Busca tu receta

lunes, 14 de diciembre de 2015

Spaghetti allo scoglio

A los españoles nos puede sonar un poco raro servir pasta durante las fiestas de Navidad pero esta receta se puede preparar con mariscos tan suntuosos y es tan deliciosa que las visitas no dudarán en afirmar que fue el mejor entrante posible. En otros países, y desde luego en Italia, la pasta es plato de a diario y también se reserva, con preparaciones más eleboradas como esta,  para las grandes celebraciones.

INGREDIENTES (4 personas)

300 gramos de espaguetis
Marisco variado (al menos 400 gramos de mejillones y unos 200 gramos de langostino o gambas, aunque también se pueden añadir cigalas, navajas, calamares, almejas etc)
200 gramos de tomates cherry
2 dientes de ajo
Vino blanco
4 cucharadas de perejil picado
Sal
Pimienta negra molida
1 guindilla picante (opcional)
Aceite virgen extra de oliva

Imaginemos que vamos a emplear sólamente mejillones y langostinos. En ambos casos vamos a emplearlos con la cáscara, no las versiones "peladas".
En primer lugar lavamos bien los mejillones y los introducimos en una olla con un chorro de aceite y medio vaso de vino que taparemos y llevaremos al fuego para que los moluscos se abran. Cuando esto haya ocurrido - desechad los que no se hallan abierto - los espolvoreáis con sal, pimienta negra y una cucharadita de perejil picado. Sobretodo no desechéis el caldo de la cocción puesto que lo utilizaremos más adelante.
En una sartén con un buen chorro de aceite de oliva picamos y freímos un diente de ajo. Incorporamos los langostinos y medio vaso de vino blanco, dejándolo a fuego medio hasta que se tornan rojos (tardan unos pocos minutos). Sacamos los langostinos y los pelamos, reservando las cáscaras y las cabezas. La carne de nuevo la espolvoreamos con sal, pimienta y una cucharadita de perejil picado. En este caso tampoco desecharemos el caldo resultante.
Ahora vamos a freír los tomates cherry. Para ello picamos el otro diente de ajo y lo freímos en un buen chorro de aceite de oliva en una cazuela lo suficientemente grande para que quepan los espaguetis y los mariscos. Cortamos los tomates cherry por la mitad y los freímos en este aceite, sin retirar el ajo, hasta que ablanden.
Ahora vamos a cocer la pasta según las indicaciones del fabricante para obtener el espagueti al dente. Si indica 8 minutos, los coceremos durante 5 porque el resto se hará en la cazuela donde hemos frito los tomates. Pues lo dicho, a los cinco minutos los sacamos y los vertemos en la cazuela donde están los tomates y los revolvemos bien. 
Mientras se hacían los espaguetis hemos cogido el caldo de los mejillones, el caldo resultante de freír los langostinos y los mezclamos. Añadimos las cáscaras de los langostinos y un poco de agua. Damos un hervor y lo pasamos todo por la batidora eléctrica. Filtramos, rectificamos la sal, e incorporamos este fumet a la cazuela de los espaguetis y los tomates. Dejamos hacer hasta que el caldo se evapora, pero nunca más de cinco minutos. 
El plato se sirve mezclando la pasta con los mejillones y la carne de los langostinos y espolvoreando con perejil y pimienta negra. Si los queremos hacer muy picantes lo mejor es añadir al sofrito de tomates cherry una guindilla roja picada.
Están de vicio y como digo, se pueden hacer tan sofisticados como se quiera añadiendo bogavante, gambas, almejas etc...

No hay comentarios:

Publicar un comentario