Busca tu receta

viernes, 21 de agosto de 2015

Sugerencia de menús para este fin de semana (22-23 Agosto 2015)

SÁBADO


ALMUERZO

Entrante




Plato principal




Postre

Fruta del tiempo

CENA

Entrante




Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

DOMINGO

ALMUERZO


Entrante



Plato principal




Postre




CENA


Plato único




Postre

Fruta del tiempo




lunes, 17 de agosto de 2015

Patatas panaderas a las finas hierbas

Las patatas panaderas son un excelente acompañamiento para todo tipo de platos, tanto de carne como de pescado. Además son muy fáciles de hacer.

INGREDIENTES (4 personas):

1 Kg de patatas
1 cebolla grande
2 cucharadas de albahaca picada
2 cucharadas de orégano picado
2 cucharadas de perejil picado
Aceite virgen extra de oliva
Pimienta negra
Sal
Mantequilla
Vino blanco (opcional)

Pelamos las patatas cortándolas en rodajas de medio centímetro de grosos, aproximadamente. Pintamos con aceite el fondo de una bandeja que pueda ir al horno sobre la que vamos depositando las rodajas. Cortamos en rodajas la cebolla y hacemos una capa sobre las patatas. Salpimentamos la primera capa y espolvoreamos por encima las hierbas. A continuación colocamos encima la segunda capa de rodajas y volvemos a salpimentar y condimentar con las hierbas aromatizantes. Otra capa de cebolla. Cuando hemos acabado con todas las capas de patata, vertemos un chorro de aceite por encima y si las queremos hacer más gustosas repartimos dos o tres nueces de mantequilla.

Cubrimos la bandeja con papel de aluminio, que quede bien cerrada, y llevamos al horno que hemos precalentado a 180 grados. Lo dejaremos durante una hora.

Al cabo de una hora extraemos la bandeja del horno, retiramos el papel de aluminio y volvemos a introducir durante 15-20 minutos esta vez descubierta. Podemos conectar el gratinador para que queden aún más doradas. Si van a emplearse con algún tipo de pescado recomiendo añadir medio vaso de vino blanco justo antes de meter las patatas en la segunda hornada.

También es posible añadir pimientos verdes cortados a tiras si os gusta el sabor que proporciona. Es una receta que impregna la cocina con un aroma que te dan ganas de comértelas ya sin esperar a la hora de la comida.

domingo, 16 de agosto de 2015

Gelatina de yogur con sabor a limón (casi sin lactosa y sin azúcar)

Un postre con un sabor muy delicado y muy fácil de hacer. Se puede hacer ligero con leche desnatada, sin lactosa y sin azúcar o con ingredientes "normales". En todos lo casos queda igual de bueno.

INGREDIENTES :

Medio litro de leche sin lactosa
3 yogures pequeños naturales sin azúcar (300 gramos aprox)
100 gramos de sirope de ágave
12 hojas de gelatina (ó 18 gramos en granulado)
1 limón
1 palo de canela

Decimos que el postre "casi" no tiene lactosa porque el yogur, aunque tiene poca, no se puede decir que carezca de la misma. Si vuestra intolerancia a la lactosa es muy aguda, podéis substituir los 300 gramos de yogur por el peso equivalente de requesón sin lactosa, yogur de soja etc.

En primer lugar calentamos la leche con el palo de canela y un poco de peladura de limón sin la parte blanca que le daría un sabor amargo. Cuando la leche sube retiramos, quitamos los saborizantes  y reservamos hasta que se ponga tibia.

Mientras la leche se pone tibia exprimimos el zumo de una mitad del limón y rallamos la piel. A continuación añadimo el zumo y la piel rallada a la leche. Iremos con cuidado porque la leche se podría cortar al añadir el zumo de limón. Lo mejor es añadir poco a poco el zumo.

A continuación añadimos los yogures y con unas varillas los disolvemos. Incorporamos las hojas de gelatina que previamente hemos ablandado con un poco de agua fría y también el sirope de ágave. Si no queremos emplear sirope podemos añadir 80 gramos de azúcar. Mezclamos bien y llevamos a un molde. Dejamos en la nevera durante al menos 4 horas y listo para comer. Se puede colocar en copas individuales y adornarlo con frutas naturales o en almíbar.

Un postre muy ligero que gustará a todo el mundo.



martes, 11 de agosto de 2015

Types of restaurants in Istanbul

Excerpt of my book "5 routes to explore Istanbul in 5 days" already available in paper and ebook format.



[...] For dinner you have complete freedom to choose the restaurant that suits you. In the city there is excess supply so I'll give some practical advice. There are several types of restaurant. The most common are self titled as "lokanta". Would be equivalent to a cheap menu restaurant.

Usually in lokanta you can find any food but in general provide very basic menu. Then there are restaurants that are titled according to the type of food they provide. The Donerci specialize in grilled meats while Kebapci in making all kinds of skewered meat and sometimes fish. The Donerci would be the equivalent of doner kebap found in Europe. The Kofteci make a type of meatball that I personally hate but which are very popular in Turkey. The Pideci serves a kind of Turkish pizza very popular but that I do not recommend it because is usually very spicy. Oddly enough there are corbaci - pronounced chorbayi - who are specialized in serving ... soup. If you go to one of these corbaci and it's winter I recommend lentil soup - mercimek çorbasi - which is extraordinarily tasty. Another type of very specialized restaurant are the gözlemeci. Gözlemeci serves filo pastry filled with cheese, meat, potatoes etc. Usually you can distinguish gözlemeci because at the entrance there is one or two women wearing traditional peasant costumes sitting on cushions making up the difficult filo pastry - "yufka" for Turks -.

Gözlemeci with the cook working in the restaurant dresser
Finally, to my knowledge, they are the manti, a type of restaurant where you will never find me because they serve a recipe that I hate. The manti is a kind of ravioli cooked and bathed in a spicy yogurt sauce with sumac, garlic and paprika. When I sleep I have nightmares about them, but for many Turkish and foreign are a delicacy.

Some restaurants indicate "Iskender kebap". If you are lucky to find one do not let go. Iskender kebap is the supreme delicacy of Turkish cuisine. It is a recipe made with pita bread base over which tomatoe sauce, grilled meat (döner kebap) and yogurt is served, accompanied by a vegetable.

Of course there are also restaurants serving a little of everything. And if you want to try all kinds of hot and cold dishes do not miss to go to the meze. In the meze the waiter brings to your table a cart full of all kinds of meals. The waiters will serve until the diner says "Enough!" which in Turkish it is "Yeter". I've only eaten meze in Turkey during Ramadan, to attend the Iftar after sunset. As there are some dishes that are cooked only at that time it is worth to enjoy meze at that time. There are fish restaurants but generally is not the specialty most applauded in Istanbul. Indeed the best fish restaurants of Turkey are located in the Turkish Aegean and the Black Sea. However there are a few fish establishments in Istanbul run by chefs from these regions and are quite good. There's one where you can eat a tasty bread made from anchovies, besides squid and mussels.

To accompany your meal you can order a drink, raki (grape brandy that is mixed with water), wine or beer. Locals often take ayran, which is very slightly salty liquid yogurt. Boza is also taken, but is falling into disuse. Turkish wine and beers are of good quality. They can be taken without restrictions despite being a predominantly Muslim country.

In the next chapter we will review another route, which goes from Taksim to Ortaköy [...]


Sangría de pepino y Prosecco

La verdad es que también arrugué el ceño cuando me explicaron la receta. Lo del pepino no me acababa de epatar.  Lo cierto es que la persona que me pasó la receta me juró y perjuró que el resultado era mucho mejor de lo esperado y, lo más importante, saciaba la sed. Lo probé y era cierto. El pepino da un sabor extraño pero agradable aunque no se si es el responsable de que la mezcle calme la sed.

El Prosecco es un vino blanco espumoso italiano bastane más barato que el Champagne o el Cava. Si no encontráis Prosecco se puede emplear un vino blanco espumoso o bien gasificado.

INGREDIENTES (1.5 litros de sangría de pepino):

1.5 litros de Prosecco
1 melón galia muy pequeño (o 2 rodajas de un melón piel de sapo grande)
1 pepino grande
2 limas
10 hojas de menta
Un cuarto de vaso (50 ml) de sirope de ágave (opcional)

En primer lugar pelamos el pepino y lo cortamos en rodajas muy finas. Cortamos la pulpa del melón en cubos y una de las limas en rodajas muy finas. En una jarra vertemos el pepino, el melón y la lima, añadiendo las hojas de menta  y el sirope de ágave si queremos la sangría muy dulce (en caso contrario no hace falta emplearlo). Incorporamos además el zumo de media lima y el Prosecco. Removemos bien y dejamos reposar en el frigorífico hasta que se enfríe.


sábado, 8 de agosto de 2015

Carlota de nata con frutas del bosque y sin azúcar

A pesar de la dificultad que este postre aparenta tener, en realidad es de confección muy sencilla, además de poseer un aspecto impactante.

INGREDIENTES :

Bizcochos de soletilla (los suficientes para forrar un molde)
100 gramos de frutas del bosque variadas (fresas, arándanos etc)
Medio litro de nata líquida para cocinar
Un cuarto de litro de leche
150 gramos de sirope de ágave
12 hojas de gelatina (18 gramos de gelatina en polvo)
Canela en rama
Una peladura de limón
Harina de trigo
Ron, cognac o brandy

Para este postre lo mejor es emplear un molde tipo flanera de al menos un litro de capacidad, y si puede ser sin estrías en los lados mejor que mejor. La forma típica de una carlota es la de un cono truncado pero si tenéis problemas para encontrarlos se puede utilizar un tupper o un molde redondo de los empleados para hacer pasteles. En cualquier caso el molde no va a ir ni al fuego ni al horno, así que no hay que preocuparse en ese aspecto.

En prmer lugar mojamos brevemente los bizcochos en el licor que hayamos escogido. Si queréis que sea una carlota apta para todos los públicos lo mejor es calentar el licor durante 10 minutos sin que llegue a hervir y de esta manera el alcohol se evaporará.

Los bizcochos mojados - que no empapados - los vamos pegando en los laterales del molde y en el fondo del mismo (en el fondo cortándolos a la medida adecuada). Reservamos.

A continuación  mezclamos la nata líquida, la leche y el sirope de ágave en una cazuela que calentamos hasta que hierva. Además añadimos la rama de canela y la piel de limón sin la parte blanca que amarga. Removemos continuamente hasta que empieza a hervir y entonce  retiramos del fuego.

Mientras remojamos en un plato hondo de sopa la gelatina en agua fria. Cuando la mezcla está tíbia incorporamos la gelatina y removemos bien para que se disuelva. Extendemos un poco de harina de trigo y con ella rebozamos muy brevemente los frutos del bosque. De esta manera evitaremos que se vayan al fondo del molde, distribuyéndose uniformemente por todo el volumen. Incorporamos las frutas, mezclamos bien y vertemos el resultante sobre el molde. 

Llevamos al frigorífico y en unas 8 horas estará solidificado. Damos la vuelta para obtener un pastel recubierto de bizcocho y relleno de una suave nata salpicada de frutos del bosque. Podéis decorar la parte de arriba con más frutas del bosque o incluso con mermelada de arándano o fresa.

Un postre para enmarcar.

viernes, 7 de agosto de 2015

martes, 4 de agosto de 2015

"5 routes to explorer Istanbul in 5 days" now also in paper

Available through the Createspace shop here  https://www.createspace.com/5650353

PRICE : 15 USD

Ensalada iraní de pepino

Una ensalada muy refrescante que además es fácil de hacer.

INGREDIENTES (4 personas)

2 pepinos grandes (o 4 pequeños)
1 cebolla morada pequeña tipo "Figueres"
Una docena de hojas de menta fresca
El zumo de una lima o bien el zumo de medio limón
Dos cucharadas de vinagre
Sal
Pimienta negra molida
Aceite virgen extra de oliva


Pelamos y cortamos en cubos los pepinos, vertiéndolos en un bol. Añadimos la cebolla bien picada así como las hojas de menta también muy picadas. Sazonamos con el zumo de lima, un chorro generoso de aceite de oliva, un pellizco de sal y el vinagre. Espolvoreamos la pimienta negra por encima y lista para comer.

A veces se añade tomate o incluso se baña en un poco de yogur, aunque siempre los ingredientes básicos son la cebolla, el pepino y la menta.

lunes, 3 de agosto de 2015

Pudding de peras sin azúcar

Un postre muy sencillo de hacer donde empleamos en gran medida la fruta para endulzar.

INGREDIENTES :

Medio kilo de peras
Medio litro de leche
3 ó 4 rebanadas de pan
Medio vaso (100 ml) de sirope de ágave
1 rama de canela
La piel de un limón
2 huevos


Ponemos a calentar la leche con la rama de canela y la piel de un limón (sin la parte blanca o amargaría).

Si las peras son duras las pelamos, las cortamos en rodajas eliminando las semillas y el tronco central duro y las incorporamos a la leche. Si las peras están maduras no hace falta hervirlas con la leche.

Cuando la leche empieza a subir reducimos el fuego y dejamos 5 minutos más si hemos incorporado las peras. En caso contrario se puede retirar del fuego directamente nada más empiece a subir.

Eliminamos los saborizantes (canela y limón). Incorporamos las rebanadas de pan y con un tenedor las aplastamos. No debéis utilizar la batidora eléctrica porque el pudding queda mejor si está "grueso". Si habéis hervido la leche con los trozos de pera, también los debéis aplastar con el tenedor.

Si las peras están maduras, las peláis, cortáis en rebanadas eliminando las semillas y las incorporáis.

A continuación se añade el sirope de ágave y los dos huevos. Se bate todo con las varillas. La masa resultante, que será bastante líquida, la incorporamos a un molde que pueda ir al horno. Si es de silicona no hará falta engrasar las paredes con mantequilla.

Precalentamos el horno a 190 grados e introducimos el molde. Dejamos media hora o hasta que al introducir un palillo en el centro éste salga seco (probad a la media hora y si no sale seco ir probando cada cinco minutos).

Transcurrido el tiempo extraemos del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. No os preocupéis si pierde volumen, es normal puesto que no lleva levadura. Luego llevamos al frigorífico y cuando esté bien frío ya se puede comer.

Un pudding fácil y barato de hacer que seguro que repetiréis más de una vez.

ATENCIÓN : RECUERDA QUE HOY Y SOLO HOY PUEDES DESCARGAR GRATUITAMENTE EL LIBRO "5 RUTAS PARA CONOCER ESTAMBUL EN 5 DIAS"


sábado, 1 de agosto de 2015

Tacos mexicanos de ternera

Los tacos son tortillas enrolladas típicas de Mexico realizadas con harina de maíz o trigo que se pueden comer tal cual o bien se rellenan con diversas recetas. Las hay de frijoles, carne, pollo, de guisado etc.
Se trata de una comida rápida que tiene millones de adeptos en todo en el Mundo, pero sobretodo en los Estados Unidos donde ha degenarado en pseudo preparaciones de mala calidad. Un taco preparado con buenos ingredientes es una comida excelente que contiene todos los nutrientes necesarios, desde la proteína del ingrediente principal hasta el carbohidrato que aporta la tortilla en sí.

INGREDIENTES (4 personas) :

4 tortillas de maíz
300 gramos de carne de ternera cortada en cubos
2 tomates rojos grandes
1 cebolla morada grande
1 manojo de cilantro
4 cucharadas de guacamole
Salsa de chile o de tabasco (si se quiere un poco picante)
1 lima o limón
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva

En una sartén vertemos un chorro generoso de aceite de oliva. A fuego medio cocinamos los cubos de carne previamente salpimentado hasta que quedan bien dorados. Personalmente los prefiero pequeños para que sean más fáciles de cocinar y no queden demasiado hechos en la superficie. Cuando la carne está hecha retiramos y reservamos.

En el mismo aceite donde hemos frito la carne incorporamos la cebolla picada muy fina. Cuando empieza a transparentar añadimos los tomates pelados y sin semillas cortados en cubos pequeños. También añadimos el cilantro picado muy fino.  Cuando tenemos este sofrito cuajado retiramos del fuego y ya podemos montar el taco.

Antes de montar el taco podemos calentar la tortilla en una sartén bien caliente sin aceite. Con medio minuto por cada lado será más que suficiente.

Colocamos la tortilla sobre un plato. Sobre ella colocamos una porción de carne e inmediatamente encima el sofrito - con el mínimo de aceite posible -. Luego viene la cucharada de guacamole (para quien quiera hacer el guacamole en casa esta es la receta : receta guacamole) y si se quiere un golpe de salsa de tabasco o de chile. Finalmente exprimimos sobre el taco un poco de jugo de lima. Cerramos el taco enrollándolo y listo para comer.

No se a vosotros, pero a mi me han venido un hambre tremenda pensando en esta receta.