Gana un lote de Navidad

Busca tu receta

domingo, 20 de diciembre de 2015

Pollo teriyaki

El "teriyaki" es una técnica de cocción japonesa y no una salsa como muchos creen. Es cierto que se trata de crear una salsa en la cual se sumerge o se unta la comida para ser horneada o bien pasada por la parrilla pero la gracia es la cocción conjunta de los ingredientes. Por tanto tampoco es correcto untar la comida una vez cocinada.
El resultado de una cocción teriyaki es el producto base - pollo, cerdo etc - como si hubiera sido laqueado (brillante) y con un sabor agridulce.
Realizar teriyaki no es tarea facil porque intervienen cuatro elementos algunos de los cuales no son comunes en la cocina occidental : azúcar, sake (licor tradicional japonés), mirin (un vino de arroz de muy baja graduación) y salsa de soja. Estos cuatro ingredientes se mezclan y calientan hasta que espesan y con el resultado o bien se "pinta" el producto o bien el producto base se sumerge en la salsa hasta que está cocinado.
También es posible comprar teriyaki en envases liofilizados o ya hidratados, pero generalmente no se trata de teriyaki auténtico, sino sucedáneos donde intervienen elementos como el sésamo que no se encuentra en la receta original.
Si para vosotros no es problema encontrar mirin o sake podéis realizar la receta de teriyaki original, pero si queréis hacer algo rápido y sencillo os presento la receta que emplea elementos fáciles de encontrar en cualquier supermercado.

INGREDIENTES (4 personas)

1 Kg de pollo cortado como si fuera hacerse al ajillo y sin piel
Medio vaso de azúcar moreno (250 ml)
Medio vaso de salsa de soja (250 ml)
Un cuarto de vaso de vinagre de vino (60 ml)
Una cucharada de maizena (para espesar)
Un cuarto de vaso de agua
Medio diente de ajo bien picado
Una pizca de sal
Una pizca de pimienta negra

Agregar todos los ingredientes (excepto el pollo) en un cazo hondo y calentar a fuego medio hasta que la salsa espese y empiece a burbujear. Es imprescindible que el azúcar se disuelva bien, así que si no lo conseguís añadid un poco más de agua.

Calentad el horno a 220 grados. En una bandeja honda que pueda ir al horno colocad las piezas de pollo y untadlas - con pincel o similar - con la salsa obtenida.



Introducid la bandeja en el horno durante 30 minutos, "repintando" de vez en cuando el pollo con la salsa. Transcurrido el tiempo, sacad la bandeja y dad la vuelta a todas las piezas de pollo, horneando durante otros 30 mintos o hasta que el resultado es visiblemente de un buen horneado. Y no olvidéis repintar a menudo porque el pollo parecerá que se ha laqueado de una forma que pide a gritos comerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario