Busca tu receta

Translate

lunes, 9 de abril de 2018

Zurra


Esta bebida, también conocida como zurracapote, se obtiene a base de mezclar vino con frutas y aromatizantes, contando  con muchas recetas diferentes según la región española donde se prepare. Se suele realizar en grandes cantidades puesto que se usa para eventos festivos, generalmente fiestas populares, de igual manera que en los Estados Unidos se emplea el ponche, más o menos alcoholizado de forma clandestina, tal y como hemos visto en las películas que reflejan los consabidos bailes de graduación de las High Schools. Aquí se consigna para realizar un litro, aproximadamente, pero se pueden hacer mayores cantidades doblando o triplicando los ingredientes.

INGREDIENTES :

800 ml de vino (preferiblemente tinto o rosado)
Medio vaso (100 ml) de agua
100 gramos de azúcar
2 limones
2 ramas de canela

En primer lugar disolvemos el azúcar en el vino, removiendo bien.

Hervimos las dos ramas de canela en el agua (100 ml) y vertemos el líquido en el vino. Las ramas de canela las reservamos.

Exprimimos los dos limones e incorporamos el zumo en el vino. Pelamos los limones para sacar la piel sin la parte blanca que amargaría.

Una vez tenemos el vino con el azúcar, el aroma a canela y el zumo de limón incorporamos las ramas de canela y la piel de los limones. Para que sea fácil retirar los aromatizantes es preferible introducirlos dentro de un saquito o una tela limpia.

Dejamos macerar durante 24 horas. Terminado el plazo extraemos y descartamos la canela y las pieles de limón, llevando entonces al frigorífico para que se enfríe.


Extraído de "Recetas esenciales de bebidas", Xavier Molina

viernes, 6 de abril de 2018

Sugerencia de menús para este fin de semana (7-8 Abril 2018)

Sábado

Desayuno

Zumo de naranja

Tostadas con mantequilla y mermelada

Café con leche

-------------------------------

Almuerzo


Entrante




Plato Principal




Postre

Fruta del tiempo

-------------------------------

Cena

Entrante




Plato Principal




Postre

Fruta del tiempo

-------------------------------

Domingo

Desayuno




Café con leche

-------------------------------

Almuerzo


Entrante




Plato principal




Postre



Arroz con leche sin azúcar

-------------------------------

Cena


Entrante




Plato principal




Postre

Fruta del tiempo

jueves, 5 de abril de 2018

Carne con champiñones


Una receta fácil de hacer para los que aman la carne y los champiñones...

INGREDIENTES (4 personas) :

500 gramos de carne de ternera o vaca, preferiblemente tapa
300 gramos de champiñones, envasados o frescos, enteros o laminados
1 cebolla fresca mediana
1 diente de ajo
2 tomates rojos maduros
Caldo de carne (un vaso, 200 ml)
Vino tinto (un vaso, 200 ml)
Perejil fresco
1 picada (compuesta por pan duro, almendras, avellanas, piñones etc)
Harina de trigo, integral o blanca
Sal
Pimienta negra molida
Aceite virgen extra de oliva

En una cazuela de barro a ser posible vertemos un chorro generoso de aceite de oliva. Lavamos bien los champiñones si son fresco o los escurrimos si son en conserva y los incorporamos a fuego medio. Los dejamos hacer hasta que queda poco agua y empiezan a tomar colar. Retiramos y reservamos.

Enharinamos los filetes de carne, los salpimentamos y pasamos por el mismo aceite en donde hemos frito los champiñones. Debemos mantenerlos hasta que empiezan a dorarse. A continuación retiramos y reservamos. No os preocupéis por si parte de la harina se pega en el fondo de la cazuela porque la desglasaremos en breve. Si queda muy seca de aceite añadid un poco más, pero no demasiado. Es preferible ir añadiendo a cucharadas contadas antes de que quede una receta demasiado aceitosa.

Rallad la cebolla e incorporarla al aceite, además del diente de ajo pelado y entero. Salad un poco la cebolla para que sude. Cuando la cebolla empieza a transparentar y el diente de ajo ya está algo tostado añadid los tomates sin piel ni semillas y troceados. Dejad hacer el sofrito unos minutos. Retirad a continuación el diente de ajo.

Cuando el sofrito ya ha tomado forma vertéis el vino tinto y con la ayuda de una cuchara de madera se desglasa el fondo de la cazuela para que quede limpia. Dejáis reducir a la mitad y entonces incorporáis de nuevo la carne y los champiñones. Se añade un vaso de caldo de carne y si no cubre los ingredientes un poco de agua. Dejáis hacer a fuego lento durante media o tres cuartos de hora. Si veis que queda seco, añadid preferiblemente caldo de carne caliente.

A mitad de la cocción se vierte por encima la picada bien triturada en el mortero con algunas hojas de perejil. Se comprueba el sabor 5 minutos antes del final y si es necesario se rectifica de sal y pimienta. Se sirve bien caliente, repartiendo raciones abundantes de champiñones para cada comensal. Si se quiere se puede adornar con un poco de perejil fresco y acompañar de ensalada o patatas fritas.

Si empleáis tapa de ternera blanca o rosa, que es suficientemente tierna, no es necesario ningún paso previo. Si se emplea novillo o vaca, es recomendable golpear la carne con un mazo para ablandarla.

martes, 3 de abril de 2018

Carajillo cremat o carajillo de Castellón


Este tipo de carajillo, típico del norte de Valencia y Castellón, es mucho más elaborado que el carajillo que hemos visto anteriormente (y también mucho más caro).  Para realizarlo es recomendable utilizar un vaso de barro aunque también se puede hacer con vaso de cristal y así se aprecia las tres capas que se forman debido a la diferente densidad de los líquidos.

INGREDIENTES (4 servicios) :

1 taza de café espreso (por cada vaso)
3 granos de café tostados (por cada vaso)
1 trozo de piel de limón sin la parte blanca, lo suficientemente pequeño para que quepa en el vaso (por cada vaso)
1 trozo de canela en rama (igual que el limón, que quepa en el vaso, por cada vaso)
2 cucharaditas de azúcar moreno (por cada vaso)
1 vaso de ron (200 ml) para repartir entre los 4 vasos. También sirve el orujo, brandy etc.

En el fondo de cada vaso vertemos dos cucharaditas de azúcar moreno. Luego se incorporan los granos de café y la peladura de limón.

Calentamos al fuego el ron y cuando está a punto de hervir separamos el cacillo del fuego y lo distribuimos entre los cuatro vasos. Recordad que cada vaso deberá llevar un café espresso entero (30 ml) por lo que debéis dejar espacio suficiente.

Removemos bien y a continuación con una cerilla o encendedor hacemos que la mezcla arda. Se generará una llama débil que irá consumiendo el alcohol. Cuanto más tiempo dejéis que queme, menos fuerte será. Se apaga colocando un platillo encima o cualquier otra cosa que no pueda prender. Recordad que debéis remover constantemente mientras quema. Utilizad una cucharilla de mango largo para no quemaros.

Ahora haced el café espreso y vertedlo sobre el ron pero cuidado, se debe hacer echándolo primero sobre la cucharita y luego, cuando se va llenando, va cayendo en el ron de manera que se forman las típicas capas tan características de este carajillo.

Si utilizáis un vaso de cristal veréis las capas y si en lugar de uno de cristal utilizáis uno de barro se mantendrá caliente por más tiempo.

Extraído del libro "Recetas esenciales de bebidas", Xavier Molina

lunes, 2 de abril de 2018

Arroz a la cantonesa


Esta receta, típica de la cocina china y en concreto de la región de Cantón, es muy corriente en los restaurantes chinos y es posible hasta adquirirlo congelado en grandes superficies de cualquier parte del mundo. El arroz cantonés suele incorporar jamón york, guisantes, huevos revueltos -  en algunos casos también gambas - y se sazona con salsa de soja.  El arroz empleado siempre es del tipo basmati y la realización ortodoxa implica el uso de wok. Os damos la receta auténtica y luego las posibles alternativas.

INGREDIENTES (4 personas) 

400 gramos de arroz basmati
Jamón cocido en tacos
2 huevos
150 gramos de guisantes congelados
Aceite de semilla de sésamo
Salsa de soja
Sal

En primer lugar debemos lavar el arroz basmati en abundante agua fría usando un colador. Cuando el agua sale limpia lo escurrimos y vertemos en una  cazuela con agua fría (medio litro es suficiente).  Cocinamos el arroz a fuego medio, cubriendo la cazuela, hasta que absorba todo el agua (20 minutos serán más que suficientes). Si el arroz no queda blando añadimos un poco más de agua pero templada. Cuando se ha terminado de cocinar apartamos y reservamos dejándolo enfriar completamente.

Batimos los huevos en un bol con un poco de sal. En una sartén anti adherente añadimos una cucharada de aceite de sésamo y agregamos los huevos batidos, rompiéndolos con la cuchara de madera en cuanto cuajen. Deben quedar pequeños trozos de tortilla.

Hervimos los guisantes congelados en agua con un poco de sal hasta que queden blandos (según el calibre pueden tardar entre 5 y 10 minutos).

En un wok añadimos una cucharada de aceite de sésamo, los guisantes cocidos, el jamón en taquitos, así como los huevos revueltos y rotos. Los cocinamos durante 2 ó 3 minutos. A continuación los retiramos y añadimos otras tres cuacharadas de aceite de sésamo. Agregamos el arroz basmati, un poco de sal y lo salteamos en el wok unos 4 minutos. Incoporamos entonces los guisantes, los huevos, el jamón cocido y una cucharada de salsa de soja. Un minuto más para mezclar bien y listo para comer bien caliente.

La salsa de soja es fácil de encontrar, así que no tendréis ningún problema.

El aceite de sésamo es más complicado. Mi recomendación es calentar aceite de girasol o de oliva con algunas semillas de sésamo - también llamado ajonjolí - que son fáciles de encontrar. De esta manera el aceite adquirirá el sabor de las semillas. En cuanto al wok no hay alternativa, así que recomiendo usar una sartén antiadherente o mejor cerámica un poco honda.

Lo más visto de los últimos 30 días

Entrada destacada

Tres recetas con Jamón Ibérico

Ni el gazpacho, ni la paella, ni ninguna otra receta o producto español impresiona más en el extranjero que el jamón ibérico. Cualquier coci...