Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

martes, 10 de diciembre de 2013

Lacón con grelos y oreja de cerdo

Lacon con grelos
foto : Antena 3
Si os soy sincero, en Navidad me gusta comer esas recetas tradicionales que por eso de las prisas no solemos hacer. Esta receta gallega, junto al cocido madrileño y la escudella catalana, son una de esas que sin ser expresamente festiva me suena a Navidad más que ninguna otra. El chup-chup de la cazuela me suena al jingle-bells...




INGREDIENTES (4 personas) :

1 Kg de lacón en salmuera
Media careta de cerdo
250 gramos de chorizo (gallego, a ser posible)
1 oreja de cerdo
250 gramos de alubias blancas secas
Grelos (un manojo, imposible substituirlos por ninguna otra verdura)
Media docena de patatas pequeñas

La noche anterior ponemos las alubias a rehidratarse en una olla grande con agua y un puñado de sal. En otro recipiente también ponemos en agua el lacón (si la oreja y la careta están en salmuera, también, aunque éstas las suelo comprar frescas y no hace falta).

Antes de cocinar lavamos las carnes.  En una cazuela incorporo las alubias rehidratadas y escurridas, así como las carnes, con agua fría justo para cubrir.  Los pongo a fuego lento, olla tapada, para que cueza suave durante una hora (hay que contar una hora desde que el agua empieza a hervir, no antes). Vigilad el agua. Lo mejor es emplear agua embotellada porque la de grifo es demasiado dura. Sobretodo que las alubias no se estresen y suelten esa mantequilla tan característica. Cuanto mejor sea la alubia, mejor será este cocido.

Mientras las alubias y las carnes se van haciendo, poner en remojo los grelos para que no amarguen demasiado.

Transcurrida la hora meto los grelos, las patatas cortadas por la mitad pero chascadas (para que suelten la fécula con más facilidad) y el chorizo. Tapo y dejo cocer media hora más o hasta que las alubias y las patatas están hechas pero firmes (no deshechas). Si falta agua añado pero siempre lo justo para cubrir.

El cocido se presenta en mesa "deconstruido". Primero se sirven las carnes y las verduras. Luego se toma el caldo bien caliente, aunque en algunas casas es costumbre hacerlo al revés. Es igual, os vais a poner morados igual...





No hay comentarios:

Publicar un comentario