Busca tu receta

martes, 9 de febrero de 2016

Hacer chocolate a la taza con Cola Cao o Nesquik

A veces nos apetece hacernos una taza de chocolate espeso para mojar churros, bizcochos de soletilla o galletas. Y los más golosos coronarán la taza con una buena capa de nata montada para hacerse un suizo como Dios manda. También ocurre a menudo que en casa no disponemos de chocolate a la taza ni en polvo ni en formato líquido. Si intentamos hacer un chocolate a la taza con polvos de Nesquik o Cola Cao nunca espesará lo suficiente por muchas cucharadas que vertamos en la leche y como mucho obtendremos un mejunje excesivamente chocolateado.

El chocolate a la taza que venden en los supermercados no es más que chocolate en polvo al que se le ha añadido un espesante. El espesante suele ser harina de trigo - sí, como suena - cuya misión es aumentar la densidad de la leche cuando la calentemos, al igual que ocurre con la bechamel. En el caso de que para un producto en concreto no fuera necesario calentar la leche como paso previo para aumentar la densidad, probablementee se trataría de otro tipo de espesante : almidón, maíz etc.

Puesto que el chocolate a la taza se realiza con dos ingredientes básicos, cacao en polvo y harina, es posible realizarlo fácilmente en casa. La receta varía un poco según empleemos Nesquik o Cola Cao. La diferencia radica en que el Cola Cao ya tiene como ingrediente harina de trigo, aunque insuficiente para obtener la densidad deseada.

INGREDIENTES (para obtener una taza de 250 ml) :

Un vaso de leche (200 ml)
Una cucharada de mantequilla
Un cucharada de harina de trigo rasa (para el Nesquik) y sólo media cucharada para el Cola Cao
2 cucharadas colmadas de Nesquik o Cola Cao (al gusto)

En una cazuela incorporamos la mantequilla que deshacemos a fuego medio.

Cuando la mantequilla está deshecha vertemos la harina de trigo a través de un colador o tamiz para que no forme grumos. La freímos hasta que oscurece (de esta manera no sabrá a harina).

Vertemos la leche y calentamos sin dejar de agitar con las varillas (para evitar que se formen grumos),

Cuando la leche empieza a humear incorporamos el polvo de Nesquik o Cola Cao y seguimos agitando con las varillas hasta que obtenemos el espesor deseado y no quedan grumos.

Mis pruebas con ambos productos han dado como resultado que el sabor obtenido con el Cola Cao es más parecido al chocolate a la taza tradicional pero sobre gustos no hay nada escrito y seguro que si amas el Nesquik sólo te sabrá a gloria con éste último.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada