Gana un lote de Navidad

Busca en MHPC

Busca tu receta

jueves, 25 de octubre de 2007

Hipopótamo



No, no voy a dar una receta que incluya hipopótamo !

No sospecheis tampoco que quiero convertir este blog en una especie de anuncio publicitario "encubierto" por el hecho de introducir de vez en cuando reseñas de restaurantes o bares. Si los incluyo es porque me han parecido curiosos, porque me gustan o porque tienen algo que los hace diferente y sobretodo porque todos ellos, sin excepción, los he visitado al menos una vez. No me atrevería a opinar de no haber sido así. En cualquier caso no guardo relación alguno con ellos, evidentemente no "pagan" por aparecer en este blog y espero que al menos no se molesten con "Media Hora para Cocinar" por incluir la referencia sin haberles pedido permiso.

Durante algunos años trabajé en el departamento de exportación de una empresa y mis jefes tenían el sarcasmo de enviarme continuamente a Francia a pesar de mi pobre francés. Cuando vas dando vueltas con tu coche o TGV por Francia, con un pésimo dominio del lenguaje, o te lo pasas bien porque pasas de todo y vas a disfrutar o puede ser un calvario. Yo opté por lo primero.

Así un día descubrí, creo que fue en París, los restaurantes Hippopotamus. Se trata de una cadena de comida rápida especializada en cocina al grill. Como podeis comprender en un país como Francia el término de comida rápida suena fatal, acostumbrados como están a la buena comida. Y no es algo que diga por halagar sino que realmente se come muy bien. Sigo explicando y nadie me cree que el mejor arroz de marisco que he comido en mi vida fue en un Carrefour de Lyon. Un arroz tres estrellas y no exagero. Por eso el término de comida rápida hay que relativizarlo. Sí, se sirve rápido pero es la rapidez que proporciona el grill. Hay una carta, camareros que sirven en las mesas y todo lo que podrías encontrar en un restaurante normal. Los Hippopotamus son locales generalmente amplios, muy confortables y con unas mesas que permiten el aislamiento lo que los hace ideales para ir con niños. En Francia el término "ir a cenar" es un modo de decir que vamos a pasar la noche fuera, metidos en el restaurante. Las familias, que suelen ser numerosas, se meten en el restaurante dispuestas a pasar cuatro horas sea como sea. Esa es la razón de que el cocineros y los camareros no parezcan tener prisa ni en cocinar ni en servir. Intuyo que esa es la razón que justifica la amplitud de todos los Hippopotamus.

Se come muy bien. Tienen una buena variedad de ensaladas y algo de pescado pero sobretodo carne. Sirven unas raciones de carne espectaculares aunque eso sí, siempre muy poco hecha. En Francia el término "carne muy hecha" implica que te la ponen al plato con el corazón sangrante y nunca me he atrevido a pedir "poco hecha" por temor a que me sirvieran la res viva. Luego tienen cartas relativamente simples con fotografías muy grandes así que si hay problemas con el francés basta con señalar con el dedo la foto y los camareros ya te entienden.

Pero aparte de que el ambiente es agradable, los locales muy limpios y la comida excelente, lo que me hacía ir a esta cadena era la carta de postres, realmente espectacular, pero más concretamente un postre que me volvía loco : le isle flotant (la isla flotante). Es muy simple, es como un merengue que parece flotar sobre crema inglesa pero tan suave y ligero que ya te podías haber comido un bistec de 1 Kg que entraba como si nada. Algún día os daré la receta pero, por alguna razón, nunca he conseguido que vuelvan a saber como aquellas isles flotants.

Que yo sepa sólo hay Hippopotamus en Francia. Eso sí, hay muchos. El más cercano a España está en Perpignan pero nunca lo he visitado. Si vais a Francia no os los perdais, aunque sólo sea una vez. Enganchan.

1 comentario:

  1. Enero de 1989, París aún vestido de Navidad y con los fastos del aniversario de la Tour Eiffel... Visita apresurada a trote gorrinero por toda la ciudad y de casualidad, entramos en un Hippopotamus.
    Ciertamente esperábamos algo similar a un VIP's pero qué va.
    Atención y calidad con precios razonables para ser París. Sí, es una buena opción.

    ResponderEliminar