Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

domingo, 8 de diciembre de 2013

Arroz con calamares, pollo y alcachofas

Una receta muy dominguera que prescinde del marisco para hacerla más asequible.

INGREDIENTES (4/6 personas) :

2 calamares grandes (o sepia)
Medio kilo de pollo (blanquetas  e hígados)
Medio kilo de alcachofas
Un vaso de arroz bomba o marisma (200 ml)
150 gramos de guisantes congelados
1 cebolla grande morada tipo "Figueres"
1 pimiento verde grande
1 diente de ajo
Una lata pequeña de pimientos morrones
3 tomates rojos maduros
Caldo de pescado o pollo
Azafrán o pimentón dulce
Sal
Aceite virgen extra de oliva

En primer lugar cortamos los calamares en anillas.

En una paella grande vertemos un chorro generoso de aceite de oliva y sofreímos las anillas y los tentáculos de los calamares hasta que tomen color. A la vez pasamos las blanquetas de pollo y los hígados (vigilando que no tengan hiel) hasta que se doran ligeramente. Retiramos y reservamos.

En el mismo aceite pasamos las alcachofas una vez hemos eliminado las hojas externas más duras y las hemos cortado en cuartos, con cuidado de que no se rompan. Cuando han tomado color, las sacamos y reservamos.

De nuevo en la misma paella, añadiendo un poco más de aceite, incorporamos la cebolla y el diente de ajo muy picados. Cuando la cebolla transparenta, incorporamos el pimiento verde también muy picado y finalmente el tomate sin piel ni semillas muy troceado. Cuando el sofrito toma cuerpo podemos añadir media cucharadita de pimentón y dar unas vueltas vigilando que no se queme. Si vais a utilizar azafrán no se debe emplear pimentón.

Es el momento de verter el arroz y darle unas vueltas para que luego sea más fácil su cocción. Hay que darles unas vueltas para que se impregne del sofrito y también el momento de echar la sal, ya que si lo hacéis más tarde no la pillaría de forma adecuada. Vigilad también la cantidad, porque si luego se añade caldo ya comprado éste suele llevar bastante sal.

Cuando el arroz adquiere cierto color es el momento de añadir el caldo de pescado o pollo. Si utilizáis arroz bomba debéis verter dos vasos y medio. Otro tipos de arroces se harán con tres vasos. El caldo a incorporar debe estar muy caliente para que la ebullición comience de inmediato, por lo que recomiendo calentarlo en el microondas o en una cazuela aparte.

En efecto, al añadir el caldo toda la paella debe entrar en una ebullición muy burbujeante con el fuego al máximo. Es el momento de añadir unas hebras de azafrán. Mantenemos a fuego fuerte durante cinco minutos, evidentemente con la paella destapada, y luego bajamos el fuego a medio.

Añadimos entonces las blanquetas del pollo. Al cabo de unos cinco minutos incorporamos las anillas de calamar y cinco minutos antes de que finalice la cocción (con veinte- veinticinco minutos debería ser suficiente) las alcachofas y los guisantes.

Una vez finalizado el arroz, adornamos con pimientos morrones. Ahora el arroz debe reposar. Lo que suelo hacer y funciona bastante bien consiste en envolver la paella con papel de aluminio. Debe quedar completamente envuelta, actuando como un horno suave y dejando el arroz en su punto de dureza. Con veinte minutos de reposo debería ser más que suficiente. Buen provecho !



No hay comentarios:

Publicar un comentario