Busca tu receta

jueves, 13 de diciembre de 2012

Menú de Navidad a la americana (o para familias muy numerosas)

Si en Navidad os juntáis ciento y la madre una de las mejores opciones - en los próximos días os daré otras - es hornear un pavo. Los podéis encontrar entre los 3 y los 12 Kg, carne suficiente para alimentar un regimiento. Ya puestos a hacer pavo y puesto que se trata del ave de corral más popular entre los americanos, podéis hacer un menú a la americana donde realmente no existen entrantes y platos principales. En los Estados Unidos se sirve el pavo acompañado de 'side dishes' (literalmente platos de lado, esto es, acompañamientos). Existe una cierta locura en aquel país por hacer la mejor receta de pavo y sus acompañamientos. Estas recetas que os presento son un compendio de todas las que conozco y que he realizado con éxito. Ni se os ocurra bucear en webs americanas sobre esta materia : algunas recetas que encontraréis son auténticas burradas, un "rizar el rizo" totalmente injustificado y hasta casi ridículo.

                                               
Menú de Navidad  a la americana o para muchos invitados

Plato principal 


Pavo horneado a la americana

Acompañamientos



Patatas gratinadas, judías verdes y otras verduras cocidas


Postres
  

Ponche de huevo (egg nog)


Dulces tradicionales de Navidad


Bebidas

Zumo de manzana, vino, cava etc


PAVO HORNEADO A LA AMERICANA 

INGREDIENTES :

1 pavo del peso necesario según comensales (calculad unos 250 gramos por cada uno, contando hueso). El pavo de peso mínimo suele ser de unos 3 Kg, siendo lo normal 4 Kg. Así que si por vuestros cálculos con el pavo de menor peso os sobrará carne, estad preparados para comer pavo hasta Semana Santa o bien hacer croquetas con las sobras del mismo.

Apio
Zanahorias
Cebollas moradas tipo "Figueres"
Sal
Pimienta
Manojo de hierbas aromáticas
Caldo de pollo
Vino tinto
Manteca de cerdo

En primer lugar lavamos bien el pavo tanto por dentro como por fuera. Lavamos y cortamos las verduras en juliana. No he dado las cantidades porque deben ser suficientes para rellenar el ave y además poder hacer una "cama" en la bandeja donde lo horneemos. Una vez lo hemos rellenado - no olvidéis salpimentar el interior - introduciendo también el manojo de hierbas, cerramos la abertura con la ayuda de mondadientes de madera.
Ahora vamos a poner a punto de pomada la manteca de cerdo. Para ello introducimos unos 150 gramos en el microondas y a máxima potencia la mantenemos unos segundos. El resultado debe ser sólido pero maleable, suficiente para extenderla sin problemas sobre la piel del pavo.
Con la ayuda de una brocha pintamos todo la piel del ave con la manteca semifundida y a continuación lo frotamos con abundante sal y pimienta negra en polvo. Si queréis - aunque en la receta americana no aparece - podéis también frotarlo con ajo picado.
Es probable que si el pavo es de gran tamaño necesitéis ayuda para pintarlo bien y frotarle la sal y la pimienta, pero una vez colocado en la bandeja sobre la cama de verduras ya no se necesitará más movimiento que llevarlo al interior del horno. 
Esto que viene a continuación es MUY IMPORTANTE : el pavo se hornea con las pechugas hacia arriba, nunca hacia abajo. Y mientras se hornea, por lógica, debido a su tamaño no se le da la vuelta. Esto tiene un problema importante y es que la pechuga, que concentra gran parte de la carne del animal, se puede volver seca e incomestible. Hay dos manera de arreglarlo. La primera es "a la francesa". La técnica se denomina "a la poule" y consiste en fajar las pechugas con bacon de manera que la grasa de éste evite la sequedad de la pechuga. Los americanos lo arreglan de otra manera. Con cuidado separan la piel de la carne en la zona de las pechugas  y la llenan de mantequilla (en nuestro caso de manteca de cerdo). Luego hacen lo mismo sobre la piel y cubren la zona de las pechugas - y sólo estas - con una lámina de papel de aluminio. Ambos sistemas funcionan y uno u otro tenéis que hacer si no queréis que vuestro pavo se vuelva incomible.
Ahora vamos a hornearlo. Ya os he dicho otras veces que si os gustan las preparaciones al horno lo mejor siempre es hacerse con un termómetro, pero si no disponéis de él pensad que por cada kilo de pavo se precisan 45 minutos de horno a 190 grados, aproximadamente. Por tanto para un pavo de 4 Kg, serán precisas 3 horas. El pavo debe ir al centro del horno con calor arriba y abajo. Si ya disponéis de termómetro éste debe indicar 80 grados para considerarlo muy hecho (que es la única posibilidad para el pavo, no hay otra opción).
Vamos a ir por partes. Una vez hemos fajado el pavo con bacon o manteca lo colocamos con las pechugas hacia arriba sobre la cama de verduras. Llenamos la bandeja con caldo de pollo - o agua - y un vaso de vino. Este líquido evitará que se seque durante la cocción y es posible que debamos reponerlo de vez en cuando. A su vez es conveniente que usando un cucharón vertamos el líquido sobre el ave de vez en cuando, con el mismo propósito de evitar la sequedad.

Precalentamos el horno a 190 grados e introducimos el pavo.

Unos veinte minutos antes de finalizar el tiempo de cocción elevamos la temperatura hasta los 250 grados y conectamos también el gratinador con objeto de que tome un intenso color dorado. Si habéis puesto láminas de papel aluminio quitadlas para que la piel se dore por igual.

Una vez lo sacamos del horno lo dejamos reposar veinte minutos. Esto es importante para  que la carne se asiente y se termine de hacer.

Se trocea y se sirve en la mesa, si se quiere con las verduras de la cama y las del interior aunque no es necesario ya que se utilizan básicamente para dar sabor, no para comerlas.

PATATAS GRATINADAS A LA AMERICANA 

 Estas patatas son muy habituales en las comidas navideñas norteamericanas.

INGREDIENTES (6 raciones) :

4 ó 5 patatas grandes de las empleadas para cocer
1 cebolla grande morada tipo "Figueres"
Medio litro de leche
250 gramos de queso cheddar rallado
3 cucharadas de mantequilla
Una cucharada de harina blanca
Pan rallado
Sal
Pimienta

En primer lugar vamos a preparar la salsa. Fundimos la mantequilla en una sartén y con ella freímos  la cebolla que previamente hemos picado. Cuando transparente, agregamos la cucharada de harina. Añadimos poco a poco, sin dejar de remover, el medio litro de leche y 200 gramos de queso cheddar y mantenemos a fuego bajo hasta que espese. Es el momento de salpimentar y retirar del fuego. Es básicamente hacer una especie de salsa bechamel.
Cortamos las patatas en rodajas de un dedo de grosor, como si fuéramos a hacer con ellas una tortilla de patatas. Las llevamos a una fuente honda y las salpimentamos. Vertemos sobre las patatas la salsa previamente obtenidas y en la superficie espolvoreamos el resto del queso cheddar rallado y un poco de pan rallado.
Precalentamos el horno a 190 grados e introducimos las patatas durante una hora. Transcurrido ese tiempo conectamos el gratinador durante veinte minutos hasta que la parte superior se torna marrón.

JUDÍAS VERDES CON VINAGRETA :

Esta receta no tiene más misterio que cocer judías verdes del tipo redondo condimentándolas con una vinagreta a partes iguales de aceite y vinagre de manzana.

PONCHE DE HUEVO (EGG NOG) :

Una de las tradiciones navideñas en los  Estados Unidos consiste en consumir ponche de huevo que allí toma el nombre de Eggnog. En invierno las estanterías de los supermercados se llenan de bricks de esta popular bebida que se consume tanto en su versión alcohólica como en la apta para todos los públicos. Esta receta que os presento es la apta para niños.. Además es muy fácil de hacer.


INGREDIENTES :

6 huevos
3/4 de litro de leche semidesnatada
150 gramos de azúcar
1 rama de canela
Media cucharadita de nuez moscada en polvo

En primer lugar vamos a hervir la leche con la rama de canela. Cuando la leche esté a punto de subir la retiramos del fuego y quitamos la canela. Dejamos enfriar. En un bol batiremos los huevos y añadiremos el azúcar y la leche ya enfriada. Continuamos batiendo con un minipimer hasta que la mezcla espesa ligeramente. Entonces añadimos un poco de nuez moscada e introducimos en la nevera hasta que está bien fría. Se sirve en vasos espolvoreando un poco del resto de la nuez moscada en cada uno de ellos.
Recordad que todas estas recetas se sirven a la vez, sin que se haga distingo entre primeros y segundos platos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario