Se tarda poco - un minuto o dos - porque es carne de carpaccio. Si no tenéis wok emplead una sartén con un chorro considerable de aceite y pasad la carne, cortada como si fuera para estofado, hasta que está hecha.

Retirad la carne una vez esté hecha. En el mismo wok/sartén se sofríen los ajos muy picados, las cebollas cortadas en juliana y el bambú. Se mantienen en la sartén o el wok hasta que están tiernos. Se sazonan con sal, pimienta y la salsa de ostras (con una cucharada de esta última es más que suficiente).

Ahora volvemos a incorporar la carne al wok y las semillas de sésamo. Revolvemos bien durante unos tres minutos y listo.

Postre

Plátanos a la vainilla



INGREDIENTES (4 personas) :

4 plátanos grandes
1 vaina de vainilla
1 limón
3 naranjas
1 cucharada de Ron
1 cucharada de miel
1 cucharadita de azúcar
Un cuarto de vaso de leche de coco (50 ml)

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas. A continuación los rociamos con el zumo de medio limón - para evitar que se oxiden - y reservamos.

Ponemos agua a hervir en una cazuela. Cuando hierve introducimos la vaina de vainilla partida por la mitad. Colocamos los trozos de plátano en un utensilio para cocinar al vapor - si no lo tenéis podéis emplear un colador, escurridor o similar - y lo situamos sobre la cazuela espolvoreándolos con azúcar. Cubrimos y dejamos hacer durante 20 minutos. De esta manera el plátano se ablandará sin perder la forma y además tomará el aroma de la vainilla.

En una sartén vertemos el jugo de las tres naranjas, el jugo de la otra mitad del limón, el ron y la miel sin dejar de remover a fuego medio. Cuando espesa y forma una especia de caramelo añadimos la leche de coco y removemos lo justo para que todo se mezcle.

Emplatamos las rodajas de plátano y vertemos por encima la crema que hemos hecho en la sartén. Se puede servir frío, caliente o lo más habitual, del tiempo. 


Se puede servir tal cual o acompañado de nata montada, o con un poco de sirope de chocolate o incluso sobre una crepe. En cualquier caso un postre que de verdad merece la pena hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario