Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

domingo, 1 de diciembre de 2013

Caracoles a la borgoñesa (receta de Navidad)

Foto caracoles borgoñesa. Fuente : wikimedia
De todas las preparaciones a las que se pueden someter a los caracoles, probablemente ésta receta a la borgoñesa sea la más elegante y suntuosa y por tanto apropiada como entrante para los fastos navideños. Los franceses son muy meticulosos con sus recetas - así que me preparo para un alud de protestas - pero las simplificación que propongo no se aparta demasiado del original, acorta la preparación a una hora escasa - el propósito de este blog - y el sabor es indistinguible del original. Eso sí, es un poco pesado preparar cada concha, sobretodo si es pequeña, por eso es mejor contar con un ayudante para esta tarea. En Francia he comido esta preparación en conchas de cerámica artificiales que imitaban la original del caracol, pero no tengo ni idea si es posible encontrarlas o era una originalidad de aquel restaurante, aunque tiene su sentido.

INGREDIENTES (4 personas) 

Se calcula una docena de caracoles por comensal, así que en este caso necesitaremos 48 caracoles YA COCIDOS y a ser posible grandes o muy grandes.

150 gramos de mantequilla
Un ramo de perejil
2 chalotas (muy utilizadas en Francia, es un bulbo parecido a la cebolla con sabor mezcla entre ésta y el ajo)
3 dientes de ajo
Sal 
Pimienta negra molida

En primer ablandamos la mitad de la  mantequilla con el microondas hasta que se haga casi líquida. Entonces picamos muy finas las chalotas, los dientes de ajo y la ramita de perejil.

Añadimos entonces la picada y la mezclamos bien con la mantequilla.

Vaciamos los caracoles, reservando el caparazón y limpiando la carne para quitarle las partes negras. Llenamos con la mezcla de mantequilla y picada las conchas - todavía será semilíquida - e insertamos de nuevo la carne del caracol. Con un poco de mantequilla solidificada taponamos el caparazón y lo disponemos en una fuente que pueda ir al horno con la abertura hacia arriba, si es posible. Yo lo consigo con un poco de mantequilla colocada en el fondo de la fuente d emanera que "pega" los caparazones. Cuando la fuente está llena los mismos caracoles se sostienen los unos a los otros y no se voltean. Los espolvoreamos con sal y pimienta negra molida y los llevamos a gratinar al horno hasta que la mantequilla burbujea (en 5 minutos deberían estar listos).

RECORDAD QUE LOS CARACOLES YA ESTÁN HERVIDOS ! Si no fuera así, habría que purgarlos y cocerlos previamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario