Busca tu receta

domingo, 16 de agosto de 2015

Gelatina de yogur con sabor a limón (casi sin lactosa y sin azúcar)

Un postre con un sabor muy delicado y muy fácil de hacer. Se puede hacer ligero con leche desnatada, sin lactosa y sin azúcar o con ingredientes "normales". En todos lo casos queda igual de bueno.

INGREDIENTES :

Medio litro de leche sin lactosa
3 yogures pequeños naturales sin azúcar (300 gramos aprox)
100 gramos de sirope de ágave
12 hojas de gelatina (ó 18 gramos en granulado)
1 limón
1 palo de canela

Decimos que el postre "casi" no tiene lactosa porque el yogur, aunque tiene poca, no se puede decir que carezca de la misma. Si vuestra intolerancia a la lactosa es muy aguda, podéis substituir los 300 gramos de yogur por el peso equivalente de requesón sin lactosa, yogur de soja etc.

En primer lugar calentamos la leche con el palo de canela y un poco de peladura de limón sin la parte blanca que le daría un sabor amargo. Cuando la leche sube retiramos, quitamos los saborizantes  y reservamos hasta que se ponga tibia.

Mientras la leche se pone tibia exprimimos el zumo de una mitad del limón y rallamos la piel. A continuación añadimo el zumo y la piel rallada a la leche. Iremos con cuidado porque la leche se podría cortar al añadir el zumo de limón. Lo mejor es añadir poco a poco el zumo.

A continuación añadimos los yogures y con unas varillas los disolvemos. Incorporamos las hojas de gelatina que previamente hemos ablandado con un poco de agua fría y también el sirope de ágave. Si no queremos emplear sirope podemos añadir 80 gramos de azúcar. Mezclamos bien y llevamos a un molde. Dejamos en la nevera durante al menos 4 horas y listo para comer. Se puede colocar en copas individuales y adornarlo con frutas naturales o en almíbar.

Un postre muy ligero que gustará a todo el mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario