Busca tu receta

jueves, 24 de abril de 2014

Jambalaya de pollo

No es el nombre de una atracción de Port Aventura, aunque lo parezca. Se trata de un plato típico de la cocina cajún que como sabéis procede del sur de los Estados Unidos, es directa heredera de la cocina francesa y la importada por los esclavos africanos y se caracteriza por el empleo masivo de picante, aunque desde luego hay excepciones. El Jambalaya no es una de ellas, ya que es picante a morir. La palabra Jambalaya se puede descomponer en Jamba ala ya, donde Jamba procedería del francés Jambon (jamón), "a la" sería también francés mientras que "ya" es arroz en algunos idiomas africanos. Es decir, Jamón al arroz.

Como sabéis añadir picante en las comidas es lógico en países muy calurosos. El picante obliga a sudar y ello ayuda a refrescar por simple evaporación. Si no queréis que la Jambalaya pique tanto, reducid los niveles de pimienta y emplead chorizo dulce.

INGREDIENTES (4 personas) :

1 pollo de 1 Kg cortado como si fuera a hacerse al ajillo
400 gramos de arroz
200 gramos de tocino ahumado o jamón en taquitos (al gusto)
1 chorizo picante
1 cebolla morada tipo "Figueres"
2 latas pequeñas de pimientos morrones
Una lata mediana de tomate triturado (200 gramos)
1 litro de caldo de pollo
2 tallos de apio
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 hoja de salvia
1 ramita de tomillo
1 cucharadita de pimienta de Cayena  (al gusto, tanta como queráis)
Sal
Aceite virgen extra de oliva


En una cazuela de fondo grueso freímos en su propia grasa el tocino cortado en trocitos y el chorizo cortado en rodajas durante unos cinco minutos. Los retiramos y reservamos. Añadimos entonces un chorro generoso de aceite de oliva y doramos entonces el pollo por todos lados. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite añadimos la cebolla y los dientes de ajo picados, el apio cortado en rodajas, el pimiento morrón cortado en cubos y la pimienta. Cocinamos durante unos cinco minutos y entonces añadimos el pollo, el tocino, el chorizo, los tomates pelados y las hierbas aromáticas. Vertemos el caldo y llevamos a ebullición. En ese momento se añade el arroz y se deja cocer a fuego fuerte durante unos 5 minutos.  

Mientras precalentamos el horno a 180 grados y transcurridos los 5 minutos de cocción introducimos la olla tapada durante 40 minutos, de manera que quede ligeramente caldoso. 

Para los amantes del picante, un auténtico festín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario