Busca tu receta

lunes, 21 de diciembre de 2015

Sugerencia de menú para la cena de Nochebuena

Entrantes



Vasito de huevos de codorniz con salmón ahumado



INGREDIENTES (4 personas) :

8 huevos de codorniz
4 lonchas de salmón ahumado
400 gramos de queso blanco desnatado o light
4 cucharaditas de huevas de mújol o similar
4 cucharaditas de mostaza francesa extra-fuerte
Eneldo
Sal
Pimienta

En un bol mezcla el queso blanco, la mostaza y media cucharadita de pimienta negra en polvo.

Mientra se refrigera, cuece los huevos de codorniz para hacerlos duros, esto es, unos 4 minutos.

Corta el salmón en tiras. A continuación incorpora la mezcla de queso y mostaza en cada vaso, decora con unas rodajas de salmón y acaba con dos huevos de codorniz abiertos con un pellizco de sal.

Coloca sobre los huevos una cucharadita de huevas de mújol y espolvorea con eneldo. Se puede servir inmediatamente o dejarlos reposar una hora en el frigorífico.

Zamburiñas gratinadas



Las zamburiñas son unos moluscos parecidos a la vieiras pero de menor tamaño. Son famosas por formar parte de las empanadas de zamburiñas muy populares en Galicia. Otra forma de prepararlas es hacerlas al horno. Se trata de un entrante muy fácil de hacer a la par que elegante, apropiado para las próximas fiestas navideñas.

INGREDIENTES (4 personas) :

20 zamburiñas (se cuentan a 5 ó 6 por cabeza)
Vino blanco
Pan rallado
Aceite virgen extra de oliva
Sal

Abrimos la zamburiñas y las lavamos bien para que no quede ni rastro de arena.

Las colocamos abiertas en una bandeja que pueda ir al horno y en cada una de ellas vertemos unas gotas de aceite de oliva, otras gotas de vino blanco, un pellizco de sal y el pan rallado.

Metemos en el horno precalentado a 190 grados y en modo gratinador las dejamos 3-4 minutos y listas para servir.

Primer plato principal

Canelones de Salmón


Canelones salmon


INGREDIENTES (4 personas) :

12 placas de pasta para hacer canelones
200 gramos de salmón fresco (a ser posible lomos sin espinas)
100 gramos de espinacas frescas
1 cebolla grande morada tipo "Figueres"
1 diente de ajo
Mantequilla
Medio litro de leche
Harina de trigo
Nuez moscada
Queso rallado
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva


En una sartén con un chorro generoso de oliva freímos el diente de ajo hasta que se dora. Lo retiramos y desechamos. En el mismo aceite pochamos la cebolla en juliana y cuando transparenta añadimos el pescado bien picado  vigilando que no se cuele ninguna espina. Salpimentamos.

Cuando el pescado empieza a dorarse añadimos las espinacas bien lavadas y pochamos a fuego lento con una nuez de mantequilla. Cuando tengamos una especie de pasta retiramos y reservamos.

Hervimos las placas de canelones y las extendemos sobre un paño de algodón. Sobre cada una de ellas incorporamos la mezcla de espinas y salmón, enrollando a continuación la pasta. Colocamos los canelones en una bandeja que pueda ir al horno y ahora verteremos por encima la bechamel.

Para hacer la bechamel freíremos tres cucharadas soperas de harina en un chorro generoso de aceite de oliva. Cuando la harina se vuelva marrón añadimos la leche y a fuego bajo vamos removiendo hasta que espese. Añadimos sal y nuez moscada, vertiéndola a continuación sobre los canelones. Espolvoreamos por encima el queso rallado y metemos en el horno, función gratinador, durante unos 20 minutos y listos para comer.

Segundo Plato Principal


Besuguitos a la donostiarra


Esta receta la hago con pescado que no tenga gran tamaño, principalmente con besuguitos pero más normalmente - por razones obvias - con lubina y dorada de piscifactoría. Es muy fácil de hacer y requiere más preparación del pescado en sí que tiempo de ejecución.


Para preparar alguno de estos pescados a la donostiarra acostumbro a sacar las supremas y dejarlas limpias de espinas. Paso cada suprema por la sartén y luego por el horno para a continuación freír unas guindillas y unas láminas de ajo con las que riego el pescado.


INGREDIENTES :


Un besuguito o lubina o dorada por comensal. Si es posible que en la pescadería os den las supremas ya limpias, si no tendréis que hacerlo vosotros.
Dos dientes de ajo
Dos guindillas
Sal
Aceite virgen extra de oliva

Introducimos las supremas sazonadas por ambas caras en una sartén antiadherente por el lado de la piel para que se doren en un chorro generoso de aceite de oliva . El interior de la suprema la dejamos tal cual, no es preciso voltear.
Precalentamos el horno a 180 grados e introducimos las supremas unos cinco minutos. Mientras, con el aceite donde hemos dorado el pescado salteamos los dientes de ajo y las guindillas laminadas. Es conveniente que eliminemos el germen de los ajos.
Extraemos el pescado del horno y bañamos el interior de las supremas con el aceite y los láminas salteadas. Recomiendo diversas guarniciones, aunque una ensalada amarga de escarola o unas patatas al horno con ajo y perejil o incluso un puré con manchego curado suelen ser buenos compañeros de una receta tan simple.

Postre


Pastel de cerezas y queso sin hornear




El pastel de queso y cerezas que os propongo hoy no necesita horneado y se puede hacer con cerezas en almíbar o preparando vosotros mismos el almíbar con fruta fresca. Si optáis por la primera versión, no hará falta siquiera encender el fuego.

INGREDIENTES (4/6 personas) :

200 gramos de galletas maría o similar
250 gramos de cerezas en almíbar 
250 gramos de queso tipo crema (Filadelfia o similar)
400 gramos de leche condensada
4 cucharadas de zumo de limón
1 sobre (alrededor de 12 gramos) de esencia de vainilla
Mantequilla

En primer lugar necesitáis un molde de pastel de unos 22 cm de diámetro, de aluminio o silicona. En un bol desmenuzáis las galletas hasta reducirlas a polvo y entonces añadís un par de cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente, amasando hasta obtener una masa compacta.
Con la ayuda de una cuchara se distribuye la masa por el interior del molde subiendo por los laterales.

En otro bol batimos el queso fresco hasta que queda con la consistencia de la crema. Se añade entonces la leche condensada, batimos a su vez, para  incorporar a continuación la esencia de vainilla y el zumo de limón. Batid bien y verted en el molde que habíamos forrado con galleta. 

Podéis colocar en este momento sobre la tarta las cerezas o bien esperar a que cuaje para cubrirla en su totalidad (es preferible hacerlo así), dejando que el almibar chorree un poco. Para que cuaje se debe colocar en la nevera al menos un par de horas. 

Es de esas tartas que levantan exclamaciones al colocarla sobre la mesa y ya no comento al probarla.

Otros postres


Dulces típicos de la Navidad

Bebidas


Vino blanco, espumoso





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada