Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

miércoles, 12 de febrero de 2014

Pets de nonne (dulces de Carnaval)


He escrito el título en francés para que quede más fino pero la traducción del mismo es tan escatológico como pedos de monja. Un dulce que se encuentra en muchísimas gastronomías y con el mismo nombre, convenientemente traducido, claro está. Suele ser típico de Carnaval, una época en la que vamos a entrar dentro de poco y que suele dar rienda suelta a todo tipo de mofas, sobretodo contra el clero. Su origen es francés, encontrándose en algunos manuales culinarios de dicho país a partir de la Edad Media. Actualmente se pueden degustar en Bélgica, Francia, Alemania, España e incluso en los países anglosajones. Son muy fáciles de hacer.

INGREDIENTES :

125 gramos de harina para repostería
4 huevos
80 gramos de mantequilla salada (atención, no es de la dulce)
2 sobres de azúcar vainillada (unos 20 gramos)
1 vaso de agua (200 ml)
Aceite de girasol, maíz u oliva (por este orden de preferencia)
Azúcar glass

En una cazuela o sartén antiadherente calentamos el agua y agregamos el azúcar y la mantequilla para que se disuelvan bien. Cuando empieza a hervir retiramos inmediatamente del fuego y añadimos poco a poco la harina tamizada trabajando con una espátula o las varillas para que se disuelva bien. 

Cuando tenemos una masa bien homogénea la volvemos a llevar al fuego para que se seque. Cuando está bien seca la volvemos a retirar y vamos añadiendo los huevos uno a uno. Añadimos uno, mezclamos bien y cuando ha quedado bien disuelto agregamos el siguiente.

Ya tenemos la masa que vamos a freír. Con una cuchara cogemos un poco de masa y le damos una forma redondeada. Calentamos un par de dedos de aceite en una cazuela o sartén y cuando está bien caliente, casi humeante, incorporamos las bolitas para que se frían hasta que tomen un color dorado (cuidado que no se quemen). Poned pocas bolitas y que floten en el aceite, y sobretodo que no se toquen entre ellas.

Se sacan, se colocan sobre papel absorbente y se espolvorean con azúcar glass. Se toman fríos, del tiempo o incluso calientes. Harán referencia a una ventosidad pero están buenísimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario