Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

jueves, 24 de julio de 2014

Ensalada de lentejas con atún

Una refrescante ensalada que aporta gran cantidad de fibra y de proteína de origen animal y vegetal. Además, siempre es conveniente ingerir legumbres al menos un par de veces por semana. Lamentablemente en verano el consumo de legumbres es mucho menor por la ausencia de cocidos, siendo importante incluirlas en ensaladas de este tipo para prevenir el estreñimiento, por ejemplo.

INGREDIENTES (4 personas) :

1 pote de 400 gramos de lentejas cocidas
2 tomates maduros
1 cebolla grande fresca
2 latas pequeñas de atún 
2 docenas de aceitunas rellenas de anchoa
1 pimiento verde
Un puñado de encurtidos picados (pepinillos, zanahorias, coliflor etc)
Sal
Aceite virgen extra de oliva
Vinagre de vino

Lavamos las lentejas y las dejamos escurrir.
Mientras pelamos y cortamos los tomates  y el pimiento verde. Los incorporamos a un bol, añadiendo las lentejas, el atún desmigado, los encurtidos y la cebolla rallada muy fina. Mezclamos bien y aliñamos al gusto con aceite y vinagre. Se deja reposar en el frigorífico durante un par de horas y lista para consumir, incluso como plato único si terminamos la comida con fruta.
Aunque a alguno la inclusión de atún le pueda parecer "extraña" con lentejas, la verdad es que su sabor casa muy bien con las legumbres.

lunes, 14 de julio de 2014

Ensalada de patatas con salsa verde (receta de verano)


Una receta muy sencilla que se puede tomar como plato único tibio o frío. Contiene hidratos de carbono y vitamina C aportados por las patatas así como proteínas de origen animal - las salchichas, los huevos y las anchoas - además de los aportes de vegetales del perejil. Una receta completa que no requiere nada más para componer un menú completo si lo acabamos con una buena ración de fruta.

INGREDIENTES (4 personas) :

400 gramos de patatas
4 salchichas grandes "alemanas" tipo Wurstel o similar
4 huevos

Para la salsa verde :
1 manojo grande perejil
1 vaso (200 ml) de aceite virgen extra
3 pepinillos en vinagre grandes
1 cucharada de alcaparras
2 cucharadas de vinagre
El zumo de medio limón
3 ó 4 anchoas en aceite
1 diente de ajo
1 cucharada de pan rallado

En primer lugar cocemos en una olla grande las patatas enteras y sin pelar. Cuando podemos clavar el tenedor o un palillo y se muestran blandas pero aún algo enteras ya están listas. Podemos cocer en el mismo agua - añadiendo un chorro de vinagre - los huevos durante 12 minutos exactos y en otra cazuela las salchichas. Lo dejamos enfriar todo mientras preparamos la salsa.

Para preparar la salsa basta con separar las hojas de perejil de las ramas - no metáis las ramas que son ligeramente tóxicas - y llevarlas a una batidora de vaso o bien al pote del brazo. Añadimos el aceite, los pepinillos, las alcaparras, el vinagre, el zumo de limón, las anchoas, el diente de ajo sin el germen y la cucharada de pan rallado. Batimos o pasamos por el brazo hasta que se hace una pasta bien homogénea. Reservamos.

Pelamos las patatas y las troceamos. Añadimos las salchichas y los huevos cortados en rodajas y bañamos el conjunto con la salsa verde. Llevamos al frigorífico, a la parte alta (no conviene que esté demasiado frío o el aceite se solidificará dándole un mal aspecto ) y en un par de horas estará lista para servir.

Para chuparse los dedos.





Melón con gambas (receta de verano)

Una receta que se prepara en minutos, muy ligera, y que además es perfecta para la canícula estival.

INGREDIENTES (4 personas) :

2 melones pequeños tipo Galia o Cantalup bastante maduros
400 gramos de gambas peladas
4 limas
Una cucharadita de semillas de amapola
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar partimos los melones por la mitad. Cada mitad sera el "plato" de uno de los comensales. Les quitamos las semillas y vaciamos la carne empleando una cuchara de helado que nos permitirá hacer bolas con la pulpa. 
Colocamos las bolas en un bol y las mezclamos con las gambas, una cucharada de aceite de oliva, las semillas de amapola y el zumo de las cuatro limas.  Dejamos reposar en el frigorífico durante al menos un par de horas. También metemos en el frigorífico las mitades vacías de los melones.
Transcurrido el tiempo distribuimos equitativamente entre las mitades la pulpa de los melones y las gambas, sirviéndose de inmediato con la precaución de hacer un pequeño corte en la base de la fruta para que se mantenga quieta y no "ruede" por el plato.
También es posible añadir lechuga o incluso salsa rosa a la mezcla.