Busca tu receta

martes, 22 de noviembre de 2016

Tarta de arroz, almendras y yogur (para celíacos)

Ser celíaco implica no poder alimentarse de productos que contienen gluten. Algunos de ellos contienen esta glicoproteína de forma natural, como el trigo y otros cereales, pero una gran cantidad de alimentos no contienen gluten. Esto vendría a significar que ser celíaco no es un gran problema  ya que hay muchos alimentos alternativos, pero en la práctica no es así ya que por desgracia muchos alimentos están contaminados por gluten durante el proceso de fabricación. Esto es debido a que las cadenas de producción procesan alimentos sin la debida separación. Es decir, un molino puede moler trigo - que tiene gluten - y a continuación moler arroz - que no posee - sin que se hiciera una limpieza exhaustiva de la maquinaria. En la harina de arroz quedarían trazas de harina de trigo que si bien son indetectables para el consumidor standard, pueden ser en cambio muy perjudiciales para el consumidor celíaco. 

Esta tarta no contiene ningún ingrediente que posea gluten en su estado natural pero si compráis las harinas ya molidas debéis buscar el sello que garantice que no poseen gluten por contaminación cruzada. Otra alternativa, más complicada, es procesar vosotros mismos el arroz y las almendras hasta reducirlas a harina.

INGREDIENTES :

1 pote pequeño de yogur natural sin azúcar (125 gramos)
(a partir de aquí vamos a emplear el pote del yogur para las medidas de los otros ingredientes)
1 pote y medio de harina de arroz
1 pote y medio de harina de almendras
1 pote de azúcar
Medio pote de aceite de girasol o maíz
2 huevos
1 bolsita (15 gramos) de levadura química

En un bol grande vertemos el contenido del pote de yogur. Incorporamos también la harina de arroz, la harina de almendras, el azúcar, el aceite, los huevos y la levadura química y batimos bien.

Cuando tengamos una masa homogénea la vertemos en un molde de silicona reutilizable o en otro de aluminio bien engrasado con mantequilla.

Precalentamos el horno a 180 grados y dejamos hornear durante 30 minutos justos. Extraemos del horno, dejamos enfriar y cuando está templado desmoldamos.

Es tan fácil de hacer y tan bueno que seáis celíacos o no os encantará. Podéis hacer el pastel sólo con harina de arroz pero es aconsejable usar una harina apta para celíacos - en este caso de almendras - para que complemente el valor nutricional de la harina de arroz.

Otro detalle a tener en cuenta es que, a pesar de que lleve levadura química, cuando se hornea no sube demasiado. Esto se debe a que carece de gluten, el responsable de la esponjosidad de los pasteles y panes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario