Busca tu receta

martes, 3 de diciembre de 2013

Rollo de langostinos con pasta filo y kunafah (Entrante exótico para la Navidad)

De este exótico entrante se puede decir que es más fácil cocinarlo que encontrar los ingredientes. Eso sí, la presentación es impactante y dará a vuestras comidas un toque exótico oriental muy atrayente.
Antes que nada voy a explicar que es la pasta filo y la kunafah. La pasta filo ha sido tratada extensamente en este blog. La cocina de oriente próximo y los balcanes no se entendería sin estas láminas de harina finas como el papel que se utilizan en los baklava y en infinidad de recetas como el borek. Son relativamente fáciles de encontrar en los grandes supermercados - al menos la he visto en tres : Carrefour, Alcampo y El Corte Inglés con nombres como pasta filo o phyllo, no confundir con hojaldre o pasta quebrada -.
La kunafah es menos conocida pero seguro que al ver la foto lo habéis reconocido. Se trata de fideos muy finos que se emplean frecuentemente en la repostería oriental. Son originarios de la ciudad palestina de Nablus. Con ellos se realizan gran cantidad de postres y es habitual que decoren los baklava y otros dulces orientales. Se pueden encontrar en tiendas de productos importados u orientales bajo nombres como kunafah mismo o kadaifi (más habitual) o kataifi en bolsas como las que se emplean para la pasta occidental. Ante la tentación de emplear fideos tipo angel por falta de kunafah, mejor no cometer este error : ni se parecen.

INGREDIENTES (6 comensales) :

2 langostinos grandes por comensal, en total una docena
Un rollo de pasta filo, generalmente compuesto por 6 hojas
Una bolsa de kunafah
Cuatro cucharadas de miel
Dos cucharadas de mantequilla
Sal
Pimienta

Retiramos la carcasa a los langostinos dejando la cola y la cabeza, es decir, sólo desnudamos el tronco. Los salpimentamos. Los agrupamos de dos en dos. Cortamos tiras de pasta filo de manera que puedan envolver completamente la pareja de langostinos. La untamos por dentro con un poco de mantequilla al punto de pomada (4 ó 5 segundos al microondas) y envolvemos el marisco dejando la cola y la cabeza fuera.
Hacemos líquida la miel con ayuda del microondas y pintamos el exterior del canutillo que hemos hecho, vigilando de no impregnar ni la cola ni la cabeza de los langostinos. Rodamos el canutillo por encima de la kunafah extendida sobre un plato de manera que quede muy impregnado.

Precalentamos el horno a 190 grados y metemos los rollos. En cuatro o cinco minutos estarán listos y se pueden servir tanto calientes como fríos, al gusto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario