Busca tu receta

miércoles, 28 de octubre de 2015

Castañas hechas en microondas

Si no tienes una sartén perforada, no quieres encender el horno o más habitualmente eres de los que no tienen paciencia, he aquí algunos consejos para cocinar castañas en el microondas.

Es necesario hacer una muesca profunda en el lado plano de la castaña (ojo ! no el abombado). El corte debe atravesar las dos pieles y llegar a la pulpa porque si no lo hacéis así el vapor que se generaría haría estallar la castaña y os pondría el microondas perdido.

Colocad una cantidad pequeña cada vez ya que si hacéis demasiadas es seguro que algunas piezas se enfriarán antes de que llegue a vuestras bocas y entonces la piel interna se vuelve a pegar y ya no hay quien las despegue. Se deben pelar y comer todavía calientes.

Con un microondas de 800 W se aconsejan unos tres minutos, más o menos. No apartéis la vista del horno mientras se hacen para evitar que alguna castaña decida adelantar su cocción "a lo bestia"y convierta vuestro microondas en un campo de batalla.

Una vez cocidas, las sacáis del horno con cuidado - el horno estará lleno de vapor muy caliente - y las depositáis cubiertas con un paño en un plato. De esta manera tomarán la misma temperatura. Ya podéis comerlas pelándolas con relativa facilidad. Si las castañas no son de buena calidad la piel interna costará mucho de quitar. Si son buenas, se desprenderá enseguida. Recomiendo por esto motivo, además de por el sabor, las castañas gallegas aunque precisamente por su calidad su precio es alto y suelen destinarse grandes cantidades de la misma al mercado extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario