Gana un lote de Navidad

Busca tu receta

martes, 6 de mayo de 2014

Alimentos que previenen el cáncer (gracias a sus antioxidantes naturales)

Según varios estudios realizados se calcula que alrededor del 30% de los cánceres humanos son debidos a los malos hábitos alimenticios mientras que un 60% del total de los mismos se podría reducir o minimizar consumiendo determinados alimentos que contienen substancias anti-cancerígenas, principalmente antioxidantes. Los antioxidantes son substancias que retardan o previenen la oxidación de otras moléculas. Las reacciones de oxidación, inherentes al funcionamiento de todo organismo, producen radicales libres que dañan a la larga las estructuras de las células. Los efectos de estos daños pueden ser múltiples, pero algunos de ellos pueden desembocar en cáncer.

Veamos qué alimentos contienen más antioxidantes y por qué debemos consumirlos *:

tómese este listado como meramente informativo. Esto no es una terapia ni una curación, sino información sobre los más recientes descubrimientos acerca de los anticancerígenos naturales.


1. Verduras de hoja verde oscura : espinacas, col rizada, acelgas... 

Estas verduras contienen luteína, un antioxidante  beneficioso en la lucha contra el cáncer y la col rizada además posee indol-3-carbinol, un inhibidor del crecimiento de las células cancerosas.

2. Hortalizas y frutas de color rojo o anaranjado (tomates, uva morada, albaricoques etc) 

Contienen licopeno, un pigmento que otorga el color característico al tomate además de ser un potente antioxidante, protegiendo a nuestras células del estrés oxidativo. Es efectivo para reducir el riesgo de padecer cáncer de pulmón, de próstata y del aparato digestivo. Comer tomates en ensalada, en gazpacho o como salsa para la pasta es la mejor y más sencilla forma de consumir gran cantidad de licopeno.

3. De la familia de la coliflor :

La coliflor, el bróccoli, las coles de bruselas.... contienen potentes antioxidante y el bróccoli posee diindolylmethane, que es beneficioso en la lucha no sólo contra el cáncer, sino contra infecciones provocadas por virus o bacterias ya que refuerzan la respuesta inmunitaria.

4. El vino tinto :

Sin que esto sirva para adquirir costumbres "alcohólicas", el vino contiene resveratrol, un producto que genera la uva para defenderse de los ataques de los hongos. En el año 2006 se empezó a trabajar con este antioxidante - si bien no es estrictamente tal - y se observó que alargaba la vida de diversos tipos de invertebrados. Aunque en un principio se le consideró un "alarga vida" actualmente se sabe que no tiene prácticamente efectos en vertebrados superiores sanos. Es resveratrol se encuentra también en las nueces y los cacahuetes, así que hay versiones del mismo para todos los públicos. Se considera que una dosis de resveratrol correcta es una copa de vino por día para las mujeres y dos para los hombres, que también se puede suplir por mosto de uvas negras.

5. El té verde :

El té verde contiene polifenoles, unos compuestos que fermentan en  nuestro aparato digestivo y que tienen una influencia beneficiosa para el sistema circulatorio y el cáncer.

6. Los frutos secos :

Si os habéis dado cuenta en los anteriores apartados aparecen a menudo las nueces. Pues bien, es uno de los frutos secos más sanos y beneficiosos para nuestro organismo. Dicen los nutricionistas que comer un puñado de nueces tras una comida copiosa prácticamente borra de nuestro organismo las malas consecuencias que la primera hubiera dejado en él. También es sano comer almendras, avellanas o pistachos porque contienen vitamina E, un potente antioxidante (también presente en el aceite virgen extra y el aceite de girasol, entre otros) con efectos directos sobre las células cancerígenas.

7. El ajo :

Se puede decir que el ajo es un remedio "de amplio espectro". Se ha demostrado que tiene efectos positivos en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, así como para combatir determinadas infecciones y la reducción de la presión arterial. Cuando se aplastan o machacan  dientes de ajo se forma alicina, una especie de antibiótico natural que lamentablemente se pierde cuando se cocina.

8. Cítricos :

Por su alto contenido en vitamina C - un potente antioxidante - en nuestra dieta debemos incluir mandarinas, naranjas y limones. Pero no sólo los cítricos contienen grandes cantidades de vitamina C. Les ganan por muchos cuerpos de ventaja las fresas, el perejil o el pimiento verde. Incluso las patatas, cocidas enteras, son una fuente de vitamina C excelente.

9. ¿Debo comprar antioxidantes en los herbolarios o farmacias o lanzarme a comprar productos como zumos con antioxidantes incorporados?

Ni hablar. En primer lugar hay pocos estudios que indiquen los efectos de tomar antioxidantes en grandes cantidades. Que yo sepa hay uno bastante serio que indicaba que tomar resveratrol en grandes cantidades tenía efectos perjudiciales para el riñón. Hay que comer sano y con eso ya basta para tomar los antioxidantes necesarios. Los productos a los que se han añadido antioxidantes suelen ser inocuos excepto en el precio, siendo inútiles como substitutivos de los antioxidantes naturales (recordemos que para ingerir el omega-3 que contiene una simple sardina deberíamos bebernos 6 litros de leche enriquecida con este elemento...que además extraen de una simple sardina).

2 comentarios:

  1. Gracias por los consejos, tomo nota hay que comer con cabeza!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente consejo. Qué saben del sp Colostro?

    ResponderEliminar