Busca tu receta

Translate

martes, 27 de febrero de 2018

Pastel dulce hecho con patatas


Utilizar la patata para hacer pasteles dulces no suele ser muy común por nuestros lares pero sí lo es en los Estados Unidos, Sudamérica y en algunos países europeos. Tiene, al igual que el pastel de zanahoria, una ventaja sobre los pasteles comunes : se necesita algo menos azúcar para endulzarlos ya que la patata es bastante dulce por si misma.

INGREDIENTES : 

300 gramos de patatas
100 gramos de harina integral
200 g de azúcar
6 huevos
100 gramos de almendras
1 limón
1 cucharada de canela en polvo

En primer lugar pelamos las patatas y las hervimos enteras en agua hasta que se ablanden. Las trituramos con un pasapuré (y si no tienes con un tenedor mismo).

Separamos las yemas de las claras de los huevos. Agregamos las yemas, el azúcar, la harina tamizada y la piel rallada del limón a las patatas trituradas. También incorporamos la cucharada de canela y las almendras trituradas. Mezclamos bien y reservamos.

Ahora vamos a montar las claras. Para ello añadimos un pellizco de sal y unas gotas de zumo de limón a las mismas y batimos hasta que montan (está bien montadas cuando dando la vuelta al bol las claras no caen). 

A continuación mezclamos con cuidado las claras montadas con las patatas en movimientos circulares y lentos de arriba hacia abajo. Puesto que el pastel no lleva levadura, serán las claras montadas las que le den "aire".

Vertemos el resultado en un molde untado de mantequilla que pueda ir al horno - o sin ella si es de silicona -. Precalentamos el horno a 200 grados e introducimos el pastel durante 40 minutos. Para comprobar que esté hecho clavamos un palillo y si sale seco ya se ha horneado correctamente. Si no es así vamos comprobando cada cinco minutos hasta que esté completamente hecho.

El resultado es espectacular, los comensales no se creerán que está hecho con patatas.

sábado, 24 de febrero de 2018

Pato con salsa de cerezas del Jerte

Cerezo en flor del Valle del Jerte : foto de http://www.turismovalledeljerte.com

Si no habéis estado en el Valle del Jerte os lo recomiendo, sobretodo a partir de la segunda quincena de marzo que es cuando más o menos los miles de cerezos de la zona florecen a la vez. El valle es una maravilla y una demostración que es posible aunar la belleza natural del paisaje con la actividad ganadera y agrícola de las personas que lo habitan.

El Valle del Jerte se encuentra al norte de Extremadura y se suele llegar al mismo vía Plasencia, la ciudad más importante de la zona que se encuentra justo en la zona sur del mismo. La economía de la zona se basa principalmente en el cultivo de la cereza, de extraodinaria calidad, lo cual propicia estampas  increíbles como la del florecimiento de los cerezos, merecedoras de visitar la zona.

Hoy os proponemos una receta de pato con salsa de cerezas que os encantará :



INGREDIENTES (4 personas)

2 magrets (pechugas) de pato grandes
350 gramos de cerezas frescas del Jerte
Medio vaso de vino de cognac
Medio vaso de caldo de pollo
Dos cucharadas de mantequilla
Una cucharadita de vinagre de vino
Sal
Pimienta

En primer lugar eliminad los tallos de las cerezas y las semillas partiéndolas por la mitad. Se venden también deshuesadoras por menos de 15 euros que son muy útiles si tenéis planeado hacer muchas recetas con cerezas.

Se pone en una sartén una cucharada de mantequilla y cuando funde añadimos las cerezas, el caldo de pollo, un pellizco de sal y otro de pimienta. Se deja reducir el líquido que se forma a la mitad y se retiran las cerezas. Desglasamos la sartén con la cucharadita de vinagre y añadimos el medio vaso de cognac. Dejamos que reduzca de nuevo a la mitad. Ahora trituramos las cerezas y añadimos el puré a la salsa para que espese. La pasta que queda después del triturado debe quedar muy fina. Retiramos y reservamos.

A continuación en una sartén muy caliente y un poco de mantequilla doramos los magrets previamente salpimentados. Cuando doremos la parte de la piel si no queremos que tengan mucha grasa hacemos algunos cortes y por ahí se escurrirá el exceso de grasa (en esta receta no la vamos a utilizar para nada). Cuando el magret está dorado por fuera los cortamos en filetes finos que integramos en la salsa de cerezas. La llevamos al fuego y con diez minutos estará listo, rectificando de sal y pimienta poco antes de servir.

Se suele servir con verduras o patatas cocidas de guarnición. Algunos recetarios aconsejan servir sólo con la salsa que el comensal se sirve a su gusto y otros aconsejan añadir algunas cerezas para dar fe de los que está hecha la salsa. Y no se trata de ninguna invención de la nueva cocina francesa, es una receta de ese país pero bastante tradicional.

viernes, 23 de febrero de 2018

Sugerencia de menús para este fin de semana (24-25 Febrero 2018)

SÁBADO


Desayuno







------------------------------

Almuerzo


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo


------------------------------

Cena


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo


------------------------------


DOMINGO



Desayuno







Café con leche


------------------------------

Almuerzo


Entrante



Plato principal




Postre





------------------------------


Cena


Entrante




Plato Principal



Postre

Fruta del tiempo

jueves, 22 de febrero de 2018

Muhallebi de Horchata


Este postre es muy típico de los países árabes sólo que en este caso hemos substituido la leche por horchata. El resultado ha sido un pudding 100% vegetariano, más ligero que el original y con ese aroma y sabor inconfundible de la horchata. Si además empleáis harina de arroz valenciano, os saldrá un postre casi con denominación de origen. 


INGREDIENTES :

1 litro de horchata azucarada (elegid la más espesa o acudid al horchatero más cercano que os proporcione una buena horchata artesanal)
100 gramos de azúcar
100 gramos de harina de arroz (se encuentra en cualquier supermercado)
1 poco de piel de limón, un palo de canela o si sois atrevidos un poco de nuez moscada (opcional)
Pistachos para decorar (opcional)

Mezclaremos en una cazuela el azúcar y la harina de arroz. Lentamente, a fuego medio-bajo, incorporaremos la horchata removiendo constantemente con una espátula de madera para asegurarnos que la harina de arroz se disuelve completamente. Si vemos que quedan grumos lo mejor es remover con unas varillas o alternar varillas con espátula. Si queréis podéis añadir la piel de limón, el palo de canela o la nuez moscada pero siempre con mesura o matará el sabor propio de la horchata.

En unos minutos la mezcla espesará por efecto de la harina de arroz. Cuando esto ocurre es hora de retirarlo del fuego y dejar que se enfríe en la cazuela a temperatura ambiente o repartiendo el pudding en recipientes individuales. 

Cuando ha enfriado a temperatura ambiente, lo llevamos al frigorífico y en un par de horas estará listo para tomar. Al servirlo si queréis podéis poner unos pistachos triturados sobre el pudding y así tomará un aspecto más oriental...y si no queréis tomarlo frío, con dejarlo a temperatura ambiente también estará muy rico.

Una advertencia : no toda la horchata que venden lleva la misma cantidad de azúcar. Es conveniente probar el resultado y rectificar de azúcar si fuera necesario. Si podéis hacer la horchata vosotros mismos comprando la chufa, habitualmente se añaden 9 gramos de azúcar por cada 100 gramos de horchata.  Hay que añadir aparte los 100 gramos de azúcar de la receta para endulzar la harina de arroz. Con la horchata envasada es más complicado calcular el azúcar. Suelen llevar unos 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos, así que más o menos vamos bien. Pero no siempre es así, así que probad el resultado y añadid más si es necesario. Recordad también que cuando el pudding enfríe parecerá menos dulce de lo que es en el momento de finalizarlo. 

miércoles, 21 de febrero de 2018

Proyecto de crowfunding de "Media Hora para Cocinar"


El pasado octubre el blog "Media Hora para Cocinar" cumplió 10 años de existencia. Más de 2000 recetas, noticias, libros y consejos nutricionales que desde 2007 se han publicado con regularidad. Para celebrarlo decidimos preparar un nuevo libro diferente a los anteriores, "Odio cocinar, ¿y qué?", una recopilación de anécdotas relacionadas con el blog o que hemos conocido a través de terceros. Hay artículos que no nos atrevimos a publicar porque nadie se creería su contenido, por muy veraz que fuera. También propuestas absurdas que nos hicieron e informaciones que descartamos por surrealistas. Así mismo desvelamos muchos de los trucos que emplean los programas de televisión, webs, revistas y otros medios para mostrar la gastronomía como un espectáculo y ocultar que no todo es tan fácil como se muestra. Eso sí, empleando muchísimo humor que es la mejor manera de tratar las cosas serias. Y hasta la cocina tiene un punto friki que conviene conocer.



Este proyecto lo vamos a financiar con vuestra ayuda gracias al crowfunding que organizamos con la inestimable colaboración de Verkami

Hasta la fecha todos los libros publicados por MHPC se financiaban por los medio típicos, esto es :

1) Sablazo a los familiares
2) Tirón de bolso a las viejecitas
3) Venta de órganos a millonarios rusos



Dado que nuestras familias nos repudian, que las viejecitas empiezan a ir a clases de jiu-jitsu y ya nos han roto varias veces la boca y que no nos quedan órganos prescindibles que vender (10 años son muchos para vivirlos sin un riñón), hemos decidido acudir al crowfunding que no es más que utilizar la aportación que haga la comunidad para levantar un proyecto que consideramos interesante para la misma. No se hace a cambio de nada. Podéis conseguir el libro mucho más barato que en tienda, o manteles personalizados, o delantales u otros premios, además de figurar en el libro, para siempre jamás, como mecenas del mismo. Animaos y permitid que "Odio cocinar, ¿y qué?" se haga una realidad.



Pulsa aquí y lee en detalle el proyecto en VERKAMI. No tiene desperdicio !!!!







martes, 20 de febrero de 2018

Babá al Ron (baba au rhum)


Estamos ante un dulce muy popular en Francia e Italia si bien su procedencia es polaca. De hecho al principio se denominó Babá a la Polaca. El término "babá" evoca el término que se emplea para nombrar a las abuelas en idiomas eslavos : baka en serbio, bakcia en polaco etc. Vendría a ser "el pastel de la abuela", algo que queda más serio que decir "Abuela al ron", de connotaciones dudosas.  "El Babá a la Polaca dio origen al Babá al Ron y al Savarin, otro dulce muy parecido. Se trata de un bizcocho ligero mojado en ron que se suele coronar con nata montada y alguna fruta en almíbar. Si se siguen los pasos tal y como se indican resulta muy fácil de hacer. En este caso hacemos pasteles individuales aunque lo más común es hacer una torta "familiar".

INGREDIENTES :

Para el bizcocho :

200 gramos de harina blanca de trigo (para hacer repostería)
80 gramos de mantequilla sin sal
Medio vaso (100 ml) de leche
2 huevos
50 gramos de azúcar
10 gramos de levadura fresca de panadería

Para el jarabe que baña los baba al ron :

200 gramos de azúcar
Medio litro de agua
100 ml (medio vaso) de ron
1 naranja
1 palo de vainilla

Para la terminación :

Nata para montar o a presión
Guindas o frambuesas, al gusto


En primer lugar calentamos la leche en el microondas, lo suficiente para que quede tibia. Añadimos la levadura y agitamos bien hasta que se disuelve. 

En un bol incorporamos la harina y el azúcar. Removemos bien para que se mezclen añadiendo a continuación los dos huevos batidos. Es el momento de incorporar la leche con la levadura. Batimos bien hasta que queda una pasta homogénea.

Cuando esto ocurra introducimos la mantequilla al punto de pomada (antes la hemos puesto así con unos segundos en el microondas). Batimos de nuevo hasta que la mantequilla queda bien integrada.

Llevamos la masa a un bol, lo cubrimos con un paño de algodón y lo dejamos en un sitio cálido y oscuro alrededor de una hora y media para que por efecto de la levadura suba.

Transcurrido el tiempo colocamos la masa en una manga pastelera y la distribuimos en varios moldes circulares individuales. Podéis emplear moldes para magdalenas u otros de 10 x 2 cm, al gusto.

Rellenamos los moldes y los dejamos reposar 30 minutos para que suban de nuevo. Es el momento de hornearlos a 190 grados durante unos 20 minutos.

Es el momento de hacer el jarabe. Nada más simple. En un cazuela incorporamos el agua, el azúcar, el medio vaso de ron, el palo de vainilla, la piel rallada de la naranja y su zumo. Llevamos a ebullición. Cuando esto ocurre, retiramos del fuego y filtramos por un colador dejando el líquido en un bol grande y ancho.

Si los pasteles ya están horneados, es hora de sumergirlos en el líquido. Los vamos introduciendo y dejando que se empapen a fondo (con un par de minutos será más que suficiente).

Retiramos del baño y coronamos con un poco de nata montada o a presión y una guinda, fresa o frambuesa en todo lo alto. Un pastel que no se os olvidará y que es apto para niños a pesar de la presencia del ron, cuyo contenido alcohólico desaparece al hervir el jarabe.

lunes, 19 de febrero de 2018

Todo lo que querías saber sobre las legumbres y nunca te atreviste a preguntar


Se denominan legumbres a las semillas de las plantas conocidas como leguminosas. Aunque existen multitud de leguminosas, sólo unas pocas se emplean en la alimentación humana, destacando los garbanzos, alubias, lentejas, cacahuetes, soja, habas, guisantes, almorta, alfalfa, altramuces y algarrobas. Si bien se suelen comer deshidratadas – salvo excepciones – no presentan diferencias nutricionales con las frescas salvo en la cantidad de agua que contienen. Las legumbres destacan por la cantidad de proteína de origen vegetal que aportan a nuestra dieta. El contenido en la mayoría de semillas oscila entre un mínimo del 20% hasta un máximo del 38% en la soja y el cacahuete. De hecho esta riqueza en sustancias nitrogenadas, lo que son a fin de cuentas las proteínas, han sido utilizadas históricamente por el ser humano para alimentar al ganado y también para fijar el nitrógeno en suelos pobres en los que alternaba los cultivos tradicionales con los de leguminosas.

El 60% del contenido de las semillas se encuentra en forma de carbohidratos, tanto de tipo complejo como el almidón o simple como la glucosa, fructosa, rafinosa etc. También son muy ricas en fibra por lo que son imprescindibles para prevenir el estreñimiento o ralentizar la digestión, algo necesario en los diabéticos para evitar los picos de glucemia.

Las legumbres poseen buenas cantidades de micronutrientes, destacando el cobre, hierro, calcio así como la vitamina B1, B3 y B9. No obstante prácticamente carecen de vitamina C excepto cuando están verdes.

En cuanto a las proteínas son de fácil asimilación pero suelen ser deficitarias del aminoácido metionina, por lo que se complementan muy bien con los cereales que sí la poseen. De igual manera los cereales son deficitarios de lisina que a su vez sí poseen las legumbres.

Existe la creencia que generan gases. Ello es debido a la rafinosa, un oligosacárido que puede fermentar en el intestino generando los molestos gases. Las legumbres más propensas a producir gases son las alubias, la soja y las habas. Las que menos los guisantes, lentejas y garbanzos. Sin embargo estos gases se producen o bien porque no se han preparado correctamente antes de la cocción o porque el sujeto no las come a menudo.  Cuando la flora intestinal se acostumbra a las legumbres, los gases desaparecen y su efecto es muy positivo ya que son alimentos de lenta absorción. 

Respecto a la preparación habéis de tener en cuenta  que  mientras algunos productos como el pescado y la carne ceden agua cuando se les cuece, otros como los cereales y las legumbres la ganan (se hidratan). Además para cocer las legumbres secas es preciso hidratarlas durante un mínimo de 8 horas. Con esta operación ganarán agua y será más fácil cocerlas. Nunca remojéis las legumbres con bicarbonato porque fulmina la vitamina B1. En principio las lentejas, debido a su pequeño tamaño, no se deben remojar si bien algunos tipos como las castellanas lo necesitan  (algo que en cambio no es necesario con las pardinas o las de tipo naranja).

Todas las legumbres secas se cuecen partiendo de agua fría. Cuando el agua empieza a hervir se debe mantener la cocción tumultuosa con la cazuela destapada durante unos 10 ó 15 minutos transcurridos los cuales se deberá moderar el fuego siguiendo la cocción convencional. Con la soja este periodo se incrementa hasta la hora. Una buena táctica para ablandar las legumbres es lo que popularmente se conoce como "asustar". Por asustar se entiende parar la cocción tumultuosa vertiendo agua fria. Esta técnica es adecuada para las lentejas y las judías secas pero no se debe practicar con los garbanzos ya que quedarían duros como piedras. El tiempo de cocción varía con cada tipo de legumbre y aún con las distintas variedades de una misma clase. Generalmente es de 90 minutos para las variedades pequeñas y hasta dos horas para las más grandes. Este tiempo se acorta sustancialmente empleando una olla a presión.

Es importante eliminar la espuma, ocasionadas por las impurezas del agua y por las mismas legumbres, de forma regular. Puesto que las legumbres se hidratan hemos de prever la cantidad de agua a añadir. En general para un resultado "seco" cada unidad de legumbres se hervirá en tres unidades de agua (es decir, un vaso de legumbres en tres vasos de agua) mientras que si se desea un resultado caldoso la proporción es de 1 a 5. Todo ello SIEMPRE teniendo en cuenta la previa hidratación de 8 horas.

Las legumbres constituyen un excelente aporte de proteínas de origen vegetal, de energía a través de los carbohidratos y de fibra, con lo que deberían ser consumidas  entre 2 y 3 veces por semana. Entre ellos las más populares son las lentejas y los garbanzos. Como todo alimento que contiene proteína debe vigilarse su ingesta ya que pueden producir alergia (principalmente la lenteja, guisante, cacahuete, soja y altramuz) mientras que la que menos problemas provoca es la alubia. Si el individuo es alérgico se pueden tener también problemas con aditivos que se obtienen de las legumbres (espesantes y estabilizantes) como son la goma arábiga, el traganto,  el guar y el garrofín y que pueden estar presentes en cualquier producto alimenticio.

Donoughts easy recipe


A very simple recipe for making donuts with a result very similar to sweets that are marketed under the same name.

INGREDIENTS (between 12 and 20 donuts, depending on size)

2 tablespoons white vinegar
2 tablespoons of milk
2 tablespoons of lard
Half a glass of white sugar
1 egg
Half a teaspoon of vanilla extract
2 glasses of flour for baking
Half a teaspoon of baking soda
A pinch of salt
Sugar glass
Sunflower or corn oil


First of all let's 'cut' the milk. We add the vinegar to it and wait for it to thicken. We reserve

In a large bowl beat the butter - previously melted in the microwave - with the sugar until there is a soft cream. Add the egg and vanilla mixing thoroughly.

We sift the flour, baking soda and salt and add them. We knead well and stretch the dough on a clean and dry surface to form a sheet 1 cm thick.

We make ourselves with two circular molds, one large and one smaller. The big one will make the external form and the small one the central hole (for example a bowl of soup and a small glass of liquor). We cut the shapes and remove the central hole.

Once we have shaped the donuts we let them rest for 15 minutes.

Pour a lot of oil (at least two fingers deep) in a pan and when it is hot add the donuts, leaving them to fry with a good bubbling until they are golden brown. If necessary, we turn them over (I say necessary in case the bubbling of the oil does not cover the donut well). You will also notice that as a result of bicarbonate the donut will be inflated.

When they are golden, remove from the oil, place on absorbent paper and sprinkle with hot sugar. They can be served hot or left to cool. The result in both cases is spectacular.

viernes, 16 de febrero de 2018

Sugerencia de menús para este fin de semana (17-18 Febrero 2018)

SÁBADO


Desayuno






------------------

Almuerzo


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

------------------

Cena


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

------------------

DOMINGO


Desayuno


Zumo de naranja

Cereales con leche

------------------

Almuerzo


Entrante



Plato principal



Postre




------------------

Cena


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

jueves, 15 de febrero de 2018

"5 routes to explore Istanbul in 5 days" for free


You can get right now and during 5 days the book "5 days to explore Istanbul in 5 days" for free in kindle amazon format.

The most complete guide of the city of the 2 continents.

martes, 13 de febrero de 2018

Otro bulo dietético : la sopa quemagrasas


Los bulos referidos a la alimentación, y sobretodo a las dietas adelgazantes, son difíciles de erradicar por mucho que los científicos y la lógica las desmientan a diario. Hay algo atrayente en las mismas que por alguna razón seduce a los individuos que siempre están dispuestos a adherirse a cualquier idea extravagante antes que aceptar lo que le propondría cualquier nutricionista juicioso : comer menos.  Lo peor no es la corte de crédulos que secundan dietas imposibles, si no cuando un medio de comunicación la expone como si se tratara de una verdad irrefutable. Hoy mismo, sin ir más lejos, "El Confidencial" se ha hecho eco de la sopa quemagrasas.  En un párrafo afirman : 

"La receta de la sopa consiste en una serie de verduras frescas, baratas y localizables en cualquier supermercado que, como en una sopa convencional, son hervidas al vapor. Su secreto radica en que es una sopa hipocalórica con muy bajas cantidades de sustancias grasas e hidratos de carbono. Su nombre proviene del hecho de que cuanta más cantidad de sopa bebas, más peso estarás perdiendo, ya que se compone de “frigorías” que, al ser metabolizadas, el cuerpo quema más calorías que las que la sopa aporta. También se encarga de limpiar el cuerpo de impurezas y los que ya la han probado aseguran sentirse mucho más ligeros."

Quien sepa algo de nutrición humana probablemente se habrá puesto más colorado que un tomate. En primer lugar hablan de frigorías como si se tratara de calorías negativas, es decir, alimentos que al ser metabolizados "queman" más calorías de las que aportan. Tal cosa no existe. En primer lugar el término "frigoría" es una unidad de calor que se utiliza para medir la cantidad de energía que se debe aportar para reducir la temperatura de un local. Se emplea SIEMPRE en el cálculo de aires acondicionados, jamás en nutrición. Por otro lado no existen alimentos que aporten calorías negativas o cuya metabolización requiera más energía de la que aportan. El único elemento que consumimos y que no aporta calorías es el agua. A partir de ahí, todo aporta calorías aunque sea un escuálido nabo. De hecho ni siquiera beber agua fría obliga a nuestro organismo a gastar energía en su ingesta (este es otro bulo muy popular, esto es, que beber agua fría o muy fría adelgaza).

En otro párrafo del artículo se indica :

"Dicho caldo fue patentado por un conjunto de especialistas del Sacred Heart Memorial Hospital, en Estados Unidos, para hacer adelgazar a pacientes que debían ser operados del corazón urgentemente y que, para ello, necesitaban perder peso de forma inminente."

En primer lugar el Sacred Heart Memorial Hospital no se encuentra en los Estados Unidos, si no en Canadá. Y están bastante hartos de que alguien se haya inventado que la dieta de la sopa quemagrasas sea cosa suya. Tan hartos estaban que en 2004 emitieron un comunicado diciendo que "ningún nutricionista del Hospital tomó parte en el desarrollo de esta dieta". A pesar de este comunicado, y muy a su pesar , la dieta ha pasado a la cultura popular como la "Dieta del Sagrado Corazón".

Según sus partidarios se realiza únicamente durante 7 días y básicamente consiste en tomar una sopa de verduras. Transcurrido el plazo el individuo habrá perdido alrededor de 8 kg. Tal vez es cierto, pero no se trata de una dieta quemagrasas. El peso se reduce porque se consume mucha menos cantidad de calorías. Si bien tomar sopa de verduras no es malo, la dieta en si es pobre en determinados grupos de alimentos y eso a la larga es perjudicial. Una dieta se debe planificar con el médico y un nutricionista. Cualquier acción que se emprenda por cuenta propia puede tener graves consecuencias sobre nuestra salud. Crear además un bulo basado en una dieta nutricionalmente deficiente y que además parece respaldada de forma falsa por un hospital de renombre debería ser punible por Ley.

viernes, 9 de febrero de 2018

Dulces de Carnaval

Los carnavales siempre han sido pródigos en recetas, sobretodo de dulces. He aquí algunas muestras...



Pedos de monja :

Buñuelos muy populares en muchos países.





Orejas de Carnaval :

Típicas de León y muy sabrosas





Filloa de Carnaval :

Parecidas a las crepes pero no son crepes...

Sugerencia de menús para este fin de semana (10-11 Febrero 2018)



SÁBADO


Desayuno



Bacon con  huevos fritos

Zumo de naranja

Almuerzo


Entrante



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

---------------------

Cena


Entrante



Plato principal


Flamenquines


Postre

Fruta del tiempo

-------------------

DOMINGO


Desayuno



Zumo de naranja o café con leche

-------------------

Almuerzo


Plato único



Postre



--------------------

Cena


Entrante

alcachofas gratinadas



Plato principal



Postre

Fruta del tiempo

Lo más visto de los últimos 30 días

Entrada destacada

Tres recetas con Jamón Ibérico

Ni el gazpacho, ni la paella, ni ninguna otra receta o producto español impresiona más en el extranjero que el jamón ibérico. Cualquier coci...