Busca tu receta

Translate

viernes, 29 de diciembre de 2017

Un menú japonés para la Nochevieja

Entrantes

Sopa de miso



INGREDIENTES (4 personas) :

2 cucharaditas de miso (3 si os gusta fuerte y 4 extra-salado)
Cebollino
Caldo de pollo o verduras (alrededor de 1 litro)*
Algas (wakame, nori o kombu, entre otras) en hojas**
100 gramos de tofu

* no lo compreis hecho ! El caldo que se vende está en general muy salado y al añadir el miso sería imbebible.
** podeis obviarla.

Si las algas se consiguen secas se deben hidratar en agua al menos durante media hora.


Se calienta el caldo procurando que no hierva en ningún momento. Disolvemos el miso y a continuación vertemos el tofy cortado en dados a modo de tropezones, el cebollino cortado en rodajas y las algas. Damos vueltas unos 15 minutos y la sopa ya está lista. No hay que poner sal ya que el miso ya la incorpora.


Huevos con foie-grass fresco de pato y wasabi 


Esta receta se realiza con wasabi o con un sucedáneo que podéis encontrar en las tiendas especializadas con relativa facilidad. El foie grass de pato es más fácil de localizar. Debéis además disponer de ramekines o cazuelas individuales que puedan ir al fuego. El punto de cocción del huevo es a gusto del comensal, y puede ser pochado o duro.

INGREDIENTES (6 personas) :
6 huevos
Foie-grass de pato fresco (dependerá del tamaño del ramekin, pero con 250-300 gramos será suficiente)
Pasta de wasabi o sucedáneo
Limón
150 ml de crema de leche (también depende del tamaño del ramekin, pero esta debería ser la cantidad máxima a usar)
En un bol mezcle la crema de leche, una cucharada de jugo de limón, otra de wasabi, un pellizco de sal y otro de pimienta, mezcle con la batidora y reserve.

En cada ramekin individual vamos a llenar el fondo con el foie-grass de pato (o de oca, pero es más caro) hasta la mitad. A continuación vertemos un poco de la salsa con wasabi que hemos preparado. Seguidamente rompemos un huevo y con cuidado de no romper la yema lo depositamos sobre todo lo anterior. Salpimentamos.
Ahora llevamos los ramekines a una cazuela con agua de manera que ésta no llegue a la mitad de la altura de los recipientes individuales. Ponemos al fuego María durante diez minutos - o hasta que la yema esté pochada o dura - vigilando de cubrir con una tapadera los ramekines (pero sin que quede sellada la cazuela o el agua se calentaría demasiado desbordando los recipientes individuales).
Se sirve caliente y si todo ha ido bien la clara del huevo habrá cuajado mezclándose con el wasabi.  Os aseguro que es un entrante de los que no se olvidan, sobretodo si sois aficionados a la cocina oriental.

Plato principal


Pollo teriyaki


INGREDIENTES (4 personas)

1 Kg de pollo cortado como si fuera hacerse al ajillo y sin piel
Medio vaso de azúcar moreno (250 ml)
Medio vaso de salsa de soja (250 ml)
Un cuarto de vaso de vinagre de vino (60 ml)
Una cucharada de maizena (para espesar)
Un cuarto de vaso de agua
Medio diente de ajo bien picado
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta negra

Agregar todos los ingredientes (excepto el pollo) en un cazo hondo y calentar a fuego medio hasta que la salsa espese y empiece a burbujear. Es imprescindible que el azúcar se disuelva bien, así que si no lo conseguís añadid un poco más de agua.

Calentad el horno a 220 grados. En una bandeja honda que pueda ir al horno colocad las piezas de pollo y untadlas - con pincel o similar - con la salsa obtenida.

Introducid la bandeja en el horno durante 30 minutos, "repintando" de vez en cuando el pollo con la salsa. Transcurrido el tiempo, sacad la bandeja y dad la vuelta a todas las piezas de pollo, horneando durante otros 30 mintos o hasta que el resultado es visiblemente de un buen horneado. Y no olvidéis repintar a menudo porque el pollo parecerá que se ha laqueado de una forma que pide a gritos comerlo.

Postre 

Sorbete de Limón




El sorbete es un intermedio entre el granizado y el helado. A diferencia del helado, no incorpora componentes grasos como puede ser la leche o sus derivados y su consistencia por tanto es semilíquida. 

INGREDIENTES (4/6 comensales) :

2 vasos de zumo de limón (medio litro) que puede obtenerse de 7 u  8 limones
350 gramos de azúcar o edulcorante natural (recomiendo la stevia si queréis que el sorbete no tenga calorías)
4 claras de huevo (compradlas esterilizadas)
1 litro de agua

En primer lugar vamos a confeccionar el jarabe. Incorporad el litro de agua a una cazuela honda y llevadla a ebullición. Verted el azúcar o edulcorante natural  y removed hasta que se disuelva completamente. Si el edulcorante es líquido no es necesario hervir el agua.
Quitad del fuego el jarabe y dejar enfriar a temperatura ambiente. Exprimid el zumo de los limones y ralláis la piel de uno de ellos. Cuando el jarabe ya esté frío los introducís en la mezcla removiendo bien. 
Llevad al congelador y mantened el jarabe hasta que empieza a cristalizar (viene a ser una hora u hora y media).
Mientras montad las claras al punto de nieve incorporando unas gotas de zumo de limón y un pellizco de sal. Extraed el jarabe, batidlo para romper los cristales e incorporar con cuidado, mezclado de arriba hacia abajo con una espátula de madera las claras montadas para que no se bajen. Se introduce de nuevo en el congelador hasta que se solidifica y se saca al principio de la comida para que en el postre muestre la deseada consistencia semi-líquida.

Bebidas


Cerveza japonesa, sake, vino blanco seco

Cócteles de champán, cava o prosecco

Cóctels para vuestra fiesta o cena de Nochevieja...

Mimosa :



Se llena la copa típica de cava en dos terceras partes con cava brut, mientras que el tercio restante se llena con zumo de naranja recién exprimido. Se remueve y listo para servir bien frío.

Terciopelo negro :



En un vaso largo o copa de cerveza se llena la mitad con cerveza negra. A continuación se vierte lentamente cava brut llenando la otra mitad de la copa removiendo suavemente a continuación. Se sirve muy frío.

Cóctel de cava :



Un clásico que aparece en todos los manuales.
En una copa típica de cava se vierte un terrón de azúcar. Se vierte angostura hasta que se disuelve. A continuación se vierte una cucharada y media de brandy y se llena el resto de la copa con cava brut. Se remueve suavemente. Se sirve bien frío.


Bellini :



Cóctel inventado en el famoso Harry's bar de Venecia en 1934.

INGREDIENTES  (un servicio)

2 melocotones maduros, pelados, reducido a la mitad y sin hueso, o el equivalente utilizando melocotones enlatados en jugo natural
Cava

Colocar los melocotones en una licuadora y licuar hasta que quede suave. Vierte la mitad en las copas de champán - previamente refrigeradas -  y llena con champán lentamente, removiendo suavemente. Se sirve muy frío.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Sugerencia de menú para la Nochevieja

Entrante


Aguacates rellenos de atún




INGREDIENTES (4 personas) :

4 aguacates grande
200 gramos de atún en lata
3 tomates
2 limones
1 diente de ajo
1 cebolla fresca grande
Cilantro (rama)
Salsa tabasco
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar debemos quitar todo el aceite que contiene el atún en lata. Abrimos un poco la lata y lo volteamos sobre un vaso. Hay que dejarlo escurrir al menos media hora hasta que no quede nada de aceite.

Mientras cortamos los aguacates por la mitad y retiramos las semillas. Exprimimos el jugo de un limón y mojamos la carne de los aguacates para que no se oscurezca. Con una cuchara retiramos la carne de la fruta y la mezclamos con la cebolla rallada, el diente de ajo muy picado,  un cuarto de una cucharadita de sal, pimienta negra molida, un chorrito de aceite y unas gotas de tabasco. Se vierte además el jugo del otro limón. 
A continuación añadimos el atún muy desmenuzado, mezclando bien.
Con la pasta obtenida vamos rellenando las mitades de los aguacates que habíamos previamente vaciado y los adornamos con media rodaja de tomate y el cilantro en rama.

Adicionalmente colocamos zumo de limón y aceite de oliva para que el comensal se lo sazone al gusto.

Primer plato principal


Supremas de pescado marinadas con lima y miel




INGREDIENTES (4 personas) :

4/8 supremas de pescado (filetes)
El zumo de una lima
La piel rallada de la lima
Una cucharada de miel
1 diente de ajo
Harina blanca de trigo
Pimienta negra molida
Sal
Aceite virgen extra de oliva


En primer lugar vamos a preparar el marinado.  En un recipiente colocamos las supremas bañándolas a continuación con el zumo de la lima, su ralladura, el diente de ajo bien picado, la miel, la sal y la pimienta negra. Las dejamos en el frigorífico durante al menos 4 horas.

Transcurrido el tiempo sacamos de la nevera y preparamos el rebozado. Se realiza mezclando harina, media cucharadita de pimienta negra y media de sal.  En esta mezcla rebozamos los filetes friéndolos a continuación en abundante aceite de oliva. Con unos tres minutos por cada lado será más que suficiente. 

Segundo plato principal

Manos de cordero picantes



INGREDIENTES (4 personas)

3 Kg de manos de cordero
1 guindilla picante
1 cucharada de pimentón picante
3 dientes de ajo
Sal
Aceite virgen extra de oliva


En primer lugar se deben limpiar las manos muy bien para que estén libres de pelo, si es necesario chamuscándolas. Las introducimos en una cazuela y las llenamos con agua sin llegar a cubrirlas y un buen puñado de sal.  Las tapamos y dejamos cocer unas tres horas. Si el agua baja, añadimos lo suficiente para compensar la pérdida.

Se puede acelerar el proceso utilizando una olla a presión.

Cuando las manos están bien cocidas las retiramos del fuego y reservamos el agua.

En una cazuela de barro con un chorro generoso de aceite freímos los tres ajos majados y cuando empiezan a tomar color añadimos la cucharada de pimentón picante. Seguidamente incorporamos las manitas y el agua de la cocción, además de la guindilla también majada. Dejamos cocer durante media hora más y ya están listas para ser consumidas.


Postre


Higos en jarabe




INGREDIENTES (4 personas) :

Un vaso y medio de higos secos cortados en trozos
Medio vaso de agua
2 cucharadas de azúcar
Una cucharadita de extracto de vainilla
Media cucharadita de canela en polvo
Una cucharadita de ralladura de piel de naranja
El zumo de una naranja pequeña

En una cazuela mezclamos el azúcar, el agua, el extracto de vainilla, la canela y la ralladura de la piel de naranja además del zumo. Llevamos a ebullición sin dejar de remover y cuando esto ocurra bajamos el fuego y agregamos los higos cortados en trozos. Cocinamos hasta que el jarabe espesa y los higos estén blandos. Se sirven a temperatura ambiente o ligeramente fríos (colocar en la parte alta del frigorífico un máximo de dos horas y luego sacar cuando se empieza a comer para que a la hora del postre no esté demasiado frío).

martes, 26 de diciembre de 2017

Recetas de bebidas para esta Nochevieja : mojito, gin tonic, piña colada, caipiriña, daiquiri, margarita, dry martini y bloody mary

Aquí os presento algunos cocktails, en este caso alcohólicos, con los que podéis organizar aperitivos o incluso entrantes festivos.

Mojito




INGREDIENTES (4 personas)

Hojas de menta fresca (unas 10 por vaso)
3/4 de vaso (150 ml) de ron blanco
2 vasos (400 ml) de soda
8 cucharadas de azúcar blanco
2 limas
Cubitos de hielo

En primer lugar debemos emplear vasos de cristal resistentes. Esto se debe a que debemos majar la menta y la lima dentro del vaso, así que una copa de cristal fino no nos sirve.  En cada vaso debemos colocar 10 hojas de menta y una tajada de lima (un cuarto, más o menos). Con un mazo de mortero pequeño aplastamos la menta y la lima para que liberen el jugo.  Se añaden entonces dos tajadas más de lima, dos cucharadas de azúcar y majamos de nuevo. Llenamos el vaso de cubitos hasta arriba, se vierten dos cucharadas largas de ron blanco y el resto hasta arriba de soda. Se revuelve y decora con las cuatro tajadas de otra lima. El azúcar y el ron pueden variar según las "necesidades" de cada comensal.


Gin Tonic 





INGREDIENTES (4 personas):

16 cubitos de hielo
Un vaso largo (200 ml) de ginebra
2 vasos y medio (500 ml) de agua tónica
4 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
Una lima

Colocamos cuatro cubitos de hielo en un vaso alto y estrecho. Vertemos la ginebra, la tónica y el zumo de limón. Se mezcla bien con una cuchara larga y se adorna con una tajada (un cuarto) de la lima.

Piña Colada




INGREDIENTES (4 personas) :

Un vaso (200 ml) de zumo de piña
Una vaso de leche de coco
Medio vaso de ron
4 cucharadas de azúcar blanco
8 cubitos de hielo

En una batidora de vaso que pueda triturar hielo (o una minipimer) combinad todos los ingredientes y se baten hasta que queda una mezcla suave. Se sirve inmediatamente.

Caipiriña





La bebida nacional brasileña se realiza con cachaça (pronúciese cachassa), un alcohol que se obtiene de la caña de azúcar PERO QUE NO ES RON. La cachaça es insustituible, así que no empleéis ron en su lugar.

INGREDIENTES (4 personas) :

Un vaso y medio (300 ml) de cachaça
2 limas
4 cucharaditas de azúcar  blanco
Cubitos de hielo

En un vaso resistente incorporamos la mitad de una lima y una cucharadita de azúcar. Con una mano de mortero aplastamos la fruta y el azúcar y entonces se vierte algo menos de medio vaso de cachaça y cubitos de hielo hasta casi rebosar. Remover bien y servir.


Daiquiri :



Cóctel de origen cubano que cuentas con diferentes recetas. Esta que os ofrezco es la original sin ningún añadido posterior.

INGREDIENTES (un servicio) :

2 cucharadas de ron blanco (mejor si es cubano)
Zumo de media lima (o lo necesario para alcanzar 20 ml, es decir, una cucharada)
Una cucharada de azúcar blanco
Cubitos de hielo


Se agitan todos los ingredientes, incluido el hielo, en una coctelera. Se vierte en una copa de cóctel que esté fría con los cubitos o en ocasiones, más raramente, se filtra para que éstos no caigan en la misma.


Margarita :



Este cóctel, de origen mexicano, se realiza con tres ingredientes : tequila, triple sec y zumo de lima. Triple sec es un nombre genérico que engloba varios licores incoloros que se realizan destilando la piel de diversos tipos de naranja. Los triple sec más conocidos son el Cointreau, el Curaçao y el Grand Marnier. Así que para este cóctel podéis emplear cualquiera de los tres.
Este cóctel se ha hecho famoso por ser servido en copas de cóctel con el borde escarchado de sal. Gastronómicamente hablando no tiene ningún sentido, pero la gente lo espera como si fuera un ingrediente más. Para escarchar el borde lo que se hace es girar la copa y mojar el borde colocándola sobre un plato normal - no hondo - en donde hay zumo de limón o de lima. Luego se pasa la copa por otro plato con sal de manera que ésta se pega al borde.

INGREDIENTES (un servicio) :

7 cucharaditas de tequila
4 cucharaditas de triple sec 
3 cucharaditas de zumo de lima

Se agitan los tres ingredientes en una coctelera y se sirve en una copa de cóctel con el borde escarchado de sal.

Bloody Mary :



Mientras que los cócteles que hemos visto hasta ahora - excepto el Gin Tonic - se pueden considerar "tropicales", bien porque nacieron en lugares paradisíacos bien porque sus ingredientes son típicos de tales zonas, el Bloody Mary es un cóctel urbano, probablemente uno de los más famosos del Mundo.

INGREDIENTES  (1 servicio) :

2 cucharadas de vodka
4 cucharadas y media de zumo de tomate
Una pizca de sal y pimienta negra
3 gotas de salsa Worcestershire
3 gotas de salsa Tabasco
3 cucharaditas de zumo de lima


Como en el caso del margarita hay que escarchar el borde del vaso empleando zumo de lima y sal gorda. Otra característica de este cóctel es que se sirve en vasos rectos convencionales, no en copas de cóctel. Tampoco se agita, sino que se mezclan suavemente los ingredientes. La decoración del vaso se hace con verduras - pepinillos, lima - o con una gamba, pero también es habitual emplear una rama de apio que hace las veces de cuchara de mezcla.

Dry martini :



¿Queréis emular a James Bond y pedir martini dry agitado, no removido? Esta es vuestra oportunidad. Otro cóctel urbano, probablemente el más famoso de todo y no exento de polémica : los hay que lo prefieren agitado y otros removido, aunque se ha demostrado que las diferencias entre ambas preparaciones a nivel molecular son mínimas.

INGREDIENTES (1 servicio) :

2 cucharadas y media de ginebra (a veces se emplea vodka)
3 cucharaditas de vermú seco



Se mezclan los dos ingredientes con cubitos de hielo en un vaso de mezcla pero se vierte a la copa de cóctel enfriada sin el hielo. Se sirve adornado con una aceituna pinchada en un palillo.

10 reglas para no engordar durante las Navidades y una de propina

Mucha gente vive obsesionada por el peso que ganarán durante las celebraciones navideñas, resignándose a combatir los kilos de más con sesiones extenuantes de gimnasio durante el mes de enero. De media una persona con un apetito normal engorda entre 2 y 4 Kg gracias a los fastos navideños. El peso extra se pierde por regla general en un par de meses sin hacer nada en especial, simplemente retornando a la rutina diaria. Pero si ese peso adicional os agobia o no os hace disfrutar de las fiestas como debiera he aquí una serie de reglas que os harán salir de las fiestas con la misma figura con la que entrasteis.

1. Nunca vayáis a una comida navideña hambrientos :

Esta regla es esencial ya que tenderéis a comer más de la cuenta, sobretodo platos muy calóricos. Lo mejor es desayunar abundantemente o bien beber un vaso de agua entero antes de cada comida.

2. Comed mucha fruta y verdura :

Las comidas navideñas suelen estar faltas de fruta y verdura y sobradas de proteínas y grasas, reminiscencia de un pasado donde la gente se alimentaba principalmente de verdura, fruta y carbohidratos y probaba la proteína y las grasas de origen animal muy de tanto en tanto.  Aparte de los aportes de vitaminas y otros elementos esenciales para el cuerpo humano, recientemente se ha descubierto que una dieta abundante en fruta y verdura genera una flora intestinal que ayuda a digerir mejor la comida y favorece la delgadez. Así que lo mejor es comenzar a comer sano desde ya mismo e intercalar entre las comidas navideñas grandes cantidades de fruta y verdura. De hecho está comprobado - aunque aún hay cierta controversia al respecto - que las personas que comen de todo y en abundancia sin engordar son poseedoras de una flora intestinal especialmente rica. No es broma, la flora intestinal representa alrededor de 2 Kg de nuestro peso corporal.

3. Comed productos ricos en calcio : 

El consumo de productos lácteos no azucaradas (leche, yogur), verduras de hoja ancha o tofu, todos ellos ricos en calcio, impide la absorción de grasas. Se entiende que los productos lácteos deben ser del tipo descremado.

4. No comáis carbohidratos durante las cenas :

Restringid al máximo el consumo de carbohidratos durante las cenas (nada de pasta ni de pan). Tampoco comáis pan durante las comidas para evitar la sensación de plenitud ante tanta abundancia de manjares. Es el único caso en que recomiendo no tomar pan.

5. Pocas bebidas alcohólicas y menos dulces :

Las bebidas alcohólicas y los dulces se deben tomar con moderación puesto que impiden el correcto funcionamiento metabólico del cuerpo, son muy calóricos y aportan calorías "vacías" (sin ningún valor nutricional).

6. No vayáis muy abrigados :

Puede parecer una tontería, pero durante muchas cenas navideñas la gente se suele quejar más de calor que de frío. Vamos excesivamente abrigados para protegernos del frío exterior y al llegar a las casas como invitados nos damos cuenta que la calefacción está al máximo y la comida nos hace sudar. Lo mejor es ir con un abrigo grueso pero en manga de camisa/blusa o con un suéter ligero y dormir con pocas mantas y sin calefacción. De esta manera perderemos sin hacer esfuerzo alguno entre 300 y 600 calorías de las que hemos ganado durante la comida.

7. Hacer ejercicio moderado :

Aunque es habitual ver a gente matándose a correr durante las noches de los grandes banquetes, con la vana esperanza de perder lo que han ganado durante el día, es un sistema muy poco recomendable. Los ágapes navideños exigen digestiones lentas y si practicamos un fuerte ejercicio podemos tener problemas graves ya que el cuerpo nos exige reposo. El mejor ejercicio consiste en acudir caminando a las comidas donde seamos invitados - 20 minutos caminando para una persona de 70 Kg suponen quemar 115 calorías de media - y regresar de la misma manera. Evitemos sentarnos en el sofá o estar excesivamente sedentarios tras una comida y si podemos salgamos a pasear (la obligación de sacar al perro tres veces al día es una buena manera de quemar alrededor de 400 calorías). Por otro lado cabe indicar que el aumento de peso no es lineal, así que no engordamos de manera inmediata sino que dicho efecto ocurre cuando las comidas han sido metabolizadas por nuestro cuerpo de manera que las comidas del lunes aparecen en nuestra cintura el jueves o viernes.

8. Beber mucha agua :

El agua es necesaria para la mayoría de los procesos metabólicos del cuerpo humano, así que bebed en abundancia - más de lo que esteis acostumbrados - para favorecer la "quema" de calorías.

9. Evitad el comer por cortesía :

Aunque esto tiene más que ver con la psicología que con la nutrición, es importante saber decir "basta" ante un plato que no os veis capaces de comer. Recomiendo evitar las excusas - "no me gusta tal o cual cosa", "no tengo hambre" etc - para ir directos al grano : "no quiero comer para evitar engordar", lo cual no debe ofender al anfitrión con dos dedos de frente. Aquí ya no incluyo a suegras malcaradas, parientes suspicaces o gente que opine, sin razón, que padeces anorexia. La ración correcta de casi cualquier cosa es aquella que cabe en un plato de postre.

10. Nada de salsas :

Racionar el pan tiene mucho que ver con no abusar de las salsas : si no hay pan es difícil llevarse las mismas a la boca con el tenedor, por no decir que es poco elegante. Las salsas representan un aporte brutal de calorías y se deben evitar, consumiendo sólo aquellas cantidades que impregnen moderadamente los bocados del producto principal. No estáis ofendiendo a la comida con este proceder ya que en las comidas más elegantes se considera una ordinariez mojar pan en las salsas o degustarlas directamente.

11. Evitad sentimientos de culpabilidad :

Aún siguiendo las reglas anteriores es probable que consumáis un extra de entre 1000 y 1500 calorías con respecto a vuestra dieta habitual, Eso puede producir cierto incremento de peso que no os obligue a cambiar la talla de la ropa. No os sintáis culpables por ello y sobretodo no caigáis en dietas de enero que no llevan a ninguna parte. Un cierto exceso es recomendable desde el punto de vista psicológico ya que nos libera de la rutina y además nuestro cuerpo tiende siempre a recuperar lo que piensa que es su peso normal. Si durante todo el año vuestro peso ha sido de 52 Kg, sin hacer nada en especial, regresaréis a los 52 en unas pocas semanas. Otra cosa es que pensemos que nuestro peso ideal son los 52 Kg y en realidad sean los 54Kg. Y es aquí donde nacen los problemas ya que nuestro cuerpo sabe más que nosotros y volveremos a los 54, no a los 52.






Gelatina de champaña con frutos rojos

Aquí os presento una gelatina que puede ser empleada como postre para adultos - puesto que contiene alcohol - pero que también puede ser un entrante que substituya al cóctel del aperitivo. Una propuesta que seguro asombrará a vuestros invitados.

INGREDIENTES (6 personas) :

Medio litro de champan u otro vino espumoso
300 gramos de frutos rojos frescos (arándanos, frambuesas etc)
30 gramos de azúcar
3 hojas de gelatina

Esta receta se tiene que preparar el día anterior a la comida donde se va a servir. 
En primer lugar ablandamos las hojas de gelatina en agua fría.  En el microondas llevamos a ebullición tres cucharadas de agua. Sacamos del microondas, esperamos un minuto y a continuación sumergimos en el bol las tres hojas de gelatina. Introducimos los treinta gramos de azúcar y removemos hasta que la gelatina y el azúcar quedan bien disueltos.

Descorchamos el champan. Lo mezclamos en un bol con la mezcla de gelatina y azúcar. Distribuimos entre las copas los frutos rojos y vertemos el cava con la gelatina. Cubrimos con papel film y directo a la nevera. Al día siguiente el champan habrá gelatinizado y si habéis tenido suerte el rastro de burbujas habrá quedado atrapado en la gelatina como los insectos quedaban atrapados en el ámbar prehistórico. 

Nochevieja a base de canapés y montaditos


¿Se os han acabado las ideas? ¿Estáis agotados pensando en un menú que contente a todos vuestros invitados para la cena de Fin de Año? A veces la solución puede ser relativamente barata, simple y original. Aunque hacer canapés pueda parecer "poca" comida, realmente un menú de este tipo puede ser pantagruélico si además añadimos montaditos. También nos permiten hacer la cena de una manera informal sin que los invitados tengan que estar sentados a la mesa.
Y con este menú seguro que no os acusarán de pecar de tradicionalismo. Sobretodo cuando prueben el blinis de gambas con chocolate...si se atreven.

MENU FIN DE AÑO

Chupito de gazpacho

Canapés de blinis variados :

Canapé de queso azul, rúcula, cherry deshidratado y olivada
Canapé a la pizzaiola
Canapé de pastrami con salsa rusa
Canapé de vitello tonnato
Canapé de queso rulo de cabra  y espárragos verdes de conserva
Canapé de gamba bañada en chocolate sin azúcar y peta-zetas
Canapé de remochala con nata agria (creme fraiche)
Canapé de salmón ahumado con mantequilla y eneldo
Canapé de hummus
Canapé de puré de patata al queso manchego y huevas de lumpo

Montaditos :

Montadito de  lomo con queso manchego
Montadito de sobrasada con huevo de codorniz frito
Montadito de chistorra con tortilla de patatas
Montadito de morcilla de arroz con paté de garbanzos (hummus)
Montadito de arenque ahumado y queso azul

GAZPACHO :

El gazpacho no es sólo una sopa de verano, sino un entrante excepcional que se puede y debe degustar durante todo el año. Podéis hacerlo muy suave, casi líquido, sin ajo - e incluso sin pepino - y servirlo en vasitos de licor con algunas huevas de mújol coronándolo.

 CANAPÉS VARIADOS SOBRE BLINIS :


Para hacer canapés se necesita una base de pan que puede ser una tostada, panecillos suecos etc pero que siempre se deben poder comer de un solo bocado. En los últimos tiempos se han puesto de moda los blinis de origen ruso que van muy bien para confeccionar canapés. Se pueden comprar hechos y de muy diferentes tamaños. 

Canapé de queso azul, rúcula, cherry deshidratado y olivada : tan simple como montar sobre el blini una porción de queso azul, una hoja de rúcula, el tomatito cherry deshidratado (ahora rehidratado) todo ello cubierto de salsa olivada.

Canapé a la pizzaiola : la pizzaiola es una salsa compuesta por tomate, cebolla, ajo, pimienta sal y orégano. Se hace un sofrito de ajo y cebolla, se añade salsa de tomate y se sazona. Con esta salsa, que debe quedar algo seca,  coronamos los blinis.


Canapé de pastrami con salsa rusa : compramos pastrami (un tipo de carne de ternera que se mantiene en salmuera y luego se ahuma) y lo colocamos sobre el blini. Sobre la carne se coloca una cucharadita de salsa rusa compuesta por mahonesa, ketchup y cebollitas en vinagre muy picadas.

Canapé de vitello tonnato : 

Para la carne :
Una pieza de carne (solomillo o redondo de ternera ) entre 600 y 800 gramos *
1 apio
1 cebolla grande morada tipo "Figueres"
1 zanahoria
1 ramita de romero
2 dientes de ajo
2 hojas de laurel
2 clavos de olor
Caldo de carne
Vino blanco
Aceite virgen extra de oliva
Pimienta
Sal
Para la salsa :
Media docena de filetes de anchoa en aceite de oliva
100 gramos de atún en aceite de oliva
3 huevos
Aceite virgen extra de oliva
Jugo de la cocción de la carne
1 docena de alcaparras (más otra docena para decorar)
 Opcional  : vinagre balsámico de Módena
* aunque no es ortodoxo, a veces empleo solomillo de cerdo para abaratar costes.
En primer lugar vamos a cocinar la carne. En una cazuela donde quepa la carne, la depositamos en el centro rodeándola con la zanahoria cortada en dos mitades, la rama de apio cortada o dos o tres trozos, la cebolla partida, los dos dientes de ajo, las hojas de laurel, los clavos y la ramita de romero. Salpimentamos al gusto. A continuación vertemos medio litro de vino blanco y acabamos de cubrir con caldo de carne o incluso de verduras. Colocamos al fuego medio sin cubrir la cazuela durante una  hora y media o dos horas (hasta que la carne esté hecha). Dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Seguidamente prepararemos la salsa de atún. En un bol grande desmenuzamos el atún y le añadimos los tres huevos que previamente hemos cocido para dejarlos duros (12 minutos) cortados en dados pequeños. Incorporamos las anchoas y la docena de alcaparras así como un chorrito de aceite de oliva y un cazo del caldo resultante de la cocción de la carne. Pasamos por el minipimer hasta que queda una salsa cuya consistencia debe ser como la mahonesa sólo que un poco más líquida. Si nos queda espesa basta con añadir más jugo de cocción.
Ahora cortaremos la carne ya fría en secciones finas, no tanto como el grosor que se precisaría para el carpaccio pero bastante menor que el de las raciones convencionales. Necesitaremos un cuchillo afilado o bien uno eléctrico. Los filetes obtenidos se disponen sobre los blinis. Se pueden echar un poco de aceite balsámico de Módena en la base pero no es imprescindible.
La salsa de atún se reparte sobre las rodajas de carne y se echan unas cuantas alcaparras para decorar.

Canapé de queso rulo de cabra  y espárragos verdes de conserva: tan sencillo de hacer que casi no requiere  explicación. Colocamos una rodaja de queso rulo de cabra sobre el blini y coronamos con unas puntas de espárragos verdes en conserva.

Canapé de gamba bañada en chocolate sin azúcar y peta-zetas : no, no se me ha ido la olla. He comido este canapé y puedo decir que pasé de la prevención más absoluta a la sorpresa más agradable.

INGREDIENTES :

Un par de gambas peladas por canapé
Chocolate sin azúcar
Petas-zetas
Sal
Pimienta

Colocamos una olla con agua sobre el fuego y cuando hierva desconectamos e incorporamos las gambas, las cuales mantenemos durante unos tres minutos.
Fundimos el chocolate sin azúcar y salpimentamos. Bañamos las gambas en el chocolate mojándolas una a una y depositándolas rápidamente sobre el blini. Antes de que la salsa se solidifique espolovoreamos algunos petas-zetas. La sensación del chocolate salpimentado, la gamba y los peta-zetas explotando en la boca es difícil de describir, pero serán desde luego la sensación de la noche.
Por cierto, si alguien no sabe qué son los petas-zetas, nada mejor que mirar la wikipedia

Canapé de remochala con nata agria (creme fraiche) : un canapé muy a la rusa ya que estamos utilizando blinis. De hecho seria un poco rememorar la sopa borscht. Simplemente depositamos remolacha sobre el blini y coronamos con creme fraiche.

Canapé de salmón ahumado con mantequilla y eneldo : un clásico. Untamos el blini con una fina capa de mantequilla, una hoja fina de salmón ahumado y un poco de eneldo que o bien se come o sirve para decorar, al gusto.

Canapé de hummus :  el hummus o paté de garbanzos va muy bien para confeccionar canapés de forma sencilla.
El humus, también llamado a veces "paté de garbanzos" es una pasta compuesta principalmente por garbanzos, aceite de oliva y zumo de limón. Es muy popular en Oriente Medio y se come a cualquier hora, no siendo extraño encontrarla hasta en el desayuno. Es un plato de muy sencilla preparación. Si bien es posible encontrar muchos tipos diferentes de recetas, nosotros nos centraremos en la preparación más básica.


INGREDIENTES :

400 gramos de garbanzos cocidos o secos

el zumo de un limón

sal

aceite de oliva

Ponemos los garbanzos en remojo durante 24 horas y luego cocemos en abundante agua (a no ser que empleemos garbanzos ya cocidos).

Extraemos el zumo de un limón y lo mezclamos con los garbanzos ya cocidos, además de tres cucharadas de aceite de oliva y sal. Si intuimos que el líquido no va a ser suficiente para obtener una crema añadiremos más zumo de limón y hasta una cucharada de agua de cocción.

Pasamos la mezcla por la batidora o el pasapurés hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Rectificamos de sal si fuera preciso.

Se sirve sobre cada blini a temperatura ambiente. Si tenéis una manga pastelera será muy fácil distribuirla de forma correcta y con un dibujo en forma de roseta.
Canapé de puré de patata al queso manchego y huevas de lumpo : un canapé que mezcla lo tradicional con nuevos sabores. Basta con hacer un puré de patatas al que añadiremos una cuña de queso manchego. Coronamos con huevas de lumpo o mújol. O hasta caviar, según esté vuestra economía.

MONTADITOS :

Los montaditos se componen de una rebanada de pan (payés o francés) que se corona con dos o tres ingredientes que se pueden mantener "fijos" empleando un mondadientes o bien por simple equilibrio. Al contrario de los canapés no es necesario comerlos de un sólo bocado y por tanto pueden ser más contundentes. Eso sí, no se comen con cuchillo y tenedor sino a "mano". Van a constituir el plato principal de nuestra cena. 

Montadito de  lomo con queso manchego :  colocamos sobre el pan una lámina de queso manchego. Cortamos lomo de cerdo muy fino y lo freímos sobre la plancha, tras lo cual lo colocamos sobre el queso.


Montadito de sobrasada con huevo de codorniz frito : untamos el pan con sobrasada mallorquina y encima colocamos un huevo frito de codorniz debidamente salpimentado.

Montadito de chistorra con tortilla de patatas : taco de tortilla sobre el que se pincha un poco de chistorra frita. 

Montadito de morcilla de arroz con paté de garbanzos (hummus) : untamos el pan con paté de garbanzos y encima pinchamos una morcilla de arroz de Burgos. La combinación es magnífica.

Montadito de arenque ahumado y queso azul : sólo para los que alucinan con los sabores fuertes. Una tira de queso azul sobre el pan con un arenque ahumado encima. Ya digo, para que aparezca pelo en el pecho de golpe.

domingo, 24 de diciembre de 2017

Lenguado a la mantequilla

Una sencilla receta que no sale demasiado cara y que a la vez es muy gustosa.

INGREDIENTES (4 personas) :

4 lenguados
100 gramos de mantequilla
El zumo de 2 limones
2 cucharadas rasas de harina blanca
Sal
Pimienta negra molida
Perejil fresco picado

Lavamos el pescado, lo evisceramos y a continuación los salpimentamos y enharinamos.

En una sartén a fuego medio incorporamos la mitad de la mantequilla y cuando se derrita por completo añadimos los lenguados, Los dejamos freírse hasta que se doran.

Añadimos entonces el zumo de limón y espolvoreamos el perejil picado. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos hacer durante unos 5 minutos.

Retiramos los lenguados de la sartén, procurando mantenerlos calientes, e incorporamos a la sartén los otros 50 gramos de mantequilla.

Colocamos los lenguados en una bandeja que podamos sacar a la mesa y los rociamos con la salsa colada de la sartén.

Brochetas marinadas (vegano)

Ser vegano no es óbice para poder disfrutar de recetas festivas. Estas brochetas están tan buenas que hasta los no veganos disfrutarán de las mismas.

INGREDIENTES:

Ramos de coliflor pequeños
Ramos de bróccoli pequeños
Calabacines
Champiñones enteros frescos
Tomates rojos maduros

Para el marinado

Medio vaso (100 ml) de aceite
1 cucharada de finas hierbas (orégano, albahaca, perejil)
1 cucharadita de vinagre de vino
Media cucharadita de pimentón (dulce o picante, al gusto)
Pimienta negra recién molida
Sal

En primer lugar calculamos los ingredientes para las brochetas a servir por comensal, considerando la alternancia de productos.

Hervimos la coliflor y el bróccoli en ramos pequeños durante 3 minutos, de manera que no se deshagan. Retiramos y pasamos por agua fría,

Cortamos los calabacines sin pelar en secciones y lavamos bien los champiñones. Estaría bien que el tamaño de los champiñones no fuera muy grande o pequeño en comparación con los ramitos de broccoli o calabacín. Finalmente cortamos los tomates en cuartos o mitades.

Ensartamos las verduras en las brochetas cuidando la alternancia. 

En un bol mezclamos el aceite con las hierbas y el resto de ingredientes. En esa mezcla metemos las brochetas y las dejamos marinar al menos 12 horas.

Tras la maceración vertemos aceite en una sartén y doramos por todos lados las brochetas. Se sirven calientes acompañadas con la salsa de marinar.

Kringle, cocinando con niños

El Kringle es una deliciosa trenza de canela de presentación impactante que se consume en Estonia tradicionalmente en Navidad.

Hay dos maneras de hacer el Kringle : el tradicional o el rápido. Aquí os voy a explicar el rápido que se puede terminar en menos de media hora y seguro que vuestros hijos estarán encantados de ayudaros a hacer un dulce de presentación tan impactante. Aprovechad a pasar con ellos un rato en la cocina esta Navidad.

INGREDIENTES :

1 hoja de hojaldre
6 cucharadas de canela en polvo
8 cucharadas de mantequilla
10 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de harina de almendras

En primer lugar precalentamos el horno a 200 grados. A continuación llevamos la mantequilla a punto de pomada y la mezclamos con el azúcar y la canela en polvo hasta que queda bien homogénea.



Extendemos la masa de hojaldre y la cubrimos con la mitad de la mezcla que acabamos de hacer. Sobre ella espolvoreamos la almendra molida. Ahora debemos de enrollar la masa hasta obtener una especie de rodillo.



Y ahora viene el truco. Cortamos el rodillo longitudinalmente dejando un trozo unido y con las mitades separadas hacemos una trenza que unimos al final de nuevo, creando una especie de tortel.



Ahora pintamos el exterior del Kringle con el resto de mantequilla y lo horneamos 20 minutos. ¿A que es fácil? Y el aspecto, realmente impresionante.

A veces las comidas se comen por el aspecto que tienen. Si no os convence el tema del relleno de canela lo podéis hacer con nutella, mermelada, cabello de ángel etc. Sea lo que sea, con la presentación en forma de trenza despertaréis "ohs" y "ahs" así lo coloquéis sobre la mesa. Los niños estarán encantados de haber ayudado a hacer algo tan espectacular y sencillo a la vez.

Menú suave para esta Navidad : crema de aguacate, carpaccio de atún rojo, mero al vino blanco y pastel de arroz alla Carrarina

Entrantes


Crema de aguacate






INGREDIENTES (4 personas) :


3 aguacates bien maduros
200 ml (un vaso) de nata para cocinar
400 ml (2 vasos) de caldo de pollo
2 cucharaditas de cebolletas en vinagre picadas
2 cucharadas de zumo de lima o de limón
Media cucharadita de sal

Pelamos y retiramos el hueso de los aguacates.
En una batidora de vaso o convencional mezclamos todos los ingredientes excepto las cebolletas picadas y batimos hasta que queda una crema suave. Rectificamos de sal y zumo de limón si es necesario. Si nos ha quedado demasiado espesa podemos añadir un poco de agua fresca. Dejamos enfriar en el frigorífico al menos un par de horas.

Servimos con un poco de cebolleta en vinagre picada por encima.



Carpaccio de atún rojo fresco



INGREDIENTES (4 personas) :

Medio kilo de atún rojo fresco
El jugo de una lima
Sal marina en escamas
Pimienta negra recién molida
Aceite virgen extra de oliva

Si el atún viene con escamas y espinas las retiramos por completo. 

Introducimos en el congelador alrededor de 20 minutos para facilitar el corte. Mientras pintamos con aceite virgen extra de oliva el fondo de los cuatro platos (uno por comensal).

Sacamos del congelador y con un cuchillo fino y muy afilado hacemos filetes que sean casi transparentes. Los vamos depositando sobre cada plato.

Una vez tenemos los platos cubiertos de atún los rociamos con el zumo de la lima, otro poco de aceite de oliva y la pimienta negra molida, además de esparcir algunas escamas de sal.

Cubrimos los platos con papel film y colocamos en el refrigerador, parte media, durante al menos tres horas.


Plato Principal

Emperador al vino blanco





INGREDIENTES (4 personas)

4 rodajas de emperador
1 cebolla grande tierna
Medio vaso de vino blanco
Medio vaso de caldo de verduras
1 diente de ajo
2 cucharaditas de concentrado de tomate
1 rama de perejil
Albahaca fresca
Tomillo fresco
Sal
Pimienta
Aceite virgen extra de oliva

Picamos muy finas el perejil, la albahaca, el tomillo, la cebolla y el diente de ajo y lo ponemos todo a pochar con un chorro generoso de aceite de oliva.
Cuando la cebolla transparenta añadimos las rodajas de emperador, salpimentamos y damos vuelta a los dos minutos más o menos (o cuando ha tomado color).
Cuando ambos lados han tomado color incorporamos el vaso de vino y lo dejamos evaporar a fuego vivo. Cuando el vino se ha evaporado añadimos el caldo de verduras con el concentrado de tomate disuelto. 
Dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Para emplatar retiramos el pescado, colocamos cada rodaja en un plato y trituramos el resto de ingredientes que verteremos sobre dichas rodajas. Más fácil imposible.

Postre


Pastel de arroz alla Carrarina




Esta receta procede de la Toscana italiana, una de tantas que emplea el arroz como base para la confección de tortas, pasteles y postres. La diferencia de la carrarina es que es la más fácil de hacer. Como su nombre indica, esta versión procede de Carrara, una ciudad de la costa toscana famosa desde la antigüedad por sus canteras de mármol. 

Hay varias particularidades a reseñar. La primera es la ingente cantidad de huevos que emplea (10). Pues bien, hay algunas recetas que señalan que se debe emplear hasta 20 (!) huevos, así que seríamos conservadores en este aspecto. Como sabéis a más huevos se emplean más azúcar se debe disponer, por lo que las calorías se dispararían. 

Otro tema importante es la forma de batir los huevos. Se debe hacer durante 20 minutos para que tomen el máximo de aire posible. Si no lo hacéis así el pastel quedará demasiado tosco y pesado. Suelo emplear una batidora de vaso a velocidad media o el utensilio de batir del robot para que no se haga una tarea tan pesada.

Otro tema importante es la manera de cocinar el arroz. A pesar de llevar leche y arroz, el segundo no se cuece en la primera - como si fuera arroz con leche - sino que se hace en agua. Esto es importante porque el almidón que desprende el arroz no se ingiere directamente en el pastel, sino que se descarta con el agua de cocción.

INGREDIENTES (4/6 personas) :

150 gramos de arroz
10 huevos grandes (mejor XL)
1 litro de leche (podéis optar por semidesnatada)
350 gramos de azúcar + 4 cucharadas de azúcar para hacer el caramelo
100 ml de sambuca *
La piel rallada de un limón (sin la parte blanca que amargaría)
Mantequilla

* El sambuca es un licor italiano que se obtiene del orujo de la uva. Es similar al pastís francés, el arak libanés, el ouzo griego o el raki turco. Si no podéis encontrar se puede emplear anís o algún licor dulce.

En primer lugar hervimos el arroz en abundante agua con un pellizco de sal. Cuando esté al dente lo retiramos, escurrimos y dejamos que se enfríe al menos mientras preparamos el resto de ingredientes.

Hervimos la leche a la que añadimos el medio vaso de licor, la piel rallada del limón y el azúcar. Removemos hasta que el azúcar se disuelve. Retiramos y dejamos reposar para que se ponga tibia.

Batimos los 10 huevos durante al menos 20 minutos para que tomen el máximo de aire posible. Dejamos reposar.

Precalentamos el horno a 180 grados.

Ahora vamos a preparar el molde. Se suele emplear uno de tipo metálico. En el fondo vertemos las cuatro cucharadas de azúcar y unas gotas de zumo de limón. Ponemos sobre el fuego para que el azúcar se caramelice y a continuación, ya fuera del fuego, engrasamos con mantequilla las paredes internas para que sea fácil desmoldar.

A continuación vamos a montar el pastel.

En primer lugar colocamos sobre el fondo el arroz. Seguidamente vertemos la leche tibia con los saborizantes y  después los huevos batidos. Removemos con una espátula para que se mezclen bien y directo al horno, donde deberá permaner alrededor de una hora y cuarto, más o menos (para comprobar que está hecho clavaréis un palillo en el centro y si sale seco, ya está listo).

Se extrae del horno, se desmolda cuando esté tibio y se enfría en el frigorífico ya que raramente se toma en caliente.


Otros postres


Dulces típicos de la Navidad

Bebidas


Vino blanco, espumoso


Aros de manzana

Este es un postre que crea adicción. Se pueden servir con nata, azúcar glass, sirope de fresas o chocolate, miel o caramelo.Seguro que dais la campanada con ellos esta Navidad.

INGREDIENTES :

4 manzanas muy grandes
1 huevo
1 cucharada y media rasa de harina de trigo
2 cucharadas de azúcar
Una cucharadita de levadura química (alrededor de 5 gramos)
Canela en polvo
Agua con gas
Aceite virgen extra de oliva


En un bol mezclamos el huevo con la harina, la levadura química y una cucharadita de canela en polvo. Utilizamos la batidora de varillas para eliminar los posibles grumos. La mezcla probablemente ha quedado algo espesa. La rebajamos con agua con gas - o agua normal, si no tenéis - hasta que quede con la consistencia de una papilla más bien líquida.

Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. A continuación las cortamos en rodajas no muy gruesas que inmediatamente rebozamos en harina para después llevarlas al bol de la "papilla". Hay que hacerlo rápido para que las rodajas de manzana no se oxiden.




Una vez los aros de manzana están bien empapados de la papilla las escurrimos bien antes de meterlos en una sartén con dos dedos de aceite bien caliente. La fritura debe ser burbujeante siendo innecesario dar la vuelta al aro de manzana si hemos tenido la precaución de llenar suficientemente la sartén con el aceite. También es preciso evitar que los aros se toquen entre sí. En menos de un minuto la manzana estará dorada e inflada.

Retiramos las manzanas a medida que las vamos haciendo y las colocamos sobre un papel absorbente. Se pueden servir tal cual o espolvoreando por encima canela o azúcar glass, o bien bañándolas en miel, sirope de cualquier sabor o caramelo.

Es uno de esos postres que no se olvidan.

Entrada destacada

Redondo de ternera Orloff

¿No os suena la ternera Orloff?  Se trata de una receta francesa que debe su nombre al nombre del embajador ruso en París el cual fue agasa...