Busca tu receta

martes, 22 de diciembre de 2015

Merluza con salsa americana

Una forma fácil de cocinar el pescado consiste en rebozarlo y agregarle la salsa americana. La salsa americana se hace cuando dispones de cáscaras y cabezas de gambas o langostinos resultantes de la preparación de otro plato.


INGREDIENTES (4 personas) :

8 rodajas de merluza (cada comensal dispone de entre 140 y 250 gramos de pescado)
Harina
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva


Para la salsa

Carcasas y cabezas de gambas o langostinos
Medio litro (500 ml) de caldo de pescado
Medio vaso (100 ml) de vino blanco
1 cucharada rasa de harina blanca de trigo
1 cebolla morada grande tipo "Figueres"
2 zanahorias
2 dientes de ajo
Medio kilo (500 gr) de puré de tomates
Pimienta negra molida
Sal
Aceite virgen extra de oliva
Mantequilla


La salsa americana es bastanta fastidiosa de hacer si se siguen los pasos "correctos". Vamos a hacer una aproximación que da casi el mismo resultado.

En una sartén a fuego medio vertemos un chorro generoso de aceite de oliva y un par de cucharadas de mantequilla. Incorporamos la cebolla, la zanahoria y los dos dientes de ajo - sin el germen verde central - bien rallados. Cuando la cebolla transparente añadimos las cabezas y las cáscaras de los langostinos o gambas (de al menos dos docenas de ejemplares) y les damos unas vueltas. A continuación añadimos la cucharada rasa de harina blanca bien tamizada (para que no haga grumos) y cuando está frita se vierte el medio vaso de vino. 

Cuando el vaso de vino se evapora añadimos el puré de tomate y mezclamos bien.  A los 2 ó 3 minutos se añade el caldo de pescado y se deja hacer, a fuego lento, durante media hora (vale, ya se que hacer un sofrito con las cáscaras de las gambas no es lo "más", pero en breve veréis que todo se arregla).

Mientras se hace la salsa america vamos a salpimentar las rodajas de merluza, pasarlas por harina y freírlas en aceite de oliva. Cuando están doradas las retiramos, colocamos en una bandeja honda que pueda ir al horno y reservamos.

Transcurrida la media hora pasamos la salsa por la batidora eléctrica y el resultado por el colador para que no quede ni rastro de las cáscaras. Se recitifica de sal y pimienta y se vierte sobre las rodajas de merluza.

Precalentamos el horno a 180 grados y mantenemos la bandeja durante unos 10 minutos, y lista para servir, 

Es una receta un poco complicada pero el resultado es inmejorable. Si no tenéis merluza o no os gusta se puede emplear con rape o cualquier otro pescado blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada