Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

miércoles, 30 de enero de 2008

Sardinas al horno

Con esta forma de cocinar las sardinas se consigue evitar que el horneado seque demasiado el pescado. Es una receta barata y que proporciona omega-3. Comí este plato no recuerdo dónde y extraje la receta por deducción. Posiblemente tenga un nombre más original que el de "sardinas al horno" pero la receta, deducida o no, es bastante sabrosa.



INGREDIENTES :

Sardinas según número de comensales
3 patatas grandes
1 cebolla grande
Perejil
Ajo
Sal
Pimienta negra
Pan tostado
Harina de galleta
Aceite virgen extra

Cortamos las patatas en rodajas con un grosor de medio centímetro, más o menos. En una sartén con aceite virgen o virgen extra freimos unas láminas de ajo y cuando estén doradas retiramos e incorporamos las patatas sin amontonarlas. Las espolvoreamos con pimienta negra, sal y perejil picado. Las retiramos cuando empiezan a tostarse y por tanto están todavía crudas. No nos debemos preocupar en escurrirlas, de hecho es mejor que estén mojadas de aceite.

Quitamos la cabeza de las sardinas, las evisceramos y limpiamos. Con 3 dientes de ajo, perejil picado en abundancia y una rebanada de pan tostado hacemos una picada. También picamos muy finamente una cebolla.

Cogemos una cazuela de barro plana y colocamos una capa de patatas. Encima de ellas montamos una capa de sardinas. Echamos sal, espolvoreamos la picada y la cebolla. Ahora montamos una segunda capa de patatas y otra de sardinas de la misma manera y así sucesivamente, aunque en principio sólo se podrán formar dos capas de patatas y dos de sardinas. Luego echaremos el aceite de la fritura de las patatas en la cazuela. Rematamos espolvoreando picada, cebolla y un poco de harina de galleta. Metemos en el horno a 180 grados durante media hora o hasta que las sardinas y las patatas se vean hechas.

También se puede añadir salsa de tomate frito encima de las patatas si las queremos aún más sabrosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario