Busca tu receta

Translate

miércoles, 22 de enero de 2020

Ganarse la vida escribiendo un blog de cocina


Seamos sinceros. Quien más quien menos ha fantaseado con la posibilidad de poder vivir del hobby que le apasiona. En mi caso mi pasión es la cocina y escribir sobre ella, por eso dirijo este blog desde hace 12 años y pico. Horas y horas robadas al sueño y a mi familia que a veces te hacen preguntarte si no habría alguna manera de obtener algo más del trabajo realizado, aparte de la satisfacción personal, precisamente para revertir ese bienestar material sobre aquellos a los que no has podido atender con la dedicación que quisieras.

En esta década larga he probado todo tipo de sistemas y he llegado a varias conclusiones. La primera es que vivir de esto es imposible. Los ingresos obtenibles son demasiado bajos e inconstantes como para fiar de ellos los recibos de la luz, agua y gas. Las redes publicitarias necesitan unos mínimos para abonarte las ganancias mientras que los suministros básicos son implacables en su exactitud por colarte bajo la puerta los avisos de pago. Por no hablar del alquiler. 

La segunda conclusión es que los ingresos que se obtienen tienden a ir a la baja a medida que pasa el tiempo. Si al principio podias obtener unos buenos ingresos con unos 5.000 usuarios únicos mensuales, en la actualidad necesitarías 50.000 para obtener si acaso la mitad. Y no engaño a nadie ni me engaño a mi mismo si preveo que en un par de años las cifras de usuarios se doblarán hasta un punto en que me será imposible rascar de donde no hay. Los usuarios son los que son, la competencia es feroz y los anuncios que insertas en tu blog no los clicka casi nadie.

Claro que navegas por la red y encuentras a gente que declara poder obtener un sueldo digno o incluso alto con un blog, pero tengo mis serias dudas al respecto. Según mis propias deducciones, la mayoría de los gurús que anuncian ganancias increíbles lo único que pretenden es ganar dinero con los crédulos que acceden a su web creyendo que tal cosa es posible.

Después de los años solo doy por buenas dos opciones para ganar dinero con un blog de cocina. La primera es conocida por todo el mundo, se trata de Adsense

Adsense pertenece a Google, tratándose de un sistema que inserta anuncios en forma de banners o texto en diversas zonas de tu blog. Es bastante fácil de implementar y los pagos están asegurados siempre y cuando acumules 70 euros de saldo. Cuando los consigues te envían una transferencia a la cuenta bancaria que indiques o un cheque a tu dirección postal.  

Una de las desventajas de Adsense es que los usuarios han perdido sensibilidad a los banners publicitarios. Poca gente clicka en los mismos ya que en realidad los considera una molestia. Esto supone que por ejemplo para 1000 páginas vista en tu blog al día - lo que supondría un blog modesto pero no despreciable - puedes conseguir entre 6 y 20 clicks. A un CPC (cost per click) de 0.03 euros,  podrías ganar al día entre 0,18 y 0,6 euros. No es gran cosa a no ser que aumente el CPC o bien consigas miles de visitas. El CPC no lo puedes controlar porque depende de varios factores. Un día Adsense te paga 0,01 euros y en otras ocasiones 0,10 euros, dependiendo como digo de varios factores que tu, como bloguero, no puedes controlar del todo. Mi experiencia dice que tener muchas visitas puede ser perjudicial si no tienes un porcentaje de clicks aceptable. Lo que por la mañana se pagaba a 0.03 €, por la tarde puede pasar a 0,01 € si el ratio entre visitas y clicks no le parece aceptable al sistema.

Hace tres o cuatro años durante la campaña de Navidad, la mejor época para los blogs de cocina, se podía ganar hasta 200 euros en un mes, mientras que en la actualidad la cifra se ha rebajado a la mitad e incluso menos a igual número de usuarios. Los que no pretendemos vivir de esto, por pura lógica, lo hemos notado bastante, pero todavía ha sido más dramáticos para influencers o youtubers que de poder sacarse un sueldo digno - ellos sí vivían de esto - han visto como sus ingresos se reducían hasta cifras de (mala) supervivencia.

No obstante siempre recomiendo mantener Adsense en el blog por varias razones. La primera es que te aseguras que el buscador de Google indexa todas tus recetas porque les interesa saber qué tiene éxito en tu blog (y de paso controlar sus propias ganancias).

Otro sistema que empleo para ganar dinero con el blog es escribir artículos patrocinados sobre temas relacionados con la comida. Existen varias redes publicitarias - yo particularmente empleo Coobis -  que ponen en contacto a personas que escriben en blogs o que poseen redes o grupos sociales para que les escriban artículos con enlaces hacia las empresas contratantes. Si tienes un blog, un grupo de facebook, o muchos seguidores en facebook, twitter, instagram etc es posible que te contacten y te abonen una cierta cantidad por algo que en general haces de forma gratuita. Es difícil cuantificar de cuánto podemos hablar, pero en mi caso equivale a lo que gano en Adsense pero con mucho menos trabajo. E incluso a menudo son los mismos anunciantes los que redactan el artículo y solo me piden usar mi blog.

Si no puedes pagar a un gran equipo de redactores o gastar mucho dinero en publicidad, tanto Adsense como Coobis no te van a permitir vivir de tu afición pero al menos podrás sacar un dinero extra que cada vez que se abona en tu cuenta te da una alegría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo más visto de los últimos 30 días

Entrada destacada

Tres recetas con Jamón Ibérico

Ni el gazpacho, ni la paella, ni ninguna otra receta o producto español impresiona más en el extranjero que el jamón ibérico. Cualquier coci...