Busca tu receta

martes, 11 de agosto de 2015

Sangría de pepino y Prosecco

La verdad es que también arrugué el ceño cuando me explicaron la receta. Lo del pepino no me acababa de epatar.  Lo cierto es que la persona que me pasó la receta me juró y perjuró que el resultado era mucho mejor de lo esperado y, lo más importante, saciaba la sed. Lo probé y era cierto. El pepino da un sabor extraño pero agradable aunque no se si es el responsable de que la mezcle calme la sed.

El Prosecco es un vino blanco espumoso italiano bastane más barato que el Champagne o el Cava. Si no encontráis Prosecco se puede emplear un vino blanco espumoso o bien gasificado.

INGREDIENTES (1.5 litros de sangría de pepino):

1.5 litros de Prosecco
1 melón galia muy pequeño (o 2 rodajas de un melón piel de sapo grande)
1 pepino grande
2 limas
10 hojas de menta
Un cuarto de vaso (50 ml) de sirope de ágave (opcional)

En primer lugar pelamos el pepino y lo cortamos en rodajas muy finas. Cortamos la pulpa del melón en cubos y una de las limas en rodajas muy finas. En una jarra vertemos el pepino, el melón y la lima, añadiendo las hojas de menta  y el sirope de ágave si queremos la sangría muy dulce (en caso contrario no hace falta emplearlo). Incorporamos además el zumo de media lima y el Prosecco. Removemos bien y dejamos reposar en el frigorífico hasta que se enfríe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario