Gana un lote de Navidad

Busca tu receta

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Falafel versión europeizada

De nuevo estamos ante una receta extremadamente popular en todo Oriente Medio y que además ha conseguido popularizarse en Europa y Estados Unidos hasta el punto de poderse encontrar en muchos establecimientos de comida pseudo-fast-food-étnica o hasta congelados en los hipermercados. Aunque el origen es incierto parece ser que muy primitivamente procedía de la zona del actual Pakistán pero fue en el Líbano desde donde inició la expansión.
Un falafel no es más que una croqueta vegetal compuesta de garbanzos a excepción de Egipto donde se realiza sobretodo con habas. La sencillez en su preparación explica el por qué de su popularidad. La receta que vais a encontrar a continuación es una versión simplificada y "des-especiada" para facilitar su realización y adecuarla al paladar europeo.

Un dato a tener en cuenta es que se emplean garbanzos sin cocer por lo cual no debeis emplear el típico pote de garbanzos cocidos porque así no se hace, al menos con esta receta. No es un capricho, es que no saben igual.

INGREDIENTES :

1/4 Kg de garbanzos secos
1 cebolla morada tipo "Figueres"
2 dientes de ajo
perejil
sal
pimienta negra

Dejamos los garbanzos secos en remojo 24 horas. Escurrimos y pasamos por la batidora eléctrica hasta que quede una pasta muy fina. Añadimos la cebolla muy picada, los dos dientes de ajo, el perejil picado y una cucharadita de sal y otra de pimienta. Lo volvemos a pasar por la batidora muy brevemente porque esta vez debe quedar una masa "gruesa". Hacemos bolas del tamaño de una bola de ping-pong (4 cm de diámetro) o incluso menor. Ponemos la freidora con abundante aceite y cuando estamos seguros que está bien caliente echamos las bolas para que se doren bien.
Los falafel suelen ser acompañantes de ensaladas pero no hay problema en comerlos con un entrante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario